Conflicto en salud

Anestesistas: aumento salarial de emergencia y rescate del Schestakow ocupan el centro de la pelea

Ahora los médicos piden remuneraciones especiales mientras dure la ley. Preocupa la situación en el Sur, donde buscan armar un servicio que reactive las cirugías cuanto antes. La Asociación de Anestesiología pegó el portazo y dejó la mesa de diálogo. Estudian no abrir residencias este año

Mendoza está empantanada en una verdadera crisis de las cirugías por el conflicto entre los anestesistas y el Gobierno. Los miles y miles de pacientes se siguen acumulando, mientras las negociaciones no sólo no avanzan, sino que parecen resquebrajarse aún más que antes.

En el medio, aparecieron tres propuestas que podrían marcar el ritmo de lo que viene: un aumento salarial de emergencia (por los 120 días que dure la ley); armar un servicio de anestesiología que frene la grave situación en el Hospital Schestakow -vivió momentos dramáticos el viernes- y cerrarle la puerta a los nuevos residentes: que en 2022, el ingreso sea cero. La AMA se borró de la mesa de diálogo apenas horas después.

Cada hora que pasa es un peligro. Hay gente que se puede complicar y morir. Y hay demasiados nombres en la lista de espera. Esa realidad está clara en las cabezas de ambos bandos; como también crece la certidumbre de que es casi imposible acordar sin un pacto que incluya más dinero.

En el Gobierno, algunos ya admiten que debería revisarse la postura de no ceder ante el reclamo. También hay quienes insisten en que no se tocará un peso por afuera de las paritarias. En ese caso, solo queda esperar a los que vuelvan o castigar a los que no.

Aumentos salariales de emergencia

Allí surgió el punto intermedio. Algo que resaltó este fin de semana. Los anestesiólogos pidieron una salvedad: aumentos salariales de emergencia. Es decir, apoyándose en la ley que impone un estado de excepción a toda la provincia, propusieron recibir una suba que dure, al menos, los 120 días definidos por la norma. Sería sólo para ellos. Excluiría a los demás sectores de la salud, y -desde luego- a cualquier otro empleado de la faz pública.

► TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno de Mendoza lanzó una última chance para regularizar la RTO

Hasta acá, el Ejecutivo clausuró todo avance en esa dirección. Tanto puertas adentro como ante las cámaras, dijo que no habría beneficios para nadie si no era a partir de una negociación amplia con todo el arco estatal. Pero, ¿y si fuese la única salida posible? La idea ya empezó a caminar por ciertos despachos -lo que no significa que el gobernador o la ministra estén dispuestos-. Ahí queda. Por ahora, a la espera de ver qué pasa con el plan "A" (o sea, la ley), que va camino a cumplir 21 días sin generar cambios en los hospitales.

hospital teodoro j. schestakow (1).jpg

"Somos el hospital más dañado de todos los de Mendoza con lo que está pasando", afirmaron en el Schestakow. Quieren armar el Servicio de Anestesiología en las próximas semanas.

► TE PUEDE INTERESAR: Giuliana Lucoski ya está sin traqueotomía y con buena evolución neurológica

Simulaciones y gradualismo: cómo serían los salarios de emergencia

Lo que piden es para los 68 renunciados, según contaron. Aunque difícilmente podrían dejar afuera a quienes permanecieron. Impactaría a aquellos que facturan su servicio y también a empleados de planta. Actualmente, de los que se fueron, 21 sólo son prestadores ("prestadores puros", se catalogan); 37 tenían ambos roles -es decir que cobraban labores específicas, pero mantenían cargos fijos en el sistema-; y por último, 10 son residentes de los últimos años. De estos últimos, la convocatoria en el Boletín Oficial los llamó casi a todos. Sólo excluyó a uno.

Esto ya se había planteado en la reunión anterior, pero no había trascendido. La propuso el senador Gerardo Vaquer, por lo que es una idea que llevó el justicialismo. En el encuentro previo no se habló casi nada de ella, mientras que en el del viernes se discutió un poco más. Según fuentes que estuvieron allí, el siguiente paso para convencer al ministerio - y a los profesionales aún distantes, porque no les parece suficiente- es hacer simulaciones. Mostrar cómo afectarían determinados porcentajes de incremento a ese centenar de salarios. En eso avanzarán durante la semanas siguientes. Para que sea el centro de atención del próximo careo.

