En primera persona

La historia de Melisa Ríos, sobreviviente del femicidio de Rivadavia: "Me tuvo siempre amenazada"

Hugo Sosa, su ex pareja, entró a la casa familiar de Melisa para atacarla, pero mató a puñaladas a su hermana Karen. La mujer aseguró que siempre fue muy violento y que una vez lo denunció. A 11 días del crimen, todavía no pudo ver a su hijo de 5 años, quién quedó bajo la tutela de la madre del imputado

El 1 de agosto, en un ataque de furia y descontrol, Hugo Sosa fue a la casa de su ex, Melisa Ríos, en Rivadavia, con el objetivo de atacarla, pero ella no estaba. En su lugar mató a puñaladas a su ex cuñada Karen, quien tenía 21 años. Melisa, de 28 años, contó por primera vez el infierno que vivió en pareja con el hombre de 41 años, quien la maltrataba, la humillaba, y la alejaba de su familia y de sus seres queridos. Además, la mujer aseguró que hizo una denuncia en su contra y que poco antes de ocurrido el femicidio había pedido ayuda en el Área de Género del municipio. El relato que hizo a Diario UNO, muestra una historia escalofriante de violencia y abandono.

Melisa y Hugo estuvieron 7 años y seis meses en pareja. Ella tenía apenas 20 años cuando comenzó la relación, y para ese entonces se llevaban muy bien, nada hacía pensar que más adelante iba a convertirse en lo peor que le pasó en su vida.

hugo sosa con melisa rios femicidio en rivadavia.jpg
Melisa Ríos junto con Hugo Sosa y su pequeño hijo.

Melisa Ríos junto con Hugo Sosa y su pequeño hijo.

"Los primeros meses fue todo perfecto, pero a los 11 meses cuando nos fuimos a vivir juntos empezó el calvario. Me prohibía que mi familia me fuera a ver, e iban en escondidas cuando él trabajaba", expresó Melisa sobre su ex pareja Hugo Sosa, con quien a los dos años tuvo un hijo, que hoy tiene 5 años. Es el segundo de Melisa, ya que también es mamá de una nena de 12 años.

TE PUEDE INTERESAR: La propuesta de Porretta para el perilago de Potrerillos incluye 3 hoteles, una terminal y un campo de golf

Como suele ocurrir en estos casos, las mujeres víctimas de violencia de género verbal y/o física son sometidas a las reglas del hombre, quien con amenazas busca separarla de sus afectos, sus amistades y familiares, y hasta de su rutina y trabajo.

Melisa reveló algo de lo que tanto se habló luego del femicidio de Karen Ríos: "En 2018 lo denuncié porque me ahorcó y se llevó a mi hijo. Pero después me dijeron que habían cambiado la carátula. Yo lo denuncié porque me ahorcó, y hasta fui al Cuerpo Médico Forense para que me revisaran".

melisa rios femicidio en rivadavia.jpg
Melisa Ríos aseguró que vivió un infierno cuando estuvo en pareja con Hugo Ríos, a quien denunció en 2018 por ahorcarla y llevarse a su hijo.

Melisa Ríos aseguró que vivió un infierno cuando estuvo en pareja con Hugo Ríos, a quien denunció en 2018 por ahorcarla y llevarse a su hijo.

Luego de ese episodio, Melisa y Hugo estuvieron separados durante tres meses. "Nos separamos en noviembre y en enero volví porque mi hijo se enfermó y lo hice por él. Primero empezó todo bien pero después volvió a ser todo lo mismo de siempre, me gritaba, me trataba mal. Mi mamá y mi hermana me tenían que ir ver a escondidas porque no me permitía que las viera. Me decía que mi familia nos tenían envidia y que eran ladronas. A mí me daba miedo que fueran a verme. Él me amenazaba con que me iba a quitar a mi hijo".

Y agregó que hacía un tiempo que su hija más grande vivía con su madre, debido a que presenciaba todas las peleas con Hugo y lloraba mucho. Fue por eso que Melisa habló con su madre para que la nena viviera con ella, y de esa manera sacarla de ese infierno con tanta violencia en el que vivían.

