Jorge Luis del Pópolo, el juez que condenó al ex intendente de Guaymallén, Luis Lobos, también renunció para jubilarse.

 Embed      

Te puede interesar: FECHA DE COBRO| IFE| ANSES: consulta quién cobra hoy el bono de 10.000 con CBU, sin CBU, por Correo, por Banelco

Lo hizo por nota dirigida al gobernador Rodolfo Suarez antes de que comenzara la pandemia y cuando el Poder Ejecutivo provincial avanzaba a paso firme hacia un nuevo sistema de sueldos y jubilaciones para los magistrados.

Idéntica conducta había tenido en marzo Víctor Hugo Comeglio, otro juez penalista, que a los 79 años integra el podio de los tres magistrados más longevos del Poder Judicial de Mendoza.

 Embed      

Del Pópolo y Comeglio se suman a sus colegas Gonzalo Guiñazú (63), Jorge Coussirat (75) y Carlos Manuel Díaz (74), quienes dimitieron a poco de iniciado al año judicial, apenas Suarez y el oficialismo iniciaron una nueva cruzada para bajar el gasto público. Así lo informó UNO días atrás.

Salvado por un policía

Jorge Luis del Pópolo tiene 60 años y se convirtió en juez hace apenas una década. Antes había ejercido la profesión de abogado de modo particular al mismo tiempo que la docencia universitaria.

En 1987 fue uno de los 200 coreutas mendocinos que le cantaron al Papa Juan Pablo II en el viejo aeropuerto de Mendoza.

El año 2019 fue crucial en su vida: en mayo condenó a Lobos y a la esposa a la cárcel por el delito de fraude contra la administración pública y al mes siguiente se desplomó en los tribunales por un síncope cardíaco.

Lo salvó de una muerte segura el policía Brian Camargo, que estaba de guardia en el Palacio de Justicia y el usía, que estuvo gravísimo, fue sometido a una cirugía compleja, se recuperó y le dieron el alta.

Inmediatamente entró en un regimen de licencia por enfermedad, lo que determinó que fuera excluido del tribunal que se aprestaba a iniciar el primer juicio oral a dos curas y un jardinero por los abusos sexuales a chicos hipoacúsicos en el Instituto Antonio Próvolo de Luján.

Hoy se recupera en su casa y por sus antecedentes médicos tiene prohibido circular porque es considerado persona en situación de riesgo.

A futuro, y cuando ya esté jubilado y la pandemia haya pasado, Del Pópolo tiene previsto retomar la actividad en su estudio jurídico y volver a dar clases de Derecho Penal en la UNCuyo.

Del Este y de larga trayectoria

Víctor Hugo Comeglio es el segundo de los tres jueces más longevos de Mendoza.

Para cuando a fines de junio cumpla 80 años tal vez ya esté jubilado. "Hay que ver si me aceptan la renuncia", advierte Comeglio, precavido, por teléfono, desde su casa en Rivadavia.

Mientras ANSES le da el okey, Comeglio seguirá siendo miembro del Tribunal Penal Colegiado, aunque también está confinado en su vivienda desde marzo por la pandemia de COVID 19.

La hoja de ruta laboral indica que asumió como juez de la Primera Cámara del Crimen en la década del '90 y que antes había sido fiscal en San Martín. "Al Poder Judicial entré en 1963 como empleado", evoca el magistrado.

Dictó sentencias en casos resonantes y polémicos. Uno de los últimos data de junio de 2019, cuando ordenó la liberación del profesor universitario Mauro Aguirre, denunciado por ex alumnas por el delito de violación; decisión que fue revertida por la Suprema Corte de Justicia, que ordenó detenerlo hasta el momento del juicio.

Públicamente se pidió que su nombre identificará una de las salas del edificio del Poder Judicial de San Martín por ser un referente de la zona Este.

Temas relacionados: