Con fondos de Portezuelo

Se reactivó el debate por un banco estatal en Mendoza y Fayad respondió a la propuesta del PJ  

Un sector del peronismo reavivó la idea y criticó el nivel de acceso al crédito que tienen los privados en la provincia. Proponen hacerlo con fondos de Portezuelo y economistas opinaron sobre cómo afectaría a las pymes. Por qué el Gobierno cambió su postura al respecto

Ni obras hídricas, ni proyectos energéticos. La nueva propuesta para los fondos de Portezuelo es crear un banco provincial que amplíe el acceso al crédito. Lo propuso un sector del PJ que no pretende reemplazar a otros posibles destinos que se buscan para el dinero, sino utilizar sólo una parte de las divisas. Víctor Fayad, ministro de Hacienda, le bajó el pulgar, pero otros especialistas se sumaron al debate.

En el justicialismo hay opiniones divididas. Dirigentes importantes del partido apoyan la propuesta, pero prefieren hacerlo en off. Claro, por un lado, el horno en la coalición no está para bollos; y, por otro, no quieren embarrarse en una idea que toca dos puntos muy sensibles: la creación de un nuevo “Banco Mendoza” y la controvertida tormenta de proyectos que ya ronda a la plata de Portezuelo.

Así que su primer escollo es interno. Sin embargo, la idea del asesor del peronismo y referente de sus equipos económicos, Nicolás Aroma, no implica necesariamente utilizar el monto que iba a la represa, sino que sólo fue esbozado como una posible fuente para capitalizarlo. La discusión es mucho más amplia.

► TE PUEDE INTERESAR: El novio de Giuliana Lukoski fue dado de alta

Qué dice el peronismo

Aroma denunció que las herramientas financieras que tiene Mendoza están por debajo de lo que necesitan las empresas locales. Pero además, dijo que la provincia quedó muy relegada ante el crecimiento de otras jurisdicciones en materia financiera; algo que, según manifestó, pone en desventaja a las inversiones locales en comparación sus pares de Santa Fe o Córdoba, por dar ejemplos, donde habría mayor capacidad de acceso al crédito.

“Acá, la entidad más fuerte de acceso por fuera del Banco Nación es el Fondo de Transformación y Crecimiento. Para que nos demos una idea, en los últimos seis años otorgó, según sus propias cifras, 2.500 millones de pesos. En Córdoba, tan sólo el año pasado, la expansión del crédito a privados fue de $200.000 millones. En un año, el uno porciento de lo que acá fue en seis”, acotó.

El FTyC no es el único instrumento de financiación de la provincia. La sociedad de garantía recíproca Cuyo Aval, Mendoza Fiduciaria y el mencionado Banco Nación son otras de las fuentes de potencial crediticio en nuestro territorio. Sin embargo, tanto oposición como oficialismo coinciden en que no es suficiente para garantizar el crecimiento.

“El problema cuando vos achicas el acceso financiero, o tenés uno tan corto como el de Mendoza, es que terminás dándole chances sólo a las empresas más grandes. Las pequeñas y medianas quedan marginadas, porque no son competitivas ante esa demanda de fondos”, continuó Aroma. “Nos debemos esta discusión, porque sabemos y coincidimos en que necesitamos producir más.

aroma e hinojosa en 7d.jpg
Aroma (derecha) pertenece a los equipos técnicos del justicialismo. Aclaró que no todo el partido está a favor de su propuesta.

Aroma (derecha) pertenece a los equipos técnicos del justicialismo. Aclaró que no todo el partido está a favor de su propuesta.

La respuesta del ministro de Hacienda

“Yo respeto mucho a Aroma; no sé exactamente qué fuentes está tomando, pero sí puedo contar todo el trabajo de investigación que hicimos nosotros”, empezó diciendo Fayad a UNO. “La verdad es que el financiamiento no depende sí o sí de cuál sea tu agente financiero. No es correcta la hipótesis de que el tamaño del crédito esté atado a tener un banco propio”.

En Hacienda se jactan de haber recolectado datos del BCRA para determinar todas las relaciones posibles entre provincias y quienes las financian. Señalan cuatro tipos de vínculos: los de participación real del Estado (Bancor y Banco Ciuadad, por ejemplo); los que parecen públicos por su nombre, pero son privados (San Juan, Entre Ríos); los que se financian con entidades comerciales (Jujuy, Salta, Tucumán) y los que tienen al Banco Nación (Mendoza, San Luis).

“Es cierto que no tenemos el mismo nivel de financiamiento que Santa Fe y Córdoba. Pero sí llegamos a nuestro sector productivo; que además es distinto al de esas provincias. Ahora, ese relevamiento que hicimos marca que no hay una relación predeterminada por la presencia de una entidad pública. No garantiza nada, como bien muestran los ejemplos de jurisdicciones que tienen sus bancas y, sin embargo, no gozan de buen nivel de crédito para su actividad”, apuntó el ministro.

Rodolfo Suarez y Víctor Fayad.jpg
Fayad lleva cinco meses como ministro de Hacienda de Mendoza. Afirmó que la propuesta de un banco estatal se estudió y que, por ahora, está desestimada.

Fayad lleva cinco meses como ministro de Hacienda de Mendoza. Afirmó que la propuesta de un banco estatal se estudió y que, por ahora, está desestimada.

“Pero eso no es todo, hay que tener en cuenta los peligros que implicaría avanzar en algo así. El mundo financiero es súper competitivo, y si no haces las cosas bien, podés perder mucha plata. Al ser del Estado, estarías perdiendo plata del bolsillo de todos nosotros”, remarcó. Hemos hecho una investigación amplia y la verdad es que no surge la necesidad de tener un Banco de Mendoza. Los datos lo marcan”, redondeó.

► TE PUEDE INTERESAR: Dyzhy, el hijo de Alberto Fernández, en una fiesta en Mendoza

Software, pymes y la confianza de los mendocinos

Para la economista Carina Farah, la discusión sobre un nuevo banco provincial debe darse mirando hacia el futuro. Aportó que, si se pone el tema sobre la mesa, debe hacerse pensando en ampliar la matriz productiva y “no financiar siempre a las mismas actividades”. Apuntó, justamente, a que sea una herramienta para promover start-ups locales e industria del conocimiento. Aunque sin descuidar a otros rubros.

“También me parece una propuesta interesante desde lo político”, aseguró. “La chance de superar esas posturas de que, como lo propone el sector contrario, tengo que decir que es malo. Al revés. Démonos la chance de que el instrumento avance y supere los errores que tuvo en el pasado, y que hicieron que el mendocino no le tenga demasiada confianza”, cerró.

Sebastián Laza, también licenciado en Economía, consideró que la propuesta puede ser buena, pero que hay que discutir a fondos sus características. “A Mendoza le hace falta una herramienta financiera más potente, es verdad. El Fondo para la Transformación tiene una buena labor, pero con un capital relativamente chico. Igual, yo haría un banco digital, no necesariamente físico”.

Banco Nacion (3).jpg
El agente financiero de Mendoza seguirá siendo el Banco Nación, al menos hasta 2027.

El agente financiero de Mendoza seguirá siendo el Banco Nación, al menos hasta 2027.

A eso, sumó su crítica a hacia el vínculo que tiene Mendoza con el Banco Nación: “No sirve para desarrollo, no sirvió nunca. Sí, tal vez, para consumo personal. Pero no es una respuesta para las pymes. Y si hiciéramos un Banco de Mendoza, desde ya que habría que discutir con qué plata lo llevaríamos a cabo. Lo usar fondos de Portezuelo no lo veo viable”, puntualizó.

Un banco con plata de Portezuelo

La propuesta de Aroma no establece cuál sería el costo exacto de una banca estatal, pero apunta a que alcanzaría con la mitad de las acreencias que Mendoza debe recibir desde Nación por Portezuelo (o por la Promoción Industrial). De todos modos, cualquier destino por fuera de “obras hídricas para generación hidroeléctrica” -como sellaron Alfredo Cornejo y Mauricio Macri en 2019-, no tendría viabilidad, salvo que el Presidente lo habilite.

“Yo no manejo los pormenores legales en torno a ese dinero. Pero las obras hídricas que se están discutiendo no llegarían a 500 millones de dólares. Nuestra propuesta insumiría menos divisas y encima sería de inversión, o sea, es dinero que estás inyectando en ampliar actividad a futuro”, graficó Aroma.

portezuelo-1.jpg
Si la represa no se construye, Mendoza debería disponer de 1.023 millones de dólares para obras. La sugerencia del PJ es utilizar una parte en la capitalización de un banco local que financie actividad económica.

Si la represa no se construye, Mendoza debería disponer de 1.023 millones de dólares para obras. La sugerencia del PJ es utilizar una parte en la capitalización de un banco local que financie actividad económica.

Sobre este punto, opinó que el Gobierno pregona tener un modelo de inversión y de acompañamiento al sector privado; con lo cual – a su criterio- ampliar la capacidad financiera debería ser central. “Es una inversión necesaria; y llevar 600 millones de dólares a obra pública, implicaría multiplicar por 20 todos los fondos usados en infraestructura en 2021. No tiene mucho sentido”.

“Dicen que es una locura, pero en otras provincias funciona. Para mí, la locura es no discutirlo”, razonó.

►TE PUEDE INTERESAR: En reclamo por Portezuelo, Ojeda y los malargüinos anunciaron un caravanazo a la Casa Rosada

Temas relacionados: