Tendencia mundial

El 70% de los adolescentes mendocinos que asiste a urgencias psiquiátricas llega con ideas suicidas

Hace días, una conocida marca de ansiolíticos fue noticia porque el producto escaseaba en las farmacias. Es la punta del ovillo para analizar un panorama que enciende alarmas en la provincia y el país. Mendocinos que se quitan la vida: los motivos detrás del fenómeno y lo que se hace desde el Estado

Es duro pero real. Desde la pandemia, más mendocinos están pensando en el suicidio. El fenómeno, que va de la mano con una tendencia mundial, afecta especialmente a los jóvenes, un sector que salió de la cuarentena del covid con una serie de problemas mentales que a veces se perciben demasiado tarde.

Patio de una escuela secundaria del Gran Mendoza, septiembre de 2021. Hace justo un año. Las clases vuelven después de la etapa más dura de las restricciones. En eso, una chica sube en silencio al segundo piso. Trepa la baranda ¿Nadie lo nota? Claro que sí: abajo, en el patio, sus compañeros ven como la niña se tira al vacío y se estrella contra el suelo.

A los pocos días se da un incidente similar en otra escuela de Ciudad, que -al igual que la primera- está entre las que goza de mejor reputación en la provincia. Y poco después, otra joven de la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo intenta autolesionarse de forma parecida.

►TE PUEDE INTERESAR: Tres intentos de suicidio en dos meses encendieron las alarmas en la UNCuyo

Ya en junio de 2022, un chico de 18 años fue aprehendido por grupos especiales de la Policía en la sede local de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN): era fecha de exámenes y horas antes el muchacho había compartido fotos de un arma en grupos de Whatsapp, advirtiendo que iba a ocurrir una masacre. Al final lo capturaron, pero evidentemente el pibe estaba mal.

La última tragedia tuvo lugar el domingo 28 de agosto, cuando un chico trans de Tunuyán se suicidó al quedar solo en su casa. El periodista Mario Ferreyra contó por Radio Nihuil que durante ese fin de semana cinco personas se quisieron matar en el Valle de Uco. De esas cinco, tres tenían menos de 20 años. Y uno era este adolescente que murió: había cumplido los 13.

-Si cinco personas intentaron quitarse la vida sólo en el Valle de Uco, a uno le da miedo calcular cuántas personas lo habrán pensado y no lo hicieron- confesó el colega.

La lista de casos puede ampliarse. Son las ondulaciones más notorias de una corriente que discurre por debajo de lo expresado, pero que -ya lo advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS)- delinea el doloroso paisaje de lo cotidiano durante la pospandemia.

148 atención salud mental.jpeg
En Mendoza, marcando 148 opción 0 se puede conseguir ayuda gratuita y anónima ante problemas de salud mental propios o de alguien del entorno.

En Mendoza, marcando 148 opción 0 se puede conseguir ayuda gratuita y anónima ante problemas de salud mental propios o de alguien del entorno.

►TE PUEDE INTERESAR: Prisión perpetua para la policía que mató a una colega en una subcomisaría de Guaymallén

Luces de alerta en salud mental

En las fiscalías de Zona Este afirman que las cifras relacionadas con la salud mental ya cruzaron todas las previsiones.

Ahí están los expedientes: la media de suicidios en San Martín durante la última década fue de 3 por año; pero entre enero y julio de 2022 hubo al menos 23 vecinos que -de acuerdo con las investigaciones judiciales- se quitaron la vida.

De 3 a 23. Eso equivale a un aumento que ronda el 700%. No hay balance oficial aún y alguno de los casos está envuelto en polémica. Pero algo pasa.

Sólo en junio, al menos seis personas terminaron con su vida en Zona Este Sólo en junio, al menos seis personas terminaron con su vida en Zona Este

"Tuvimos episodios de este tipo en casi todos los meses en 2022. Antes los veíamos, pero en general eran fallecimientos relacionados con enfermedades o depresión, especialmente en la época cercana a las fiestas, cuando la gente se siente sola. Ahora cambió. Sólo en junio hubo seis personas que terminaron con su vida", precisó una fuente del Ministerio Público que trabaja en San Martín, Junín y Rivadavia.

