Llega el segundo juicio por la muerte de Lucas Carrazco

La semana que viene comienza el debate oral contra el efectivo Diego Guzmán, único acusado del hecho.

Más de cuatro años pasaron para la llegada del segundo juicio por el homicidio de Lucas Carrazco (22), el hincha de Independiente Rivadavia que murió a la salida de la cancha. Tras un fallo de la Corte de Mendoza, el policía que lo mató volverá a sentarse en el banquillo de los acusados, luego de un primer debate que quedó trunco.

Desde el lunes que viene el efectivo Diego Guzmán enfrentará el proceso en su contra. Está previsto que el mismo se desarrolle durante toda la semana, y estará a cargo del conjuez Mauricio Juan. Como fiscal de cámara actuará Darío Tagua.

La última contienda que tuvo el expediente fue por la sustitución de la parte querellante. Es que tras el fallecimiento de Viviana Espina, la madre de Lucas, la investigación se quedó sin querella ya que ella era la única que ocupaba ese rol, con los abogados Lucas Lecour y Sergio Salinas, de la ONG Xumek.

Con la muerte de Espina -se suicidó el 15 de julio del año pasado- su familia se presentó en la Segunda Cámara del Crimen y solicitó continuar con las acciones previstas al querellante como herederos forzosos, tras haber iniciado los trámites sucesorios ante el Segundo Juzgado de Gestión Asociada.

La defensa del imputado pidió que no se hiciera lugar a esa solicitud, para de esa manera apartar al padre de Lucas y a sus hijos. Todo esto hizo que el segundo juicio quedara postergado, cuando ya tenía fecha para el 15 de agosto del 2017.

Luego del planteo de las partes, la cámara aceptó el cambio de querella para que quedara a cargo de Daniel Carrazco, papá del joven muerto.

El fiscal Tagua también había dado su aprobación. Sin embargo, el abogado del sospechoso hizo uso del recurso de casación y la resolución pasaba a manos de la Corte de Mendoza.

Más de siete meses estuvo el expediente en esta instancia. A fines de mayo de este año se conoció que la Suprema Corte falló en favor de la familia Carrazco para que esté como querellante, por lo que sólo faltaba la fecha del nuevo juicio.

Suspensiones e impunidad

El 14 de marzo del 2014 Lucas había ido a la cancha de Independiente Rivadavia para presenciar el partido con Instituto de Córdoba, que finalmente no se jugó por un corte de luz. A la salida del frustrado encuentro algunos hinchas se enfrentaron con la policía y allí el muchacho resultó herido. Dos días después murió por una hemorragia cerebral.

Guiándose con la declaración de testigos del hecho que aseguraban que la víctima había sido atacada por policías, el fiscal Daniel Carniello comenzó a investigar el proceder de los efectivos. Luego se probó que Carrazco había sido herido con una cápsula que salió despedida cuando los uniformados dispararon los gases lacrimógenos para dispersar los conflictos.

La acusación recayó sobre el uniformado de Infantería Diego Guzmán, quien fue imputado por homicidio culposo en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público.

El caso llegó a juicio y el 28 de julio del 2016 comenzó en la Segunda Cámara del Crimen. El 15 de septiembre de ese año debían llevarse a cabo los alegatos. Sin embargo, fueron postergados por un problema de salud de uno de los jueces.

Una semana después otro de los magistrados presentó un certificado médico que le impedía estar, por lo que una vez más no se pudo desarrollar el pedido de la pena de las partes intervinientes.

Con esa última suspensión se cumplieron los 15 días hábiles que establece el Código Procesal Penal entre una audiencia y la otra, por lo que automáticamente el juicio fue anulado.

En esta nota: