La Justicia Laboral de Mendoza retomará el interminable juicio por enfermedad de la jueza del caso Guardati el último día hábil de este año en el edificio situado en San Martín 322 de Ciudad.

El miércoles 30 de diciembre se reanudará en la Cuarta Cámara del Trabajo la audiencia de conciliación para destrabar el pleito que la ex magistrada Estela Garritano de Cejas le inició al Gobierno de Mendoza hace casi 18 años por un monto inicial de $220.000. Cifra que con las actualizaciones e intereses de rigor se vuelve varias veces millonaria.

Te puede interesar...

imagen.png

Fue por la enfermedad profesional que la incapacitó durante los años ´90 y la llevó a jubilarse anticipadamente luego de haber estado 11 años al frente del Primer Juzgado de Instrucción (hoy desaparecido por las últimas reformas). Allí atendió gran cantidad ade casos resonantes, como la investigación de la desaparición de Paulo Cristian Guardati ocurrida en 1992 a manos de la Policía de Mendoza.

El juicio que Garritano de Cejas le inició al Gobierno de Mendoza se hizo extensivo a la ART Provincia. Tal como informó Diario UNO oportunamente, el expediente registró, desde 2003 a la fecha, diversas etapas de parálisis y actividad que lo transforman prácticamente en un juicio interminable. Digno del libro de los récords mundiales.

Hasta que, como consecuencia de la publicación periodística, la Cuarta Cámara del Trabajo -cuyos integrantes no son los que recibieron la demanda en 2003 sino otros, que ingresaron a la Justicia en los últimos años- llamó a una audiencia de conciliación entre las partes.

Así, el 22 de diciembre, los abogados de la demandante, del Gobierno de Mendoza, de la Fiscalía de Estado y de la ART Provincia fueron reunidos por los jueces de la Cuarta Cámara del Trabajo para destrabar el tan añejo expediente.

Coincidieron todos en que falta, como desde hace más de una década, el expediente jubilatorio de Garritano de Cejas donde quedaron registradas las condiciones de salud que la llevaron a renunciar en 2001 y a jubilarse por incapacidad posteriormente.

Esa prueba es indispensable para terminar el pleito pero desde ANSES no la envían -tampoco dan respuestas concretas- porque se habría quemado durante el incendio en un depósito en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los magistrados Fernando Nicolau, Leandro Fretes Vindel Espeche y Marinés Babugia informaron detalladamente a las partes de todas las etapas por las que atravesó la causa laboral hasta el 2020 e incluso dieron cuenta de las parálisis, aunque temporales, que sucedieron por responsabilidad ajena al tribunal. Y de cada vez que la causa se reactivó a pedido de las partes y de cada una de las acciones del tribunal.

Luego pasaron a cuarto intermedio hasta el 30 de diciembre a las 10.30 en la sala de deliberaciones de la Cuarta Cámara, situada en el tercer piso del edificio judicial situado en San Martín 322 de Ciudad.