La dieta mediterránea es conocida por cuidar la salud al tiempo que se comen platos deliciosos. Parte de su atractivo son las diferentes salsas que se pueden hacer para acompañar las carnes, pescados y hasta deliciosas patatas hervidas o asadas, muy comunes en las recetas de la dieta.

Se cree que salsa romanesco tiene origen en un plato de nombre muy similar, la romescada, que tiene como base un sofrito de tomate, ñora (un pimiento propio de la región poco picante), pimentón y algunas nueces.

romanesco.webp
Esta salsa es una de las recetas más tradicionales de la dieta mediterránea.

Esta salsa es una de las recetas más tradicionales de la dieta mediterránea.

La actual versión de la romanesco es muy buena para acompañar carnes, ya sea de vaca, cerdo o de pescado, y también para las patatas. Aquí te presentamos la receta más tradicional para prepararla.

Ingredientes de la salsa ideal para acompañar platos de la dieta mediterránea

  • 4 tomates maduros
  • 1 cabeza de ajos
  • 2 ñoras u otro pimiento seco suave
  • 10 almendras tostadas
  • 10 avellanas tostadas
  • 1 rebanada de pan tostado
  • 250 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 100 ml de vinagre de vino suave
  • Sal al gusto
    ingredientes.jpg
    Con pocos ingredientes tendrás una salsa única.

    Con pocos ingredientes tendrás una salsa única.

    Preparación de la salsa ideal para acompañar platos de la dieta mediterránea

►TE PUEDE INTERESAR: La receta para freidora de aire de uno de los mejores platos de la dieta mediterránea

  1. Precalentar el horno a 180°C. Lavar los tomates y colocarlos en una bandeja para hornear. Cortar la cabeza de ajos por la mitad y colocarla junto a los tomates. Asar durante 45 minutos a 1 hora, o hasta que los tomates estén blandos y la piel esté tostada.
  2. Poner las ñoras en remojo en agua tibia durante 30 minutos. Escurrir y retirar las semillas y el tallo.
  3. En una sartén pequeña, tostar las almendras y las avellanas a fuego medio hasta que estén doradas. Retirar de la sartén y reservar.
  4. Tostar una rebanada de pan en una tostadora o sartén hasta que esté dorada.
  5. Una vez que los tomates y los ajos estén asados, retirar del horno y dejar enfriar un poco. Pelar los tomates y los ajos.
  6. En un procesador de alimentos o mortero, colocar los tomates asados, los ajos asados, las ñoras hidratadas, las almendras tostadas, las avellanas tostadas, el pan tostado, el aceite de oliva, el vinagre y la sal. Procesar hasta obtener una salsa espesa y cremosa.
  7. Probar la salsa y ajustar la cantidad de sal, vinagre o aceite de oliva al gusto.