Con una "carretilla explotada de pruebas", tal como él mismo dijo, el juez federal Walter Bento se defendió este miércoles en los Tribunales Federales de Mendoza de la acusación en su contra por el cobro de coimas en Mendoza, uno de los expediente judiciales más caliente de los últimos años en la provincia.

El magistrado comenzó a negar uno por uno los hechos que le acusan. "No se probó en ningún momento una entrega de dinero, ni un enriquecimiento ilícito, ni un acto de lavado de dinero", aseveró ante el fiscal que lo acusa, Dante Vega, mientras el juez de la causa, Eduardo Puigdéndolas, participó por videoconferencia desde San Rafael, donde reside.

Seguir leyendo

En concreto, Walter Bento ahondó en los denominados casos 1 y 2 dentro del expediente. El primero hace referencia a la coima que habría recibido de Walter Bardinella Donoso, un acusado de narcotráfico que estuvo varios meses prófugo de la Justicia. El segundo, sobre los sobornos de Eugenio Loco Nasi, un presunto contrabandista al que el juez le dio la libertad y esa decisión fue revertida por una instancia superior.

Acompañado por sus abogados, Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali, el juez Bento declaró en líneas generales que no conoce a la "mayoría de las personas" que están imputadas en la causa y que, según el fiscal Vega, integran la banda criminal que lidera. "Soy ajeno completamente a actos de terceras personas. No tuve conocimiento e intervención en hechos de pedido de dinero de otros", agregó.

Sobre sus fallos judiciales, que según la acusación terminaron favoreciendo a los presos que pagaron las coimas, trató de explicarlos legalmente e indicó que "fueron avalados por los fiscales, la Cámara Federal y la Cámara Federal de Casación".

Respecto a los dos abogados Martín Ríos y Matías Aramayo, que estuvieron detenidos y han declarado como arrepentidos en el expediente, Bento consideró que "me agravié de la detención de los abogados del fuero de los cuales el fiscal sólo busca conseguir arrepentidos falsos".

Otro de los puntos que tocó fue su incremento patrimonial, algo que ya había adelantado en la jornada del martes su esposa, Marta Boiza, también imputada por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. "Cuento con informes contables de reconocidos profesionales que han examinado mi patrimonio y justifican mis bienes y viajes", aseveró, aunque se espera que brinde más detalles al respecto en los próximos días.

tribunales federales.jpeg
El edificio de Tribunales Federales. Foto: Martín Pravata.

El edificio de Tribunales Federales. Foto: Martín Pravata.

Esta primera exposición formal del juez en el expediente, comenzó a las 10 de este miércoles. Se sabía que su testimonio iba a ser extenso y así lo fue. De hecho, por la tarde continuó dando detalles hasta las 19.15. Su testimonio continuará este jueves a partir de las 10 y probablemente se estire hasta el viernes.