También se habla de que haya distintos niveles. Que no sea una cifra única, sino determinada por los grados de complejidad de cada prestación. Tarifas distintas de acuerdo al formato de las intervenciones, para que el número fino se acerque más al "sí" cuando llegue a oficinas decisoras. Los dos estarían cediendo algo y, de hecho, los anestesiólogos ya hablan de reformular su propuesta inicial; lo que no es otra cosa que bajar sus pretensiones.

mesa dialogo eisenchlas lombardi.jpg
Campos, Eisenchlas, Lombardi. El jefe de gabinete en Salud y los legisladores de Cambia Mendoza oyeron la propuesta de los

Campos, Eisenchlas, Lombardi. El jefe de gabinete en Salud y los legisladores de Cambia Mendoza oyeron la propuesta de los "sueldos de emergencia".

Ya se negoció una vez, cuando se quitaron cuatro puntos al proyecto de emergencia. Ahora habrá que ver si el Gobierno se mueve del lugar que eligió mantener o si prefiere sostenerlo. Que la AMA haya abandonado intempestivamente su rol de mediadora puede ser algo bueno, según fuentes del oficialismo. Sin embargo, UNO escuchó en estos días que para Suarez la decisión está tomada: el aumento fue del 40% y fue para todos. La revisión será en septiembre, y también será para todos. Parece la última palabra, pero muchas cosas dependen del éxito o el fracaso del plan "A": el llamado obligatorio a trabajar.

► TE PUEDE INTERESAR: Rodolfo Suarez inició los trámites en la Nación para construir un parque solar fotovoltaico en Lavalle

Rescatar al Hospital Schestakow o esperar 500 días

El Gobierno también arrojó su propuesta sobre la mesa. Necesita armar un servicio de anestesiología en el Hospital Schestakow casi de manera urgente. Incluso, pidieron que en quince días ya esté funcionando, antes de que ocurra algo más grave. El viernes hubo momentos de mucha tensión ante los pacientes y se estima que ésta podría ser una de las monedas que más rápido se intercambie. Claro que los profesionales todavía no prometieron nada y volvieron a poner condiciones.

Es que en el Sur la situación es caótica. Pasaron de hacer más de doce cirugías por mañana a no tener prácticamente ninguna desde hace un año. "Programadas, se hacen una o dos y si es que son oncológicas, que no pueden esperar mucho más", contó una fuente que pidió reservar el off. A ese ritmo, los mil pacientes que están esperando -y que se presentan cada vez más seguido a reclamar en el hospital- serían intervenidos en un plazo cercano a los 500 días. Por eso al Ministerio de Salud le preocupa especialmente ese conflicto.

La primera devolución que pediría el Ejecutivo es esa. Rearmar sí o sí el equipo de anestesiólogos, repatriando a los que se fueron -ocho, según cifras de la AMA y del propio director del sanatorio- o enviando nuevos, pero tratando de que para mediados de junio ya haya un servicio funcionando nuevamente.

image.png
José Emilio Muñoz, director del Hospital Schestakow. Esta semana dijo a Radio Nihuil que, efectivamente, en abril fue la renuncia masiva.

José Emilio Muñoz, director del Hospital Schestakow. Esta semana dijo a Radio Nihuil que, efectivamente, en abril fue la renuncia masiva. "Además, no ha vuelto nadie", agregó.

"Para nosotros sería un triunfo fundamental en esta lucha. Pero no desde lo político, sino en términos de mejorar la situación, porque los que entienden y han visto cómo está todo allá, nos dicen que están realmente preocupados. Hace tiempo que estamos mirando al Schestakow. Como se sabe, va mucha gente de los tres departamentos sureños y no puede estar sin funcionar", lanzó una voz muy cercana a Rodolfo Suarez.

La AMA se retira de la pelea y el convocado especial del Gobierno

Pero la respuesta de la AMA, antes de abandonar la mesa de diálogo, fue que no podía hacer nada. Que no tenía potestad negociadora. Como en el Sur hay autoconvocados, sugirieron que Salud hablase directamente con ellos, reafirmando que no tomarían un rol negociador (ahora mucho menos), sencillamente porque no les corresponde -según sus palabras-. Además, agregaron que nada iba a resolverse si el Gobierno no les aumentaba el sueldo. Con lo cual, las partes regresaron exactamente a su punto de partida.

Allá están desesperados por volver a conformar el servicio. Incluso le ofrecieron la jefatura de equipo a distintos especialistas de la asociación, pero ninguno terminó aceptando y todos renunciaron a seguir haciendo tareas. Sólo quedaron cuatro profesionales que son de planta y, hasta este domingo por lo menos, ninguno de los que abandonaron sus puestos había vuelto a trabajar. Ni siquiera ante la amenaza de perder sus matrículas hasta el 2027.