►TE PUEDE INTERESAR: Operaron a Giuliana Lucoski de su pie izquierdo e indicaron que en unos meses caminará como siempre

La última separación provocó la furia de Hugo Sosa

El 14 de junio la pareja finalmente se separó. En realidad, fue Melisa quien tomó coraje ante tanto maltrato de parte de Hugo y de su suegra, que decidió irse de la casa en la que convivían. Quedó constancia del hecho porque inmediatamente los dos se cruzaron en la Sub Comisaría de La Reducción, en Rivadavia, donde él la denunció primero y ella no pudo hacerlo.

"Esa noche que me separé estaba en casa de la madre de él y empezaron a tratarme mal los dos. Fui a mi casa, junté un poco de ropa y fui a la Policía, pero él ya estaba ahí. Dijo que me había querido suicidar, que estaba con tratamiento, que estaba loca, y que había abandonado a mis hijos, y que no era lógico que me dieran a mí a mi hijo. Llamaron al Equipo Técnico Interdisciplinario (ETI) y le dieron la custodia a él. Yo quise hablar, quise hacer la denuncia de la violencia que yo vivía, pero no me dejaron", recordó Melisa.

hugo sosa femicidio en rivadavia karen rios.jpg
Hugo Sosa quedó detenido e imputado por el femicidio de su ex cuñada Karen Ríos.

Hugo Sosa quedó detenido e imputado por el femicidio de su ex cuñada Karen Ríos.

Y siguió: "Al otro día fui al juzgado de familia y me dieron fecha para el 26 de agosto para la mediación, y el 29 de agosto para una abogada. Pero en el medio el mató a mi hermana Karen y lastimó a mi mamá y mi hermanita".

Una semana antes del femicidio de Karen Ríos, Hugo le mandaba mensajes a Melisa porque quería juntarse con ella: "Me decía que quería que nos juntáramos en la casa de una prima que él le estaba cuidando porque ella se había ido de viaje. Yo no quería, le decía que no. Esa casa está en el medio de la nada, en el campo, me daba miedo. Y él me decía que si no iba era porque no quería ver al niño, que ya no me importaba, porque supuestamente mi hijo estaba ahí con él, pero después me dijo que se lo había dejado a su madre".

Hacía ya un tiempo que Melisa no podía estar con su hijo: "Lo veía de a ratos en una plaza, porque él me dijo que no podía llevármelo, que no podía estar a solas con mi hijo por orden de la Justicia. Hasta se encargó de hablar en el colegio para decir que yo no podía ir a buscarlo. Después me enteré que era todo mentira".

El 8 de julio Melisa llamó al Área de Género de Rivadavia, donde habló con una trabajadora social que le pidió que se acercara para que la asesoraran bien. Y la joven madre de 28 años así lo hizo. Era su cumpleaños y allí mostró todos los mensajes que Hugo Sosa le mandaba, en los que le preguntaba si lo iba a invitar al festejo.

melisa y karen rios rivadavia.jpg
Melisa y Karen eran muy unidas, eran muy buenas compañeras, cómplices y amigas.

Melisa y Karen eran muy unidas, eran muy buenas compañeras, cómplices y amigas.

Melisa le respondió que no, que solo esperaba estar con su hijo, "y él me decía que ya no era de la familia, que ya debía tener otros machos, que ellos iban a ir a mi cumpleaños. Yo le dejé de contestar y él me mandó muchas cosas más que me hacían sentir mal. Le conté a Karen y ella me decía que era un enfermo".

Dijo que en el Área de Género le pidieron su número de celular "para mandarme por WhatsApp un link para que yo hiciera la denuncia por internet, pero hasta hoy nunca llegó ese link".

►TE PUEDE INTERESAR: Defensa Civil de la provincia explicó las razones que producen los incendios subterráneos de Guaymallén

El fin de semana que terminó en el femicidio de Karen Ríos

Lo que Hugo Sosa quizás todavía no sabía era que Melisa había comenzado a salir con otro muchacho hacía muy pocos días, y no tenía ningún interés en volver con él.

