Una escucha telefónica fue la clave para que la búsqueda de Abigail Carniel (18) se empiece a investigar como un femicidio en Las Heras. Por esos primeros días de mayo, uno de los tres sospechosos que tiene el caso confesó el hecho de sangre sin saber que su celular estaba pinchado. Y ahora, de la misma manera, intentó brindar una excusa.

Martín Chupete Márquez tenía su teléfono intervenido. No por el caso de Abigail Carniel, sino por una investigación federal de narcotráfico. Mientras las autoridades buscaban con intensidad y preocupación a la joven de 18 años, Chupete discutía con su pareja por una llamada, donde la mujer le recriminaba el hecho de haber cometido el femicidio en Las Heras.

Seguir leyendo

Márquez decía que lo tuvo que hacer por orden de una persona. El fiscal Carlos Torres entiende que el autor intelectual es Matías Fido Díaz, un hombre investigado como narcotraficante del barrio Sargento Cabral y sus alrededores.

Con los tres sospechosos -luego se sumó la detención de Vicente Tito Chumacero- tras las rejas, los investigadores continuaron con las intervenciones telefónicas. Y registraron nuevas conversaciones entre Chupete Márquez y su pareja.

Una de las grabaciones es del 4 de junio, cuando se discutía si los imputados por el femicidio en Las Heras iban a dictarles la prisión preventiva o no. "No tienen más prueba que una conversación que tuvimos nosotros dos", le decía por esos días Chupete a su pareja.

En el diálogo, el hombre insistía con su inocencia y la de Fido Díaz: "Por favor te pido. Yo no he hecho nada. Te juro por mi vida, por la de mi mamá. Yo no he hecho nada y ese hombre tampoco".

"¿Y por qué me dijiste eso?", lo interpeló la mujer. "Yo te dije esas cosas porque era algo similar de lo que andaban hablando ahí en el barrio en la parte de arriba. Pero si te estaba jodiendo", justificó Chupete Márquez.

En otro pasaje de la charla, el hombre le dice que "no hablés esas cosas porque está pinchado" y le pide continuar mediante una videollamada.

abigail carniel Matías Fido Díaz, Martín Chupetín Márquez y Vicente Tito Chumacero.jpg
Fido, Tito y Chupete, los tres detenidos en el expediente.

Fido, Tito y Chupete, los tres detenidos en el expediente.

Femicidio en Las Heras

Abigail Carniel se bajó de un colectivo el 15 de abril pasado en el barrio Sargento Cabral. La joven de 18 años tenía problemas de consumo de drogas y aparentemente su asesinato tiene que ver con un trasfondo narco.

Luego de semanas de investigarse su paradero, el 11 de mayo se realizó un rastrillaje en unas canchas de fútbol ubicadas en las inmediaciones del lugar. Perro adiestrados marcaron varias veces un rastro de la adolescente. Esa jornada fueron detenidos Chupete y Fido. Este último es el encargado del lugar y si bien realiza trabajos sociales en el barrio a través del fútbol, también se sabe que estaba en la lupa de una causa narco que llevan adelante policías de Narcotráfico. Incluso llegó en un auto de alta gama hasta el lugar.

Días después fue detenido un tercer sospechoso, Tito,cuando cuando una mujer declaró que el 15 de abril estuvo junto a Abigail Carniel. Según el relato, ambos estaban drogados e intentaban vender un buzo por $300 a los vecinos de barrio Sargento Cabral. Además, está probado que Chumacero cerró sus cuentas de las redes sociales en un celular y cambió de teléfono al día siguiente.

La Justicia dictó la prisión preventiva contra los tres sospechosos y están alojados en el penal imputados por el femicidio en Las Heras. Arriesgan una pena de prisión perpetua.