"En el caso de las mujeres -aclaró- la ley indica que hay que aplicar el protocolo de violencia de género". Sin embargo, los suicidios se acumulan. Y, se sabe, la repetición es un síntoma. Algo pasa.

►TE PUEDE INTERESAR: Era hija de un genocida de la dictadura pero cambió su nombre y hoy milita por los derechos humanos en Mendoza

El día en que la falta de Rivotril fue noticia en Mendoza

A mediados de agosto, el faltante de un ansiolítico -Rivotril- fue noticia nacional. Hace una década la novedad se habría interpretado como una broma de Diego Capusotto. Esta vez los medios la trataron como si escaseara la leche o el pan.

Mario Valestra, presidente del Colegio Farmacéutico de Mendoza (Cofam), avisó a UNO que el faltante era momentáneo y no implicaba una emergencia ni mucho menos.

"No hay por qué desesperar. Lo que pasó fue que la marca Rivotril cambió de laboratorio y la ANMAT tarda un tiempo en autorizar la nueva producción. Pero se puede conseguir su ingrediente activo, el clonazepam, en otros productos que no tienen ningún problema de distribución", aseveró Valestra.

Los psicotrópicos se han convertido en algo que muchos argentinos consideran parte de su día a día Los psicotrópicos se han convertido en algo que muchos argentinos consideran parte de su día a día

Como sea, el "incidente Rivotril" estuvo en primer plano y no fue casualidad. Por un lado, porque sirvió para una batería de operaciones políticas relacionadas con un presunto "desabastecimiento" de medicamentos. Y por otro porque demostró que, como nunca antes, los psicotrópicos se han convertido en algo que muchos argentinos consideran parte de su día a día.

vacunacion Covid en farmacias.jpg
Los ansiolíticos son un elemento cotidiano para millones de argentinos.

Los ansiolíticos son un elemento cotidiano para millones de argentinos.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué significan los tatuajes que tiene el joven que quiso matar a Cristina Kirchner

"Al ser humano posmoderno le cuesta enfrentarse al malestar"

En 2020, se vendieron en Argentina 10.598.329 pastillas de clonazepam, más de medio millón por encima del total de 2019, cuando la pandemia era una posibilidad lejana. Fue otra subida en un ascenso que lleva décadas.

Para el reconocido psiquiatra Juan José Vilapriño, la evolución en el consumo se vincula con que las benzodiazepinas -entre las cuales está el clonazepam- se han transformado en una línea de medicamentos que genera millones de adictos en el mundo.

"Producen efecto rápido, en una hora u otra y media. Y eso es uno de los factores que las vuelve adictivas: en poco tiempo el cerebro siente la recompensa", detalla.

Vilapriño trabaja hace mucho en territorio y opina que, más allá de la pandemia en sí, son sus consecuencias económicas y sociales las que están haciendo mella en los mendocinos.

"El problema de fondo es claro: la sociedad en la que vive el ser humano posmoderno no tolera el malestar, sea por el motivo que sea. Pandemia, inflación, guerra con Rusia. Frente a lo que nos duele buscamos alivio inmediato", critica.

El psiquiatra confirma que, desde que terminó la cuarentena, treparon tanto las consultas por problemas de salud mental como el consumo de sustancias.

"Estimo que hay entre dos y tres veces más consultas relacionadas con la salud mental en Mendoza respecto a lo que pasaba antes de la pandemia. Y más internaciones" (Juan José Vilapriño, psiquiatra) "Estimo que hay entre dos y tres veces más consultas relacionadas con la salud mental en Mendoza respecto a lo que pasaba antes de la pandemia. Y más internaciones" (Juan José Vilapriño, psiquiatra)

"En cuanto a las consultas en Mendoza, no tengo cifras definitivas, pero estimo que hay entre dos y tres veces más respecto a las que veíamos antes. Y más internaciones. A eso se añade lo que pasa en algunas zonas donde los problemas de salud mental parecen haberse agudizado. El caso del departamento de San Carlos y sus problemáticas de suicidio viene dando que hablar".

-No todo el mundo accede a las pastillas de forma "legal" ¿Cómo es el circuito negro en Mendoza?

-Hay un circuito negro que está muy silenciado y se vincula a varios elementos. Existen médicos clínicos que son mucho más 'ligeros' a la hora de prescribir. No siempre chequean si el paciente estaba tomando, por ejemplo, clonazepam anteriormente. Van y recetan. También vemos en algunos hospitales monovalentes (de una sola especialidad) que llegan pacientes diciendo que sufren de ansiedad, pero en realidad es mentira. Van acumulando comprimidos para después vender.

-¿Y en esos casos qué se hace?

-Los tenemos más o menos individualizados. Los identificamos e intentamos disminuir la dosis o hacer que vengan a lo largo de varios días, de forma que no manejen cantidades considerables.

►TE PUEDE INTERESAR: Auge y ocaso de Ganancias Deportivas, la estafa que reveló la ambición de los mendocinos

Ser alguien en Mendoza después de la pandemia

En el libro "Los suicidas del fin del mundo", la periodista Leila Guerriero indagó sobre una ola de suicidios juveniles -más de 10- que se produjo a fines de los noventa en Las Heras, una localidad petrolera aparentemente tranquila y aislada en el norte de la provincia de Santa Cruz.

En la mitad de esa obra, Leila se sorprendió ante una frase que le tiraban repetidamente los chicos a los que iba entrevistando en sucesivos viajes a ese paisaje bucólico y ventoso por donde campeaba el dolor: "Quiero ser alguien".

"Ser alguien -escribió la cronista más tarde- es algo que querían ser muchos ahí en Las Heras. Ser alguien, decían. Como si ellos, así, no fueran nadie, nada".

Las-Heras santa cruz entrada.jpg
La entrada a la localidad santacruceña de Las Heras.

La entrada a la localidad santacruceña de Las Heras.

La doctora Elizabeth Liberal es directora de Salud Mental y Adicciones de Mendoza y, después de escuchar un comentario sobre ese tramo del libro, ofrece su punto de vista.

"Hay que recordar que los adolescentes construyen su identidad -"quiénes son"- en relación con otras personas y, especialmente, en el vínculo con sus pares. Durante los dos años que duró la etapa dura de la pandemia, las escuelas y los clubes, donde los chicos suelen socializar, estuvieron cerrados. Eso tuvo un efecto", recuerda.

Simultáneamente, se repetían en los medios las cifras de muertos por covid. "Por eso esperábamos -y estamos viendo- un alza en las manifestaciones de depresión, ansiedad, tasa de suicidios y autoagresiones", sigue Liberal.

"Frente a ese panorama -explica la doctora- se abrieron áreas de salud mental en todos los hospitales generales mendocinos, y en la mayoría está la posibilidad de internación para adolescentes".

La pospandemia, entonces, se ensaña especialmente con los más jóvenes y los mayores. "Desde el Ministerio de Salud nos focalizamos mucho en los adolescentes, porque en la pandemia quedaron 'sueltos' -por expresarlo de alguna manera- y porque las tendencias que registramos ya son preocupantes", sintetiza Liberal.

►TE PUEDE INTERESAR: Colegios de la UNCUYO continúan con capacitaciones en salud mental

Suicidio: es tiempo de estar atentos

Los especialistas coinciden en que cuando se produce un suicidio es fundamental actuar rápido. Se calcula que cuando alguien se quita la vida hay al menos 10 personas a su alrededor que corren peligro.

Alina del Canto es médica psiquiatra y coordina el área de prevención del suicidio de la Dirección de Salud Mental de Mendoza. Dice que hoy en el mundo ya se habla de "sindemia": una combinación de pandemia y crisis de la salud mental.

-Desde la OMS advirtieron que en estos próximos 3 años veremos un pico de problemas- apunta.

suicidios de adolescentes2.jpg
El 10 de septiembre es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio y uno de los símbolos que se utiliza en las campañas es el crespón amarillo.

El 10 de septiembre es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio y uno de los símbolos que se utiliza en las campañas es el crespón amarillo.

La profesional considera que las consultas que llegan a la guardia del Centro Integral Provincial de Atención de Urgencias del Adolescente (CIPAU) ilustran esa nueva dinámica social. Allí se recibe a chicos de entre 14 y 18 años: los menores van al Notti y los adultos a los hospitales generales, al Pereyra o a El Sauce.

"Chequeando los registros del CIPAU, comprobamos que antes asistían pacientes con una gran variedad de circunstancias. Hoy eso persiste, aunque el 70% de los que llegan son personas con intentos de suicidio o ideaciones suicidas. Esos cuadros se han duplicado o más en este último tiempo", resume la doctora.

Centro-Integral-Provincial-de-Atención-de-Urgencias-del-Adolescente.jpg
En el Centro Integral Provincial de Atención de Urgencias del Adolescente (CIPAU), las consultas vinculadas con suicidios han aumentado notablemente.

En el Centro Integral Provincial de Atención de Urgencias del Adolescente (CIPAU), las consultas vinculadas con suicidios han aumentado notablemente.

►TE PUEDE INTERESAR: Polémica: descubrió que el psicólogo de su hija era de La Cámpora y canceló el turno

La necesidad de reaccionar rápido

Cada vez que se produce un suicidio en Mendoza, el protocolo determina que el Cuerpo Médico Forense debe avisarle al área de Salud Mental para que se haga una intervención sobre la comunidad afectada.

"Hacemos todo lo posible para conectarnos con las familias y el entorno en las primeras 48 horas. En el caso de las escuelas, trabajamos también con el grupo de compañeros. El problema a veces es que si el hecho se produce en localidades aisladas o muy rurales, la información puede no llegarnos a tiempo", describe la doctora Del Canto.

Este tipo de actividad se llama "posvención" y es la tarea que se da después de que ocurre uno de estos eventos. "Uno de los objetivos es evitar los suicidios concatenados por posibles identificaciones con la víctima".

En ese sentido, la psiquiatra Del Canto subraya que en las áreas aisladas el acceso a la salud -arrancando por algo tan elemental como la atención psicológica- es un desafío. "Y no sólo eso, sino que la garantía de un empleo, de un lugar para hacer deporte o de mantener vínculos se vuelve un asunto complejo", suma.

¿Se suicida más la gente del Gran Mendoza o la de otros departamentos? Si bien las fuentes consultadas recomiendan no apresurarse con las conclusiones, sí aparecen en la lista de municipios afectados, además de los que ya se nombraron -San Martín, Tunuyán, Ciudad, San Carlos- otro que concentra a mucha población: Guaymallén.

¿Y en cuanto a las clases sociales? Las cifras a nivel mundial dan pistas: el 77% de los suicidios se da en regiones de ingresos bajos y medios; más allá de la visibilidad que tiene el fenómeno, por ejemplo, en los ricos países escandinavos.

La doctora Del Canto vuelve a traer a los jóvenes a primer plano: "No hay que olvidar que en el planeta el suicidio es la segunda causa de muerte en los jóvenes de entre 15 y 29 años, después de los accidentes de tránsito".

►TE PUEDE INTERESAR: Los psiquiatras reclaman más recursos económicos para abordar el problema de las drogas

Mitos relacionados con el suicidio

Desde el área de Salud Mental de la provincia destacan una serie de "mitos" relacionados con la salud mental y el suicidio. Refutarlos -dicen- puede ser una buena forma de prevención. Aquí van algunos:

  • "El que se quiere suicidar no avisa". Falso. De acuerdo con la psiquiatra Alina Del Canto, el 80% de las personas que se quitan la vida dieron aviso previamente, postearon mensajes atípicos en las redes sociales o mostraron algún cambio de conducta. En todos los ámbitos es clave estar atentos, conversar sobre el tema y ofrecer ayuda.
  • "Hablar del suicidio es malo porque lo inducimos". Otro mito. "Si sentimos que alguien está pensando en quitarse la vida tenemos que preguntarle sin juzgar y sin castigar -propone la doctora Del Canto-. A veces, basta con empezar diciendo 'Quiero que sepas que podés contar conmigo y confiar en mí'".

En Mendoza, para pedir asistencia gratuita en relación a cualquier problemática relacionada con la salud mental se puede llamar de 8 a 20 horas al 148 opción 0. La atención abarca a pacientes y a las preguntas que pueda tener su entorno. Si existe riesgo inminente de que alguien se haga daño, lo recomendable es marcar el 911.

►TE PUEDE INTERESAR: Conocé quién es y cómo vive el habitante más antiguo de Penitentes

Temas relacionados: