Megajuicio federal

Un defensor oficial contradijo al testigo estrella sobre el armado de la causa contra Walter Bento

El letrado, que representó legalmente a Diego Barrera durante tres meses, dijo que es "ridícula" su nueva versión de una teoría conspirativa contra el destituido juez federal de Mendoza Walter Bento

La Fiscalía Federal que lleva adelante la acusación en el megajuicio contra el ex juez federal Walter Bento se encuentra centrada en un objetivo durante estos días: desmentir al testigo estrella. Se trata de Diego Barrera (53), aquel hombre que durante la investigación dio detalles sobre cómo funcionaba la presunta banda que cobraba coimas en Mendoza pero que luego en el juicio se contradijo y aseguró que lo obligaron a aportar esa versión. Y este jueves un testigo declaró a favor de los fiscales.

Rodrigo Sánchez Buscema es un defensor oficial de la Justicia Federal. Durante octubre, noviembre y diciembre de 2021 representó legalmente a Diego Barrera, quien estaba a punto de ser juzgado por el crimen de Diego Aliaga (51), su ex socio y presunta mano derecha de Walter Bento para gestionar los sobornos. En las instancias previas a que comiencen los testigos de ese juicio, Barrera tomó la palabra y dijo que su representante legal le dijo que ya estaba todo arreglado con el juez para que sea condenado a prisión perpetua. Lo mismo repitió hace dos semanas cuando declaró como testigo en el megajuicio contra Walter Bento.

Este jueves, el defensor oficial también brindó una declaración testimonial y lo desmintió: "La verdad es que el señor Barrera dice muchas cosas que no son ciertas. Pero no me sorprendió". Luego agregó que lo asistió legalmente durante tres meses "sin ningún tipo de problemas" y calificó de "ridícula" la teoría de Diego Barrera.

Diego Barrera-juicio Walter Bento.jpg
Diego Barrera cambió su declaración y dijo que la causa contra Walter Bento fue armada.

Diego Barrera cambió su declaración y dijo que la causa contra Walter Bento fue armada.

Pero Rodrigo Sánchez Buscema no se quedó ahí sino que también especuló con los motivos por los cuales su ex pupilo procesal dijo estas "falsedades". Y apuntó sus cañones contra un excolega suyo, Jorge Miranda, quien también era defensor oficial federal pero fue destituido al quedar vinculado al caso de las coimas en Mendoza. "Me doy cuenta que las fechas en que declaró Barrera contra mí fueron días antes de que el Jury removiera a Jorge Miranda y de la fecha en que se le vencía el plazo para recurrir esa decisión. Son ideas de Jorge Miranda puestas en la boca de Diego Barrera. Esa es la explicación que le encuentro", dijo el testigo.

► TE PUEDE INTERESAR: Su exabogado trató de "mentiroso" a Barrera, el testigo estrella del caso Bento

Sánchez Buscema es la primera persona que contradice en el juicio la nueva versión de Diego Barrera. Se espera que ocurra lo mismo cuando citen a declarar a otro letrado que también fue su abogado particular, Antonio Carrizo. De esta forma, la Fiscalía busca desarmar la teoría que planteó sobre una causa armada por la política y el fiscal Dante Vega en contra de Walter Bento.

Walter Bento.jpeg
Walter Bento en el juicio penal que tiene como acusados, además, a la esposa y a dos hijos.

Walter Bento en el juicio penal que tiene como acusados, además, a la esposa y a dos hijos.

Coimas en Mendoza y su vínculo con Walter Bento

A mediados de 2020 el supuesto empresario Diego Aliaga estuvo desaparecido y luego fue encontrado asesinado. Más allá de la conmoción por su crimen, comenzó a levantarse el rumor de que el hombre tenía contactos para sacar a presos de contrabando y narcotráfico en la Justicia Federal. A fines de ese año, un sospechoso de financiar una narcobanda -Walter Bardinella Donoso- fue detenido y en su teléfono celular se encontraron conversaciones que alimentaron esa hipótesis.

El fiscal federal Dante Vega estuvo siguiendo la pista hasta que decidió ordenar allanamientos, detenciones e imputaciones que se concretaron el 5 de mayo de 2021. Entre los sospechosos se encontraban el juez federal Walter Bento -actualmente destituido y detenido-, su esposa Marta Boiza y un puñado de abogados. La investigación no cesó allí ya que hubo otros avances e imputaciones a medida que pasaban los meses.

► TE PUEDE INTERESAR: Allanamientos para investigar si una empleada de Bento compró un inmueble para cobrar coimas

En líneas generales, la pesquisa sostiene que Walter Bento lideraba una organización ilícita dedicaba a gestionar coimas para darles beneficios a presos, tales como arrestos domiciliarias o la libertad. Aliaga habría sido la mano derecha del magistrado y su trabajo era contactar a las personas que caían presas por causas de contrabando o narcotráfico. El hombre les ofrecía los beneficios a cambio de jugosas coimas que eran pagadas en dólares y hasta en inmuebles. Luego comenzaban a ser representados por alguno de los abogados acusados que presentaban escritos para que el magistrado dictaminara la salida de la cárcel.

El fiscal Vega cuenta con un centenar de testigos para sostener su acusación, además de mensajes y llamadas -generalmente mediante la aplicación Telegram- donde los sospechosos hacían referencia a los sobornos y al juez Bento con algunos eufemismos. Del otro lado, los abogados defensores sostienen que es una causa que fue armada contra el magistrado por cuestiones políticas.

Por otro lado, la acusación consideró que Walter Bento y su clan familiar se enriquecieron y lavaron el dinero que provenía de las coimas. Prueba de ello, según la Fiscalía Federal, son los centenares de viajes que realizó el matrimonio durante los últimos años, las propiedades y vehículos que adquirió y los fondos de comercios en que invirtió.

► TE PUEDE INTERESAR: Las cuatro claves para entender el megajuicio contra el juez federal Walter Bento