El sábado 30 de julio, Melisa y su nuevo novio se fueron a pasear a El Carrizal y pasaron la noche allí en una cabaña. "El domingo a la noche nos fue a buscar mi mamá con un amigo de mi novio y fuimos a su casa, que queda en el mismo barrio donde vive Hugo".

A pesar que desde que ella comenzó su nueva relación, siempre tuvo muchos cuidados para que Hugo no se enterara ni la viera, pero de alguna manera él lo supo. "Cuando vio pasar el auto en el que íbamos los 4 se acercó con una piedra en la mano que amenazaba con tirarla hacia el auto. Al chico que manejaba le gritaba que bajara el vidrio o que abriera la puerta, pero le decía que no. Mi novio justo se había bajado para abrir la puerta de su casa para que yo entrara rápido. No sé cómo, pero me abrió la puerta donde estaba yo atrás y me gritó que había caído bajo, y a mi novio le decía que no tenía códigos", debido a que se conocen por vivir en el mismo barrio.

hugo sosa femicidio rivadavia.jpg
Melisa denunció a Hugo Sosa en el 2018, cuando estaban separados, porque la ahorcó y se llevó al hijo que tienen en común.

Melisa denunció a Hugo Sosa en el 2018, cuando estaban separados, porque la ahorcó y se llevó al hijo que tienen en común.

"Yo me bajé del auto y entré a la casa con mi mamá y el otro chico. Mi novio después se cruzó a una estación de servicio y Hugo fue para allá donde empezó a decirle de todo y a discutir, hasta que llegó la madre y le dijo que mi novio no tenía la culpa, sino que la tenía yo", agregó Melisa.

A tal punto la mujer estaba sometida a Hugo Sosa, que explicó que mientras estuvo con él jamás lo engañó. Que su nueva relación había comenzado luego de separarse, sin comprender que no hay justificativo alguno para que un hombre pueda desatar su ira contra una mujer.

Detalló que su madre se asustó tanto "que prefirió quedarse un rato conversando conmigo en la casa de mi novio. Me decía: 'Tené cuidado que este está loco'. Sabíamos que estaba loco, pero no para hacer algo como lo que hizo después".

►TE PUEDE INTERESAR: Tras el índice de inflación, el Gobierno convocó a los gremios a revisar el aumento salarial

La mañana sangrienta

Melisa detalló que esa noche no fue a denunciarlo porque tenía miedo de salir de la casa de su novio, debido a que Hugo pasaba de un lado al otro por la vereda. En la mañana siguiente, ella debía volver a la casa de su madre donde vivía con sus hermanas y su hija mayor.

"Mi novio se iba a trabajar a las 7 y me llevaba hasta mi casa antes. Pero la moto no arrancaba. Cuando arrancó más tarde, llegamos al barrio y vimos que la Policía detenía a alguien en la plaza. No sabíamos qué pasaba. Después vi a mi cuñado que estaba ahí cerca con una zapa en la mano. Cuando llegué a mi casa dos vecinas salieron corriendo de adentro, y mi mamá atrás llena de sangre y me dijo: 'Andá a ver a tu hermana y mirá lo que le hizo el loco ese'", hasta ese momento, Melisa no entendía nada de lo que pasaba.

karen rios femicidio rivadavia.jpg
Karen Ríos tenía 21 años. El 1 de agosto fue atacada a puñaladas por la ex pareja de su hermana Melisa.

Karen Ríos tenía 21 años. El 1 de agosto fue atacada a puñaladas por la ex pareja de su hermana Melisa.

"Cuando entré a la pieza mi hermana estaba en el piso llena de sangre", era la habitación en la que dormían las dos. "La toqué y estaba helada. Yo no sabía qué hacer y llamé a una tía que es policía. Le hice una videollamada y le mostré lo que había pasado para que pidiera una ambulancia rápido para mi casa. Mi hija lloraba, y también una primita, que casualmente estaba allí porque mi tía tuvo que ir a hacer unos trámites y mi mamá la había ido a buscar para que no se quedara sola en su casa".

La mujer contó que la ambulancia llegó rápido y que luego de entrar a su casa se llevaron a su madre y a su otra hermana de 16 años que también estaba herida, pero a Karen no.

"Mi cuñado que había salido atrás de Hugo para atraparlo cuando mi mamá le gritó, no sabía lo que había pasado con Karen. Cuando la vio la tenía abrazada en el piso y le decía 'Gorda no te me vayas, te amo', y ahí fue el último suspiro de ella", manifestó Melisa.

karen sosa femicidio en rivadavia.jpg
Rodrigo, el novio de Karen que estaba en la casa en el momento del ataque, fue quien persiguió a Hugo Sosa para que no escapara.

Rodrigo, el novio de Karen que estaba en la casa en el momento del ataque, fue quien persiguió a Hugo Sosa para que no escapara.

Dijo que cuando lo detuvieron a Hugo Sosa en la plaza ubicada a una cuadra y media de la casa donde ocurrió el crimen, "estaba lleno de sangre y tenía el cuchillo en la mano. Era una cuchilla chica, como una navaja, que él usaba para carnear porque trabajaba en un matadero".

►TE PUEDE INTERESAR: El PD presentó un proyecto para que el Gobierno publique cuánto gana cada funcionario de Mendoza

El relato de la madre de Melisa y Karen

"Mi mamá me contó que ella estaba en la pieza con mi hija buscando la ropa para llevarla a la escuela, que entraba a las 8. Mi cuñado -novio de Karen- se estaba bañando, y mi hermana Karen en su cama, en la habitación donde dormíamos juntas. Mi mamá la escuchó gritar y decía: 'Loco de mierda, salí de acá', y pensó que tenía una pesadilla. Cuando abrió la puerta de la habitación él se le vino con todo, la apuñaló en el cuello", precisó Melisa y agregó que todavía no sabían que el agresor era Hugo debido a que estaba encapuchado.

novio de karen rios femicidio rivadavia.jpg
El joven de remera gris es Rodrigo, novio de Karen, quien persiguió a Hugo Sosa hasta que la Policía lo atrapó.

El joven de remera gris es Rodrigo, novio de Karen, quien persiguió a Hugo Sosa hasta que la Policía lo atrapó.

"Mi mamá fue a la otra pieza a tapar a mi hermana más chica, y ahí fue cuando él le clavó el cuchillo en la espalda. No sabemos en qué momento la lastimó a mi hermanita. Mi mamá salió a un pasillo y le gritó a mi cuñado: '¡Negro, la Karen!', y ahí él salió del baño y se cruzó con Hugo. Le pegó una patada, le sacó la capucha y ahí supieron que era él. Salió descalzo a perseguirlo con una zapa que llegó a agarrar y después fue cuando la Policía lo agarró en la plaza, justo cuando yo llegaba con mi novio".

Su madre recibió una puñalada en el cuello, en la cara y en el omóplato izquierdo, por lo que estuvo unos días en terapia intensiva del Hospital Saporiti. El miércoles le sacaron los puntos de la cara y comenzó con fisioterapia, además de estar con tratamiento psicológico. Su hermana de 16 años se encuentra bien, todavía tiene los puntos en los cortes que sufrió en sus brazos y también tiene asistencia psicológica.

karen rios femicidio rivadavia 4.jpg
Karen Ríos estudiaba Enfermería. Fue asesinada a puñaladas por su ex cuñado Hugo Sosa, que fue en busca de su hermana Melisa.

Karen Ríos estudiaba Enfermería. Fue asesinada a puñaladas por su ex cuñado Hugo Sosa, que fue en busca de su hermana Melisa.

"Cuando entré a la terapia a ver a mi mamá, ella me dijo que ya había perdido una hija y que no quería perder dos por miedo a perderme a mí. Yo le pedía perdón y me dijo que no tenía la culpa, que no podía saber lo que ese loco iba a hacer. Después me internaron tres días a mi para contenerme, y cuando me dieron el alta me quedé en el hospital para cuidar a mí hermana y después a mi mamá cuando pasó a sala común", expresó Melisa.

Sostuvo: "A mi hermanita y a mi cuñado también les pedí perdón, y me dijeron lo mismo, que no era mi culpa lo que había pasado".

Si sos víctima de violencia de género y necesitás ayuda, comunicate con el 144.

Temas relacionados: