Mendocina destacada

Ayelén Castro, la adiestradora de perros que ayuda en casos policiales a cambio de alimento

Es la primera mujer en ingresar al Registro Nacional de Binomios de Búsqueda y Rescate de Personas con Perros. Colaboró en el terremoto de Chile y fundó una ONG

Ayelén, es la primera mujer del país en ingresar oficialmente al Registro Nacional de Guías de Búsqueda de Personas Vivas con Perros. Pero ese costado suyo nació recién en 2001.

Antes, ella tenía diagramada una vida diferente, se recibió de Licenciada en Turismo, trabajó en agencias de viajes. Luego su padre le pidió que sea la encargada de ventas en su distribuidora de productos profesionales para hoteles y lavanderías, aceptó y sigue en ese puesto hasta hoy. Pero su pasión, es el entrenamiento de perros, lo que la hace feliz, lo que le da satisfacción.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza Ayelén Castro y Darwin
Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza y su perro Darwin

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza y su perro Darwin

Sus comienzos en el adiestramiento

En 2001, Ayelén compró un ovejero alemán, pero él era muy travieso, indisciplinado, no lo podía controlar y ya tenía casi un año. Entonces, decidió ir a una escuela de adiestramiento canino en el parque San Vicente de Godoy Cruz.

"A partir de esa experiencia, me encantó y me puse a investigar porque le veía muchas capacidades a ese perro, que se llamaba Chopper, para hacer rastro o búsqueda por olor de referencia, que es el perro que le das una prenda de olor y busca ese rastro", contó a Diario UNO.

Y desde ese momento decidió empezar a capacitarse, en Buenos Aires, en Córdoba, incluso tomó en 2007 el primer curso que se hizo en Argentina de detección de restos humanos con instructores de México y Estados Unidos.

"Me empecé a capacitar y me apasionó. Me empezó a gustar más todavía la capacidad olfativa del perro, de cómo pueden encontrar una muestra de restos humanos en espacios tan grandes, las muestras son mínimas y hasta en el agua", dijo la adiestradora.

►TE PUEDE INTERESAR: El titular del INV negó que vaya a faltar vino y cruzó a Bodegas de Argentina por las retenciones

Embed

De bombera a colaboradora en el terremoto de Chile

Ayelén se sumó a los bomberos de Maipú y estaba en la brigada con Chopper. Cuando fue el terremoto en Chile el 27 de febrero de 2010, Luján de Cuyo decidió ayudar, mandaron a cinco personas entre las que estaba ella y su perro para hacer detección de restos humanos.

Cuando regresó, la joven adiestradora vio la necesidad de formar una ONG porque si en Mendoza ocurría un siniestro de esa magnitud, no había suficientes binomios (guía con su perro) para ayudar.

"Quise formar una ONG con gente comprometida y nació ESCAM (Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza). Éramos tres, mi novio y otro chico más y en 2011 nos dieron la personería jurídica", contó Ayelén.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza (8).jpeg
Ayelén Castro formó una ONG en la que entrenan a perros para búsqueda de personas

Ayelén Castro formó una ONG en la que entrenan a perros para búsqueda de personas

Luego del siniestro en Chile, también se formó en la provincia la primera brigada USAR, que son las brigadas a nivel mundial especializadas en búsqueda y rescate de estructuras colapsadas.

En ese momento, Ayelén también tenía a Cazú, que significa gris en mapuche y lo llamó así porque era un ovejero de color gris. Los invitaron a participar en USAR y fue el primer perro de Mendoza en formar parte de esas brigadas.

Después vino Ruca, muy conocida por haber participado en la resolución de varios casos policiales. Ayelén contó que cuando tenía 70 días, ella estaba entrenando a Cazú en detección de restos humanos y Ruca iba sola y marcaba los lugares.

"Me di cuenta que era algo que le gustaba a la perra y simplemente empecé a canalizar lo que ya tenía como potenciado en la genética, porque es hija de perros rastreadores. Ahí arrancó su formación", relató.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza (4).jpeg
Adiestradores de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza

Adiestradores de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza

La primera mujer del país en ingresar al Registro Nacional de Binomios de Búsqueda y Rescate de Personas con Perros

El binomio de Ayelén y Ruca tuvieron muchos éxitos, pero el más grande y que la adiestradora recuerda con gran felicidad, es cuando pasaron juntas los exámenes y se convirtió en la primera mujer del país en ingresar oficialmente al Registro Nacional de Guías de Búsqueda de Personas Vivas con Perros.

"Fue un logro que no pensé llegar a cumplir. Me preparé muchos años para entrar al registro", dijo. El examen fue en Bahía Blanca en 2015 y consistió en dos etapas.

La primera parte es la de obediencia, en donde el perro tiene que hacer un circuito y cumplir determinados ejercicios y una búsqueda en espacio reducido.