A través del Boletín Oficial, el Gobierno llamó solo a cinco de los renunciados en San Rafael. Y entre ellos hay un médico jubilado, pero que continuaba como prestador para estudios gastroenterológicos y cirugías de baja complejidad. El hombre, de nacionalidad boliviana pero residiendo en el país desde hace tiempo, terminó de formarse en la UBA y abandonó sus tareas en el Schestakow a principios de año.

ana maria nadal emergencia anestesistas.jpg
La ministra Ana María Nadal. Sin acuerdo, el Gobierno busca empezar por el Sur de la provincia. La intención es rearmar el servicio de anestesiología en el Hospital Schestakow antes de la próxima mesa de diálogo.

La ministra Ana María Nadal. Sin acuerdo, el Gobierno busca empezar por el Sur de la provincia. La intención es rearmar el servicio de anestesiología en el Hospital Schestakow antes de la próxima mesa de diálogo.

Este diario buscó comunicarse con él, porque -según se sabe- hasta ahora es el único especialista retirado entre los conminados a trabajar. Contestó, y afirmó que su dimisión no tenía que ver con cuestiones de plata, sino de salud: "Tengo 74 años. En diciembre estuve 11 días en Terapia Intensiva con coronavirus. Los casos están subiendo de vuelta. Es imposible que yo retome mis funciones y es todo lo que tengo para decir", señaló.

Por último, la reapertura de esa plaza no sólo impactaría en la vida de los mil pacientes relegados, sino que sería una solución para otro de los problemas que enfrenta el sector: las residencias. Desde hace años se vienen pidiendo más espacios para formar a nuevos anestesiólogos y éste puede ser uno de ellos. Trascendió que la idea oficial es integrar el servicio a algunos de los residentes actuales. Entre otras cosas, para que muchos dejen de deambular los pasillos sin hacer nada (tal es la denuncia en los hospitales: que sus superiores los han relegado -unilateralmente- a cumplir horarios, pero sin aprender).

► TE PUEDE INTERESAR: Los gansos new age del Peluca, la mancha de los radichetas y las lecturas de la cumbre de Anabel

Chau residentes en 2022

Ya se ha denunciado. Los seis residentes de primer año se paran afuera del salón de acuerdos, como un convidado de piedra de las reuniones, denunciando que van a los hospitales a no hacer absolutamente ninguna tarea. Según ellos, sus superiores no quieren educarlos, porque aducen que no están dadas las condiciones. Ante nuestra consulta, no sólo nadie lo desmintió, sino que fue corroborado desde todos los sectores mencionados por esta nota.

Pero la inacción no es gratis. Condenados al rincón de los quirófanos mendocinos, esos médicos le cuestan al Estado más de 400 mil pesos por mes. Están así desde octubre, cuando ingresaron. Es cierto que la AMA le había marcado a Salud que, a su criterio, no debía haber ingresantes el año pasado. Afirmaron que más gente, sumado a las condiciones de recurso humano, espacio y las cirugías pospuestas por la pandemia eran un combo inviable. Ahora podrían hacerles caso.

residentes anestesiologos primer año.jpg
El

El "ingreso cero" a las residencias del 2022 es un punto avanzado en las negociaciones.

La premisa es "cero residentes". Implicaría que este año no haya ingresos para el sector -que en 2021 tuvo 25 aspirantes-, lo cual no sólo descomprimiría hospitales en ese sentido, sino que podría servirle al Gobierno como elemento de intercambio. Ceder en ese aspecto para conseguir sus victorias urgentes. Regreso de especialistas, más apoyo de los autoconvocados y -por qué no- un principio de solución al complejo cuadro del Sur.

"Serviría para que puedan aprender todo lo que perdieron en este tiempo. Sería tener menos gente y que ahora sí puedan abocarse a ellos", explicaron desde el oficialismo. La propuesta indica que los profesionales de primer año - y tal vez, también los de segundo- tengan que permanecer doce meses más en la residencia. Es decir, un lustro entero. Algunos de ellos están dispuestos, pero exigen la garantía de que esta vez sí los vayan a formar. Sus peticiones están en un documento que darían a conocer este lunes.

"Sería correcto desde lo académico, pero injusto bajo un punto de vista personal", replican. Es, quizás, la postura más transigente que se haya escuchado por estos días. Puertas adentro, en cambio; la AMA ya renunció como agente mediador; la ley está por cumplir tres semanas sin impactar en los hospitales, y las listas de espera siguen anotando nombres.

► TE PUEDE INTERESAR: Claudio Burgos: "Lo que dijo Milei sobre la venta de órganos es una barbaridad que atrasa"