Buenos noticias

La elefanta Guillermina ya tiene una gran amiga con la que comparte la cena

Tras el dolor que la causó la muerte de su mamá Pocha, la elefanta Guillermina que fue llevada desde Mendoza a un santuario de Brasil ha fortalecido su relación amistosa con otra habitante del lugar

Por UNO

A poco más de tres meses de la muerte de su mamá Pocha, la elefanta Guillermina ha mostrado un gran avance en su adaptación al santuario de Brasil al que llegó el año pasado después de haber pasado sus 23 años de vida en cautiverio en el ex Zoológico de Mendoza.

Todo indica que Guillermina ya procesó el duelo tras el fallecimiento de su progenitora con quien había compartido toda su existencia en el reducido reducto mendocino que ya dejó de ser lugar de encierro para transformarse en un Ecoparque.

Desde el complejo ubicado en la selva del Mato Grosso, en San Pablo publica casia a diario fotos y videos de la jovencita nacida en nuestra provincia socializando con sus pares -especialmente con Maia que ya estaba allí cuando ella llegó- e incluso compartiendo una "cena".

La cena compartida entre Guillermina y Maia

Maia y Guillermina.JPG
Buena onda entre Maia y Guillermina.

Buena onda entre Maia y Guillermina.

En la página oficial del santuario explicaron que "durante la temporada de lluvias, cuando los elefantes pastan mucho, tratamos de mezclar las cosas y no siempre alimentarlos a lo largo de la cerca. Si es posible, hacerlo de manera segura".

El relato continuó: "El otro día, la ubicación de Maia y Guille presentó la oportunidad perfecta para alimentarlos lejos de la valla y debajo de unos árboles. Scott (uno de los entrenadores) dejó primero la comida de Guille, a la que ella se dirigió de inmediato, y luego Maia bajó caminando por el sendero, pasando por delante de su comida, y fue directamente hacia Guille y su cena".

"Para entonces -añadió la información-, la mayor parte de la comida de Guillermina se había acabado, pero quedaba algo de heno, que compartieron. Finalmente, Maia caminó hacia donde Scott había colocado su cena y Guille la siguió unos segundos después. Maia tiende a ser bastante cuidadosa con su comida y bloqueará a otros para que no se acerquen levantando una pata o pateando suavemente la nariz del elefante que husmea. Pero en este caso, permitió que Guille compartiera tranquilamente su montón de comida. Guillermina no solo disfrutó de su propia cena con Maia, sino que Maia se dio la vuelta e hizo lo mismo con Guille. Si bien este es definitivamente un comportamiento atípico, fue un desarrollo interesante y, lo mejor de todo, una interacción tranquila y ligera".

Embed

►TE PUEDE INTERESAR: Tras la muerte de Pocha, Guillermina procesa el duelo y remueve la tierra donde fue enterrada su madre

Las respuestas de Maia al comportamiento de Guille

Guillermina2.jpg
Guillermina se divierte bajo la lluvia.

Guillermina se divierte bajo la lluvia.

Cuentan en el santuario que "Guillermina trae consigo una actitud juguetona. Su exuberancia podría deberse a su juventud, o simplemente podría ser parte de su personalidad. Aprenderemos más a medida que crezca y se instale con los otros elefantes con el tiempo. A veces, su energía puede hacer que algunos se sientan atraídos hacia ella, como Bambi o Maia, o puede parecer demasiado para otros, como Lady, Mara o Rana. De todos modos, todo es parte de quién es ella y, siempre que lo que haga se mantenga en el espíritu del juego".

"Maia y Guille se involucran en algunos ataques de bromas de buen humor en ocasiones. Maia hace algunas poses y luego Guille hace algunos ruidos tontos, como lo hizo una vez con su madre. Sin embargo, Maia no responde como lo hizo Pocha, dejando que Guille se salga con la suya. Pero se puede decir que a Maia parece gustarle este tipo de juego mientras mantiene una vigilancia determinada sobre Guille que evita que se ponga demasiado animada. Es encantador verlas a los dos jugando y siendo un poco traviesas. Es obvio que ambas disfrutan de la compañía de la otra casi a diario" "Maia y Guille se involucran en algunos ataques de bromas de buen humor en ocasiones. Maia hace algunas poses y luego Guille hace algunos ruidos tontos, como lo hizo una vez con su madre. Sin embargo, Maia no responde como lo hizo Pocha, dejando que Guille se salga con la suya. Pero se puede decir que a Maia parece gustarle este tipo de juego mientras mantiene una vigilancia determinada sobre Guille que evita que se ponga demasiado animada. Es encantador verlas a los dos jugando y siendo un poco traviesas. Es obvio que ambas disfrutan de la compañía de la otra casi a diario"

Ahora Guillermina elige qué comer

Guillermina.jpg
Guillermina selecciona su alimento.

Guillermina selecciona su alimento.

Otra nota del santuario cuenta que "Guillermina encuentra alegría en poder pastar en todo el hábitat y generalmente disfruta del tiempo con sus amigas y hace algo que nunca había podido hacer antes del santuario: simplemente elegir qué y dónde comer. Anteriormente se ha visto la técnica de arrancar los pedazos de hierba más sabrosos en lugar de comerse todo el tallo, porque las puntas son sus favoritas".

"El enfoque de Guille es un poco diferente. La mayoría de los elefantes, si arrancan las raíces de la hierba mientras pastan, se llevan la trompa a la boca y arrancan las raíces cubiertas de suciedad antes de comerla. Guille no las arranca, pero las muerde una vez que la hierba está dentro de su boca y se caen al suelo. No es un enfoque que use ninguna de las otras chicas aquí pero, como con muchas cosas, Guille sigue su propio camino, y eso está bien", narra el informe.

"Después de cenar con sus amigas, Guillermina decidió dar una vuelta por el hábitat en busca de alguna golosina escondida para el postre. Encontró algunos bocados de heno, los agarró y (muy) rápidamente comenzó a llevárselos para comer. No quiere dejar caer un bocado. Para Guille, esto puede haber sido un caso de 'mantén a tus amigas cerca y tus bocadillos más cerca'. Finalmente encontró un lugar y disfrutó toda su comida en solo un par de bocados" "Después de cenar con sus amigas, Guillermina decidió dar una vuelta por el hábitat en busca de alguna golosina escondida para el postre. Encontró algunos bocados de heno, los agarró y (muy) rápidamente comenzó a llevárselos para comer. No quiere dejar caer un bocado. Para Guille, esto puede haber sido un caso de 'mantén a tus amigas cerca y tus bocadillos más cerca'. Finalmente encontró un lugar y disfrutó toda su comida en solo un par de bocados"

Guillermina y los pájaros

12.20-guille.png
Guillermina entre los árboles.

Guillermina entre los árboles.

Otro aspecto destacado por el santuario brasileño es que comenzó a acostumbrarse a las aves. "Guille se asusta con los pájaros que siguen a las 'niñas' y se comen los insectos que rodean las patas de los elefantes. Parece que Guillermina aún no se ha acostumbrado a que estén cerca, porque todavía tienen la capacidad de asustarla momentáneamente".

En una oportunidad ella estaba entrenando con Scott a lo largo de la cerca y estaba muy tranquila hasta que uno de los pajaritos negros le llamó la atención y la sorprendió un poco. Estaba enfocada en Scott y no parecía ver al pájaro en la hierba detrás de ella. Una vez que supo que estaba allí, se dio la vuelta y corrió por la cerca, a unos 40 metros de distancia, y dejó escapar una gran 'trompeta' (barrito). Luego Guille volvió a mirar a los pájaros, ahora de un humor juguetón. Regresó a la cerca y fue muy buena para continuar con su entrenamiento, dejando que Scott trabajara con ella en cosas que no habían hecho antes. Los pájaros todavía estaban alrededor pero, ahora que Guille sabía que estaban allí, se quedó relajada. Parece que no está completamente acostumbrada a que las cosas estén a ese nivel, lo cual es comprensible ya que, en su pasado, no había nada alrededor de sus patas. A veces, cuando ve las cosas desde abajo, parece tomarla desprevenida. Pero ahora está analizando más el mundo que la rodea y se calma más rápidamente cuando surgen cosas nuevas.

►TE PUEDE INTERESAR: Pocha y Guillermina conocieron a las elefantas Bambi, Mara y Rana en el santuario de Brasil

Fuente: Global Sanctuary for Elephants

Temas relacionados: