La caída de una magistrada

El dilema del gobernador Rodolfo Suarez por la renuncia de la jueza de Familia María Lizán

El gobernador debe decidir si acepta la dimisión de María Lizán, facilitando así su jubilación, o la rechaza. En este caso, permitirá que el Jury de Enjuiciamiento la juzgue por las gravísimas conductas personales y profesionales en su juzgado, denunciadas por el presidente de la Suprema Corte, Dalmiro Garay

La jueza María Lizán renunció definitivamente al cargo el miércoles 8 de junio. Lo hizo apenas 5 días después de que el presidente de la Suprema Corte de Justicia la denunció en el Jury de Enjuiciamiento por mal desempeño de funciones y desorden de conducta. Ahora, el gobernador Rodolfo Suarez tiene la última palabra.

Según la Constitución de Mendoza, solo él está en condiciones de dejarla ir para jubilarse -como ella pretende- o de permitir que el Jury haga su trabajo e inicie el proceso que la dejaría al borde del despido de la Justicia.

Esto último echaría luz sobre una denuncia por una serie de conductas laborales y personales sistemáticas e ingratamente sorprendentes y gravísimas, impropias de quienes tienen la delicada misión de impartir justicia y de quienes tanto espera la sociedad: los jueces.

Diario UNO accedió a los detalles y conclusiones de la investigación interna del Poder Judicial que detonaron la denuncia de Dalmiro Garay contra Lizán, en base a los dichos de los empleados de la Justicia de Familia de Las Heras. Pasen y lean. Pero antes, ajústense los cinturones.

MARIA LIZAN.jpg
María Lizán renunció al cargo de jueza de Familia de Las Heras. Ahora, el gobernador Suarez podrá aceptarla o mandarla al Jury.

María Lizán renunció al cargo de jueza de Familia de Las Heras. Ahora, el gobernador Suarez podrá aceptarla o mandarla al Jury.

Te puede interesar: Roberto Macho, secretario general de ATE, fue imputado por amenazas contra 5 mujeres del gremio

Partes del escándalo

El viernes 3 de junio, el Jury de Enjuiciamiento recibió la denuncia del jefe de la Corte y un expediente adicionado: la pieza identificada con el número 100.852 y caratulada “Funcionarios del Tribunal de Gestión Judicial de Familia de Las Heras denuncian a la Dra. María A. E. Lizán”.

Garay.jpeg
Dalmiro Garay denunció a Lizán por mal desempeño y desorden de conducta.

Dalmiro Garay denunció a Lizán por mal desempeño y desorden de conducta.

Este documento da cuenta de la presentación y las declaraciones de empleados y funcionarios judiciales de Las Heras que decidieron no callar más y dejar de lado lo reverencial. También incluye los informes de funcionarios cercanos a la conducción de la Corte.

La ley 4970 de Jury de Enjuiciamiento y la denuncia de Garay indican que Lizán cometió hechos que se encuadran en dos causales de destitución: desorden de conducta y mal desempeño de funciones. Todo, en lenguaje técnico.

Sin embargo, quienes hablaron para la Secretaría Legal y Técnica describieron con lujo de detalles algunos comportamientos de Lizán que pueden contarse, como ellos lo hicieron, con lenguaje claro, como gusta de decir la Justicia en los últimos años. Algunos dichos textuales del expediente, a continuación.

. "La jueza Lizán tomaba alcohol en horario de trabajo; tomaba cerveza en algunas circunstancias" . "La jueza Lizán tomaba alcohol en horario de trabajo; tomaba cerveza en algunas circunstancias"

. "Pedía a los auxiliares que le ayudaran a comprar carteras y zapatos por internet; porque ella quería comprar eso y no sabía, y era en horario de trabajo. No le decían que no porque era como una situación reverencial. En el juzgado siempre hubo mucho trabajo y ella pedía todas esas cosas en horario de trabajo” . "Pedía a los auxiliares que le ayudaran a comprar carteras y zapatos por internet; porque ella quería comprar eso y no sabía, y era en horario de trabajo. No le decían que no porque era como una situación reverencial. En el juzgado siempre hubo mucho trabajo y ella pedía todas esas cosas en horario de trabajo”

. "En las audiencias, la jueza Lizán Estaba como completamente ajena. Estaba con el celular mirando carteras, vuelos aéreos, perros. Los mostraba durante las audiencias” . "En las audiencias, la jueza Lizán Estaba como completamente ajena. Estaba con el celular mirando carteras, vuelos aéreos, perros. Los mostraba durante las audiencias”

. "No se capacitó en el sistema informático que debía utilizar para poder ejercer la función para la que fue nombrada, generando con ello un problema en el trabajo interno del Tribunal" . "No se capacitó en el sistema informático que debía utilizar para poder ejercer la función para la que fue nombrada, generando con ello un problema en el trabajo interno del Tribunal"

. "Causó un grave perjuicio al servicio de justicia" . "Causó un grave perjuicio al servicio de justicia"

. "Cometió violencia verbal o psicológica a través de actos hostiles, intimidatorios y denigrantes al personal, al que se dirigía usando sobrenombres peyorativos" . "Cometió violencia verbal o psicológica a través de actos hostiles, intimidatorios y denigrantes al personal, al que se dirigía usando sobrenombres peyorativos"

. "Tiene un total desconocimiento del derecho" . "Tiene un total desconocimiento del derecho"

. "La jueza no suscitaba confianza en su personal; delegaba y no se ocupaba de realizar personalmente los actos propios de su función" . "La jueza no suscitaba confianza en su personal; delegaba y no se ocupaba de realizar personalmente los actos propios de su función"

. "No se dedicaba a su labor, llegaba a las 10 y sus jornadas de trabajo eran incompletas" . "No se dedicaba a su labor, llegaba a las 10 y sus jornadas de trabajo eran incompletas"

. "Cuando no iba a trabajar ni siquiera avisaba, lo que afectaba el trabajo del Tribunal, como las audiencias y demás actos procesales" . "Cuando no iba a trabajar ni siquiera avisaba, lo que afectaba el trabajo del Tribunal, como las audiencias y demás actos procesales"

. "Tuvo trato inapropiado a la investidura del cargo que desempeña y abuso de poder respecto de los empleados y funcionarios del juzgado" . "Tuvo trato inapropiado a la investidura del cargo que desempeña y abuso de poder respecto de los empleados y funcionarios del juzgado"

. "La jueza denunciada no cumplió con el deber de firmar las resoluciones dictadas en procesos judiciales llevados por el Tribunal a su cargo" . "La jueza denunciada no cumplió con el deber de firmar las resoluciones dictadas en procesos judiciales llevados por el Tribunal a su cargo"

. "Delegaba expresamente la utilización de su firma digital, -mediante la entrega del certificado contenido en soporte físico (token) y clave-, a empleados y funcionarios del Tribunal" . "Delegaba expresamente la utilización de su firma digital, -mediante la entrega del certificado contenido en soporte físico (token) y clave-, a empleados y funcionarios del Tribunal"

. "Lo hacía para que éstos firmaran digitalmente sentencias, lotes de resoluciones, oficios y transferencias del sistema operativo que ella no había confeccionado ni tenía conocimiento de su contenido" . "Lo hacía para éstos firmaran digitalmente sentencias, lotes de resoluciones, oficios y transferencias del sistema operativo que ella no había confeccionado ni tenía conocimiento de su contenido"

Te puede interesar: La Justicia confirmó las pruebas que complican a la fiscal viajera en un fraude al Estado

El token de María Lizán

¿Cuánto vale una firma? ¿Y la de un magistrado? La firma, en todo ámbito, y más aun en el argot judicial, es indicio de autoridad y responsabilidad. De hacerse cargo. Sin embargo, de acuerdo a las denuncias presentadas en la Suprema Corte y en el Jury de Enjuiciamiento, la firma digital de la jueza María Lizán era un símbolo de desidia.

imagen.png
Dispositivo USB para la firma digital.

Dispositivo USB para la firma digital.

"Delegaba su firma y dejaba el dispositivo USB (token), de uso personal e intransferible, en manos de sus colaboradores o en algún lugar donde se sabía que estaba disponible", expusieron algunos testigos.

Semejante versión activa, cuando menos, un par de interrogantes: ¿son legítimas todas las resoluciones que aparecieron con la firma de María Lizán, durante años, en el Juzgado 12 de Familia de Las Heras?

¿Pueden estar seguros quienes perdieron con sus sentencias de la legitimidad de esos actos administrativos? Y los que ganaron ¿lo hicieron conforme a la ley?

¿Su renuncia por incapacidad física y mental para seguir siendo jueza -tal como dijo en su dimisión escrita- responde alguno de los interrogantes arriba planteados o termina por esconderlos debajo de la alfombra?

imagen.png
La nota de renuncia que Lizán dirigió al gobernador.

La nota de renuncia que Lizán dirigió al gobernador.

Dos Jury de Enjuiciamiento en 10 años

La presentación de Dalmiro Garay en el Jury de Enjuiciamiento fue la segunda en contra María Lizán en 10 años. Si Suarez lo decide, ella deberá enfrentar otra vez al organismo jurídico-político encargado de revisar la conducta de los magistrados mendocinos. Como nunca le sucedió a nadie antes.

En 2012, cuando Lizán era jueza de Familia en Tunuyán, el Jury de Enjuiciamiento la suspendió para investigarla por el escándalo de las adopciones ilegales en el Valle de Uco.

Esa pesquisa fue archivada y Lizán y otra magistrada, también suspendida y bajo proceso, finalmente volvieron a sus cargos.

Lizán fue trasladada a Las Heras y tiempo después, por haber estado suspendida y por haber cobrado medio sueldo durante 44 meses, demandó al Estado por $5 millones, pleito que perdió en todas las instancias posibles en Mendoza y desde hace unas semanas con la certeza de que no podrá apelar en la Corte Nacional.

Este segundo capítulo de su carrera profesional también está teñido de sospecha por un procedimiento irregular en el trámite de entrega en adopción del bebé de una madre internada en El Sauce, a la que entrevistó sin la representación judicial fijada por ley para personas vulnerables.

Contrarreloj

Todo indica que los jueces de la Corte, los diputados y los senadores que componen el Jury de Enjuiciamiento se reunirán el jueves 16 en el cuarto piso de los tribunales provinciales por el nuevo caso que tiene a Lizán como protagonista exclusiva.

imagen.png
El Jury se reúne en los tribunales provinciales.

El Jury se reúne en los tribunales provinciales.

En las horas previas, acaso desde Canadá -donde busca captar inversiones mineras- o a su regreso en Casa de Gobierno, Rodolfo Suarez deberá enfrentar el dilema de dejarla ir o permitir que rinda cuentas y sea juzgada.

Te puede interesar: La monja Kumiko Kosaka quedó libre y seguirá siendo juzgada por el caso Próvolo 2