Pero la segunda etapa es la más difícil porque hacen una simulación real de un siniestro, como por ejemplo un terremoto. La joven contó que había víctimas que se habían quedado en ese colapso y no les decían la cantidad de víctimas.

Además, ponen muchos distractores para observar las capacidades de los perros. Ayelén dijo que ponen un gato encerrado en una jaula, comida, basura y el perro tenía que ignorar todo eso, seguir buscando y marcar la víctima.

Embed

Los perros entran solos a la estructura colapsada y los adiestradores se quedan afuera y ahí les miden la templanza del guía ante la presión que tienen. Cuando los perros empiezan a ladrar, señalando que encontraron víctimas, ahí pueden ingresar.

"La víctima de la estructura colapsada nunca está a la vista, lo que el animal percibe es siempre el olor en situación de siniestro. En este caso Ruca iba con todas las luces, se lució. La perra encontró rapidísimo y no dudó en donde estaban las víctimas", afirmó Ayelén.

"Fue una experiencia compleja porque siempre somos muy poquitas las mujeres porque la mayoría de los rescatistas son hombres y la verdad que la perra se lució y yo acompañé. Yo mantuve los nervios porque lo que prueban es qué reacción tenés bajo presión para poder llevar una situación real", señaló a Diario UNO la adiestradora, que costeó todos los gastos con su plata.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza (2).jpeg
La adiestradora Ayelén Castro en el parque Metropolitano de Maipú

La adiestradora Ayelén Castro en el parque Metropolitano de Maipú

Una sorpresa para la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza

Actualmente, la ESCAM tiene diez binomios, todos en diferentes etapas, hay perros que recién se inician, otros intermedios y otros que ya están operativos. "La más operativa desde que se jubiló Ruca y falleció Isis, es Ipa, que es una Border Collie que estuvo en el caso del empresario Aliaga.

Desde la Municipalidad de Maipú siempre les prometieron un espacio para entrenar porque les gustaba la función que cumple la ONG. Cuando anunciaron que Ruca se jubilaba, el año pasado, les dieron un terreno al lado de la Policía Rural en el parque Metropolitano.

Pero el espacio estaba abierto y pasa gente con perros sueltos y podían haber accidentes. Pero esta semana llegó la noticia que tanto esperaban. "Me confirmaron que nos van a cerrar el terreno", dijo Ayelén emocionada. Además, les prometieron un contenedor que va a funcionar como depósito y oficina.

Ayelén ahora tiene a cargo a Darwin, que "tiene dos años y es gigante", destacó. El proyecto es que haga detección de restos humanos. "Ya está entrenándose y va bastante bien", señaló.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza (18).jpeg
La Municipalidad de Maipú les confirmó que cerrarán el predio en el parque Metropolitano para que entrenen

La Municipalidad de Maipú les confirmó que cerrarán el predio en el parque Metropolitano para que entrenen

Cómo se adiestra a un perro

Ayelén contó que en su casa cada uno entrena a su perro porque los perros del equipo son de cada guía, no los comparten ni intercambian. Por lo menos deben entrenar 15 minutos diarios, pero también se reúne el equipo completo dos veces a la semana.

La adiestradora aseguró que el perro sale a divertirse. "El entrenamiento se hace por asociación, el perro encuentra un determinado aroma y por encontrarlo, se lo premia, con un mordedor, una pelota. Entonces, siempre está saliendo a jugar porque después de encontrar el aroma, él recibe una recompensa", dijo.

Además, destacó que se trabaja mucho con el vínculo. "Es tan estrecho el vínculo que se forma, que el perro termina trabajando para satisfacer al guía. En búsqueda de personas vivas, lo que hace el perro es encontrar a una persona en situación de siniestro. Más divertido aún porque el que hace como figura, es el que le da el premio", dijo.

►TE PUEDE INTERESAR: De Marchi: "El anuncio del regreso del tren de pasajeros es un nuevo engaño del gobierno nacional"

Embed

Solo una bolsa de alimentos como recompensa por la búsqueda de desaparecidos

La primera intervención resonante de Ruca fue el de Marina Bedia Durán, una mujer de 40 años que vivía en Los Corralitos y desapareció en abril de 2017. Después de 10 días de búsqueda, encontraron el cuerpo y prendas de vestir en un descampado. Su pareja, Luis Alberto Araujo fue condenado a prisión perpetua por asesinado en junio de 2018.

"El ayudante de fiscal que estaba en ese momento quería sentar precedente porque la perra sin haber aparecido el cuerpo, marcó el baúl del auto de la persona sospechosa. Después se confirma que dentro del baúl había una caja de herramientas con una masa que fue el arma que se utilizó para terminar con la vida de Marina. Querían sentar precedente de cómo un perro puede ayudar a resolver un caso", contó Ayelén.

Otros de los casos resonantes en los que participó Ruca, fue el de Concepción Arregui y probablemente el más conocido, el de las hermanas israelíes, Phyria Saroussy y Lily Pereg.

Primero la perra marcó unos ladrillos y bolsas de cemento que tenían sangre y luego, delimitó en donde Gil Pereg había enterrado los cuerpos. Actualmente, obtuvo el alta, pero sigue en El Sauce porque en la cárcel no puede convivir con otros presos.

gil pereg.jpg
Gil Pereg en el juicio luego de que Ruca encontrara los cuerpos de las hermanas israelíes

Gil Pereg en el juicio luego de que Ruca encontrara los cuerpos de las hermanas israelíes

Ayelén contó que ellos no responden a pedidos de familiares sino a llamados de Fiscalía o Policía que soliciten los servicios de los perros de ESCAM. Agregó que la recompensa de 300 mil pesos que daba el Estado por pistas sobre las hermanas israelíes nunca se la dieron a ellas. La familia sí les dio los 50 mil pesos que estaban ofreciendo.

"Después del caso de las hermanas israelíes lo que empezamos a hacer es pedir una bolsa de alimento a cambio de la búsqueda", dijo Ayelén. Todos los entrenamientos y los cursos lo sustentan ellos con su dinero.

"Hacemos sorteos de bolsas de alimentos para recaudar plata porque los cursos siguen siendo en dólares y hoy es más complicado ir a capacitarse. Vienen disertantes de afuera, que son muy buenos y sale 100 o 200 dólares. La plata de las rifas la usamos para ir a capacitarnos", contó.

Ruca, perra de la adiestradora Ayelén Castro.jpg
Ruca, la perra adiestrada por Ayelén Castro que participó en varios casos policiales

Ruca, la perra adiestrada por Ayelén Castro que participó en varios casos policiales

Qué hace Ruca en sus días de jubilada

Ayelén anunció la jubilación de Ruca en octubre del año pasado. "Al lado de mi casa tengo a mi hermana que tiene un patio gigante. Entonces ella decide si se va con ella o se queda con nosotros porque le dan todos los gustos, pero vive conmigo", contó.

"Cumplió 13 años el 2 de julio y a los 10, por lo general, los perros de trabajo se retiran por una cuestión de resistencia física. Es muy importante porque uno nunca sabe cuánto va a durar la búsqueda, ni cuantos kilómetros, en caso de grandes áreas, ni cuánto tiempo en caso de colapsados o detección, entonces tienen que mantener un buen estado físico", dijo la adiestradora.

Combinar su familia, su trabajo y su pasión

Ayelén confesó que en un momento intentó dejar el adiestramiento, pero "no pude, así que evidentemente es algo que me apasiona. Intenté dejarlo por trabajo, porque soy mamá entonces necesitás tiempo para la familia y dije no entreno más y después volví", contó.

Vive con su marido, Cristian y su hija de 10 años, Guillermina, que es su asistente. "Ella es fanática. Cuando me dan el perro para entrenarlo en mi casa, yo me traigo, lo entrenamos y ella colabora", dijo la entrenadora.

"La gente confía mucho en la manera de entrenar que tengo a los perros porque doy clases a domicilio y hago clases grupales. Me interesa que la especie humana se sepa comunicar con la especie canina, nos falta mucho", reflexionó.

Además, dijo que el olfato del perro le parece súper confiable. "Sí me preguntás si se me pierde un familiar qué preferís, un perro o una persona buscándolo, quisiera que fuera un perro súper bien entrenado porque es mucho más viable que lo encuentre", aseguró.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza Cristián Córdoba y Jagers
Cristián Cordoba y Jager, de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza

Cristián Cordoba y Jager, de la Escuela Canina de Entrenamiento de Mendoza

El hobbie que se convirtió en trabajo

El adiestramiento sirve para que los perros sean socialmente aptos. Ayelén contó que en países más avanzados para tener un perro y poder sacarlo a la calle tienen que tener rendido exámenes. Y si bien, en Argentina eso no pasa, es bueno que podamos convivir.

"Me llaman mucho porque muchos veterinarios me recomiendan. Se está convirtiendo en otro trabajo porque por ahí no tengo horas del día. Yo voy, no me llevo el perro a ningún lado sino que les enseño a ellos, salvo que quieran que me lo lleve. Es una doble capacitación, a las familias les enseño cómo trabajar el perro, cómo entrenarlo para que haya un vínculo sano, dijo.

Ayelén va una vez a la semana una hora porque lo perros se desconcentran como los niños y les deja las tareas para la semana siguiente. Cuando son familias comprometidas que hacen los encargos, con cuatro o cinco clases aprenden. "Cobro por la clase dos mil pesos", dijo.

Ayelén Castro, directora de la Escuela Canina de entrenamiento de Mendoza (3).jpeg
Ipa es una Border Collie que participó en el caso Aliaga

Ipa es una Border Collie que participó en el caso Aliaga