Entrevista

Alejandro Malgor, el mendocino "cazatalentos" del emprendedurismo latinoamericano

El mendocino que hace una década creó zapatillas ecológicas, ahora dirige para América Latina una organización internacional que ayuda a jóvenes emprendedores

Hace una década irrumpió en el mundo empresarial al crear, junto a dos amigos, zapatillas ecológicas hechas a base de caucho de neumáticos. En 2018 fue llamado a integrar el grupo de Jóvenes Líderes Mundiales por el Foro Económico Mundial. Ahora, el mendocino Alejandro Malgor dirige para América Latina una organización internacional sin fines de lucro que busca ayudar a jóvenes emprendedores.

Malgor tiene 42 años, es licenciado en Imagen Corporativa, estudió en Buenos Aires y vivió un año en México. Gracias al reconocimiento internacional que han obtenido sus ideas, viaja trabajando y perfeccionándose en las más increíbles ciudades y universidades del mundo, desde Dubai hasta Harvard. Hoy debe mirar a su pequeña hija Catalina e imaginarse el futuro inquieto, creativo y lúdico que la espera si, como él, sueña con dejar un futuro mejor en esta tierra.

Porque cada emprendimiento de Alejandro Malgor tiene éxito no sólo económico sino más bien social, ambiental y cultural. Y así fue como lo convocaron de Young E3 Entrepreneurship Fund (YE3) para ser el director en Latinoamérica. Es una ONG dedicada a fomentar el espíritu emprendedor entre jóvenes de 16 a 25 años. Fundada en Asia y con operaciones en Europa, ahora quiere expandir su impacto a América Latina para empoderar a la próxima generación de líderes empresariales. Y a su juego lo han llamado al mendocino Alejandro Malgor.

►TE PUEDE INTERESAR: Roberto Cipresso, winemaker italiano en Mendoza: "Los vinos de precordillera son el gran desafío"

Alejandro Malgor, emprendedor (8).jpeg
Alejandro Malgor es licenciado en Imagen Corporativa, vivió un año en México y se perfeccionó en universidades como Harvard.

Alejandro Malgor es licenciado en Imagen Corporativa, vivió un año en México y se perfeccionó en universidades como Harvard.

"Siempre me sentí atraído a personas que estaban impulsadas en la vida por algo más que ganar plata. Pensar que alguien es exitoso sólo por lo que tiene, sin cuestionarnos cómo obtuvo ese dinero, era algo que me planteaba", expresa Malgor, quien desde su juventud admira "a personas que ganan mucho dinero sin hacer mal a nadie, ayudando, cuidando al planeta, como lo hizo el empresario fundador de Patagonia, Yvon Chouinard; o a deportistas que aprovechaban su fama, su llegada a los jóvenes, su liderazgo para objetivos mayores, como Mohamed Alí o Sadio Mané".

Con el objetivo de invertir en las ideas y la pasión de los jóvenes emprendedores latinos, Young E 3 "se compromete a cultivar la semilla del espíritu empresarial desde una edad temprana". Es en ello en lo que cree firmemente Alejandro Malgor, en el poder transformador de la juventud y su capacidad para generar un cambio positivo en la sociedad a través del emprendimiento. Tal como él y sus amigos Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom lo hicieron con Xinca Eco Shoes, cuando poco se había desarrollado la fabricación de productos ecológicos.

Formación de emprendedores, desde la escuela

Alejandro Malgor espera el mes que viene hacer la primera convocatoria de jóvenes emprendedores de América Latina, de entre 16 y 25 años. También está estableciendo alianzas con diferentes organismos e instituciones educativas para realizar concursos en escuelas y universidades y allí poder descubrir talentos del emprendedurismo.

"Hay muchas organizaciones que ofrecen mentorías, talleres, pero muy pocas que inviertan dinero en esas ideas en etapa temprana", destaca el director de YE3 Latinomérica. Y asegura: "Estamos decididos a llenar ese vacío y proporcionar un respaldo financiero real a los jóvenes emprendedores que están dando sus primeros pasos en el mundo empresarial".

-¿Cómo surgió tu nombramiento como director de Young E3 Entrepreneurship Fund para Latinoamérica?

-El año pasado tuve la suerte de viajar a Dubai a un evento del Foro Económico Mundial y conocí a una mujer que me generó admiración por su carrera profesional y porque me contó que tenía una ONG que apostaba por los jóvenes. Ella es Caroline Berube. Como joven abogada canadiense decidió mudarse a Asia en 1998 y pasó su vida convirtiéndose en una experta en derecho asiático. Hoy tiene una reputación establecida en la comunidad empresarial internacional como empresaria y fundadora de cinco empresas emergentes en las últimas dos décadas. Además hoy dirige su propio bufete de abogados desde Singapur. En 2016 creó Young E3 Entrepreneurship Fund. Después del viaje seguimos en contacto e intercambiando miradas, ideas, hasta que le propuse desembarcar en Sudamérica con la ONG. Le armé un plan a 2 años y me lo aprobó.

Malgor y equipo.jpg
El mendocino Alejandro Malgor en un foro anual de Jóvenes Líderes Mundiales (YGL-Young Global Leaders) en Dubai. Allí se abrió esta oportunidad de trabajar para la ONG Young E 3.

El mendocino Alejandro Malgor en un foro anual de Jóvenes Líderes Mundiales (YGL-Young Global Leaders) en Dubai. Allí se abrió esta oportunidad de trabajar para la ONG Young E 3.

-Después de fundar Xinca-Ecoshoes hace una década, ¿ahora te ves del “otro lado del mostrador” al ayudar a financiar proyectos de jóvenes emprendedores del país y Latinoamérica a través de Young E3?

-Sé lo complejo que es emprender en países como el nuestro. Despúes de 10 años de crear Xinca con Eze y Naza (por Ezequiel Gatti y Nazareno El Hom), soñaba con la idea de poder allanar el camino a los próximos emprendedores. Que no demoren tanto, como me pasó a mí, en poder recibir financiamiento para sus proyectos.

-¿Cuáles son tus expectativas con Young E3, siendo una organización mundial sin fines de lucro fundada en Asia?

-Este año vamos a poner foco en Argentina y Chile. Luego la idea es desembarcar en Brasil, Uruguay, Perú, Paraguay... Ya estoy trabajando en generar alianzas. Hay organizaciones enfocadas en los emprendedores que vienen haciendo las cosas muy bien, que muchas veces lo que necesitan es el dinero para invertir en esos jóvenes que vienen acompañando con mentorías, talleres. Ojalá de a poco podamos ir generando esos cambios. Salir de la crisis en la Argentina va de la mano de tener más emprendedores. Un gran logro para mí sería apoyar nuevas políticas públicas que impulsen al emprendedor.

Deseo que cada vez los jóvenes quieran emprender desde edades más tempranas. Deberíamos tener la materia Emprendedurismo en el colegio secundario. Salir de la crisis en la Argentina va de la mano de tener más emprendedores. Un gran logro para mí sería apoyar nuevas políticas públicas que impulsen al emprendedor Deseo que cada vez los jóvenes quieran emprender desde edades más tempranas. Deberíamos tener la materia Emprendedurismo en el colegio secundario. Salir de la crisis en la Argentina va de la mano de tener más emprendedores. Un gran logro para mí sería apoyar nuevas políticas públicas que impulsen al emprendedor

-¿Cómo definirías el emprendedurismo?

-Emprender es ni más ni menos que crear una empresa de cero. Creo que emprender, en un comienzo, fue para unos pocos. Espero poder ayudar a que personas de todas las clases sociales puedan emprender. Tengo claro que va a llevar tiempo, pero por algo se empieza. Hay un gen emprendedor en el argentino. Hay algo de creativo. Se la juega. Puede ser a causa de las crisis que hemos atravesado a lo largo de estos años.

No hay límites de nada a la hora de emprender

Para Alejandro Malgor no existen los límites ni económicos, ni sociales ni de género o edades a la hora de concretar una idea, de llevar a cabo un emprendimiento. Pero, claro, a algunos el camino les resulta más corto y sencillo que a otros. De ahí que insista en colaborar para acelerar los procesos de financiamiento de iniciativas que sin el sustento de organizaciones como Young E 3 la cosa se les podría complicar.

Su experiencia y talento ahora quiere volcarlos a otros jóvenes que desean desarrollar una idea y no tienen o no saben por dónde empezar. Quiere, en definitiva, contagiar de pasión por el emprededurismo a la llamada "generación de cristal" de América Latina.

-Del Foro Económico Mundial que te convocó a formar parte de grupo Jóvenes Líderes Mundiales en 2018, ¿qué pudiste realizar y cómo se desarrolló?

-Es una comunidad muy vigente que en 2024 cumple 20 años de vida. En 2018 ingresé en un programa de clase mundial de cinco años con educación gratuita en las mejores universidades del mundo: Harvard, Standford... me permitió viajar mucho y aprender; conocer lideres globales. Ha sido una experiencia increíble de la cual estoy muy agradecido. Siempre lo tomé con mucho orgullo y responsabilidad para poder volcar todo lo aprendido en mi país y también en la región.

Soñaba con la idea de poder allanar el camino a los próximos emprendedores. Que no demoren tanto, como me pasó a mí, en poder recibir financiamiento para sus proyectos. Soñaba con la idea de poder allanar el camino a los próximos emprendedores. Que no demoren tanto, como me pasó a mí, en poder recibir financiamiento para sus proyectos.

-¿Considerás que hay un límite de edad para ser emprendedor o emprendedora? ¿Por qué Young E3 abarca de 16 a 25 años? ¿Algún motivo en particular?

-Para emprender no hay límites de nada. Sí es cierto que para algunas personas es más sencillo que para otras. No son las mismas facilidades para alguien de Alemania que para un latino, por ejemplo. YE3 se enfoca en esas edades porque busca generar ese deseo de emprender desde edades más tempranas, simplemente por eso. Eso nos permite tener un foco más claro. Pero no significa que una persona de 70 años no pueda emprender.

Alejandro Malgor, emprendedor (14).jpeg
El mendocino quiere colaborar sobre todo en el financiamiento de proyectos de jóvenes emprendedores latinoamericanos.

El mendocino quiere colaborar sobre todo en el financiamiento de proyectos de jóvenes emprendedores latinoamericanos.

-¿Cómo se hace para acercar proyectos a Young E3?

-La idea inicial es poder generar concursos en los colegios o universidades para detectar emprendedores. También está la posibilidad de aplicar en nuestro sitio web (https://yethree.com/ ). Allí podrán completar un formulario. Esperamos en abril poder abrir nuestra primera convocatoria.

¿Cómo es la nueva generación de emprendedores?

El emprendedor mendocino diferencia entre el emprendedurismo de hace 20 años al actual, marcando distancia en la búsqueda plena del rédito económico. Para él, la rentabilidad de una "empresa social" hoy pasa por tomar el recurso humano y el ambiente como factores claves para el desarrollo.

En la charla, Malgor también destaca el lugar que ocupa Mendoza en el resto del país en cuanto a la innovación en emprendimientos de todo tipo. Y se despide con una recomendación para quienes se dediquen al emprendedurismo, que bien puede servir para la vida misma:

La línea entre el fracaso y el éxito es muy fina. Debemos permitirnos fracasar, no está mal fracasar, eso es aprendizaje. Pero hay que seguir intentando una y otra vez La línea entre el fracaso y el éxito es muy fina. Debemos permitirnos fracasar, no está mal fracasar, eso es aprendizaje. Pero hay que seguir intentando una y otra vez

-¿Cómo describirías una “empresa social” y qué es ser emprendedor social? ¿Creés que es la clave de la economía del futuro?

-Durante mucho tiempo fuimos testigos de una generación que buscaba generar rentabilidad y riqueza económica. Eso era ser exitoso. Ahora viene una nueva generación de emprendedores -ponele, sociales- a replantear esto. Totalmente diferente. Aceptando que no son mejores ni peores, sino que es otro momento de la humanidad donde necesitamos otras cosas, y algunas muy urgentes. Donde nuestro ideal de progreso se basa en ser rentables poniendo a las personas y el ambiente como factores claves del desarrollo, y no a costa de ellos. Actualizarse con los nuevos tiempos va a ser clave para la supervivencia de los negocios.

Durante mucho tiempo fuimos testigos de una generación que buscaba generar rentabilidad y riqueza económica. Eso era ser exitoso. Ahora viene una nueva generación de emprendedores Durante mucho tiempo fuimos testigos de una generación que buscaba generar rentabilidad y riqueza económica. Eso era ser exitoso. Ahora viene una nueva generación de emprendedores

"Hoy tenemos la posibilidad de reflexionar y cuestionar las cosas para poder cambiarlas. Y aquellos que no generen valor para la sociedad, innovando, conectando con la realidad, la van a tener muy difícil. A todos nos mueve el propósito de buscar soluciones para nuestras comunidades y mejorar la situación actual. Hay muchas soluciones inesperadas a problemas sociales y ambientales que son comunes para todos los países".

Alejandro Malgor, emprendedor (5).jpeg
Malgor estudió Liderazgo y Políticas Públicas para el Siglo XXI en Harvard, y Estrategias de Sustentabilidad en la Universidad de Stanford.

Malgor estudió Liderazgo y Políticas Públicas para el Siglo XXI en Harvard, y Estrategias de Sustentabilidad en la Universidad de Stanford.

-¿Qué posición ves que tiene Mendoza respecto al resto del país en cuanto a la evolución de emprendimientos de todo tipo? ¿Y cuál es el área que la destaca en este aspecto de emprender, de crear ideas y llevarlas a cabo?

-Que hoy Andrea Nallim, la directora de Emprendedores y Cooperativas del Gobierno de Mendoza sea una mujer y con una mirada hacia lo social y ambiental, habla de que somos una provincia que va marcando el camino al resto. Junto a otras provincias, somos pioneros. Cuando voy a eventos en otros países, me vuelvo loco con lo que se ve de Inteligencia Artificial, de cómo la tecnología bien aplicada puede ayudar a escalar los proyectos sociales y ambientales, generar transformaciones. Uno vuelve y se da cuenta de que estamos a años luz. Pero quiero funcionar de nexo para traer a referentes mundiales y que las cosas también pasen en estas partes del mundo.

-¿Cómo describirías tu forma de emprender?

-He cometido infinidad de errores. Las cosas no siempre salen como uno las espera. Muchas veces hacemos todo lo que hay que hacer pero igual fallamos. Uno muchas veces piensa en dejar todo y admitir que fracasó. Pero por suerte no me rindo fácil y tengo fe de que las cosas buenas comenzarán a pasar. Nunca rendirse está relacionado al propósito que tenemos en la vida. La línea entre el fracaso y el éxito es muy fina. Debemos permitirnos fracasar, no está mal fracasar, eso es aprendizaje. Pero hay que seguir intentando una y otra vez.

►TE PUEDE INTERESAR: Una diseñadora mendocina fabrica toallitas, protectores mamarios y desmaquillantes ecológicos

Temas relacionados: