Dormir mal no solamente puede provocar que las personas estén cansadas en el día a día, sino que también encierra otras situaciones. Un descubrimiento encontró que aquellas personas que sufren de insomnio o no descansan bien, pueden tener serios daños en el cerebro.

Todo el mundo sabe que dormir bien es muy necesario para reponer todas las energías necesarias para el día. Lo que no muchos saben, es que cuando se duerme es el momento en que el cerebro alcanza una mayor actividad, ya que se encarga de mantener el organismo al eliminar todo aquello que sea tóxico o que se encuentre dañado. Cuando se duerme mal, esto no se hace de manera correcta.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento arqueológico de la época romana realizado a metros de la playa

dormir mal, descubrimiento.jpg

Qué pasa si duermo mal: el descubrimiento

Es muy conocido el hecho que se duerme mal o de a plazos muy cortos de tiempo, las personas igualmente se sienten cansadas, pero un descubrimiento ha arrojado una mayor cantidad de luz sobre este tema.

Un grupo de neurocientíficos de la Universidad Politécnica de Marche (Italia) realizó una investigación y encontraron que cuando no se duerme, lo que hace el cerebro es eliminar una cantidad importante de neuronas y provoca una pérdida de conexiones sinápticas. Esto es muy grave, ya que por más que se duerma bien después, el daño es irreversible.

Los investigadores realizaron pruebas sobre el cerebro de roedores que tenían malos hábitos de sueño y encontraron similitudes entre estos y aquellos que se encontraban descansados y relajados. Esto se debe, concluyeron, a que las neuronas del cerebro son constantemente renovadas por dos tipos de células de apoyo que mantienen estable el sistema nervioso.

►TE PUEDE INTERESAR: El descubrimiento griego de más de dos milenios de antigüedad que sorprendió a los arqueólogos

descubrimiento dormir mal.webp

Estas células son conocidas como microgliales y los astrocitos. Las primeras eliminan las células viejas y dañadas mediante la fagocitosis, mientras que las segundas tienen un papel fundamental en la correcta manutención y desempeño de la sinapsis. Pero, cuando no se duerme bien, los componentes clave de las sinapsis son devorados por los astrocitos, explicaron los científicos.

Por si fuera poco, en los ratones también se descubrió que células microgliales también aumentaron su actividad fagocítica en aquellos ratones con privación crónica del sueño. Esto también es grave, ya que este tipo de actividad desenfrenada se la relaciona con el Alzheimer.

Este estudio, con este descubrimiento, fue publicado por Journal of Neuroscience y si bien fue hecho en ratones, también se lo puede relacionar en humanos debido a la similitud del genoma que ambas especies presentan.

Temas relacionados: