Asamblea legislativa

Rodolfo Suarez tendrá dentro de Cambia Mendoza la piedra en el camino para lograr la Reforma Constitucional

En su discurso de apertura de sesiones, el gobernador se preocupó por pedirle a la oposición que destrabe el debate de la reforma institucional. Sin embargo, el verdadero escollo lo encontrará dentro de su propia fuerza política

En la Asamblea Legislativa, el gobernador de Mendoza le pidió a la oposición que "destrabe" la posibilidad de debatir sobre una reforma institucional que considera necesaria y "beneficiosa para los mendocinos" pero se olvidó de enfocarse hacia el interior de su propia fuerza política donde no son pocas las voces en contra del proyecto que está presentado en la Legislatura desde hace dos años.

Es que el PJ ya adelantó, en la voz de Anabel Fernández Sagasti, que rechazará de plano el proyecto por el que Suarez pretende iniciar el camino hacia la Reforma Constitucional. Pero desde el PRO, que sumó legisladores en ambas cámaras, también adviertieron que el debate tendrá que ser con primero con ellos para recién después abrir la conversación a la oposición.

"Vamos a insistir en la reforma institucional porque es esencial para la modernización y la proyección de Mendoza", dijo el gobernador Rodolfo Suarez hacia el final de un discurso pobre de anuncios y rico en balance.

TE PUEDE INTERESAR: Minería: la palabra que Rodolfo Suarez evitó pero tuvo un peso específico en su discurso

"Por este motivo - se extendió- vengo a pedirle a la oposición, con la mejor voluntad de diálogo, que permita abrir el debate de cara a la sociedad".

Pero para que ese debate del que habló el gobernador efectivamente se abra a la sociedad mendocina, más que pensar en el apoyo de la oposición en la Legislatura que hoy está casi concentrada en el PJ por la poca presencia de las terceras fuerzas, el radicalismo deberá pensar en dialogar en el interior de Cambia Mendoza, donde el PRO ganó representantes.

"Este es un bloque nuevo, ahora somos 9", tiró Enrique Thomas, quien juró como diputado el jueves pasado y será vicepresidente segundo en la cámara baja. Con esa advertencia, desde el PRO le marcaron la cancha al gobernador.

Enrique Thomas PRO Diputado.jpg
El diputado del PRO Enrique Thomas, que juró esta semana y fue designado vicepresidente segundo de la cámara baja, se pronunció a favor de una reforma constitucional siempre y cuando medie diálogo del radicalismo con los aliados. Foto: Martín Pravata.

El diputado del PRO Enrique Thomas, que juró esta semana y fue designado vicepresidente segundo de la cámara baja, se pronunció a favor de una reforma constitucional siempre y cuando medie diálogo del radicalismo con los aliados. Foto: Martín Pravata.

Reforma Constitucional sí pero ¿este proyecto no?

Un mix de senadores y diputados el PRO se reunió post discurso de Suarez a analizar muy por encima sus palabras respecto del impulso de la reforma institucional que excluye la reelección del gobernador, para evitar suspicacias, pero incluye la unicameralidad como forma para la Legislatura provincial.

Y allí encontramos un escollo que será difícil de sortear para el Ejecutivo.

"Creemos firmemente que la propuesta del gobernador mejora a la provincia", defendió el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, sin cerrar la puerta al debate sobre posibles cambios en el proyecto pero dejando en claro que la postura será defender el texto como está a como dé lugar.

Y si la UCR no se abre la posibilidad de cambios, entonces ese 2/3 que parece estar a un pasito se alejará a varios pasos más.

"Soy partidario de una Reforma Constitucional si el gobernador abre la discusión con sus aliados", aseguró Thomas que cree fervientemente en que es el momento para hacerlo.

►TE PUEDE INTERESAR: Qué cumplió y qué no cumplió Rodolfo Suarez de su discurso del 1º de mayo del año pasado

Sin embargo, la unicameralidad que forma parte del proyecto tiene poca recepción dentro de su partido. Para Thomas, una de las alternativas para que la reforma avance, y al menos pueda iniciar su camino hasta la convención constituyente, sería eliminar de la iniciativa del Ejecutivo esa modificación de la Legislatura, que hoy es bicameral. "No es la llave y hay otras reformas más importantes que ésa como la necesidad de represenación de los municipios en las cámaras, la autonomía municipal y hasta una reelección del gobernador (excluyendo al actual, claro)", dijo dando su opinión personal.

"Pero que haya una sola cámara trae problemas de representación y no le hará bien a Mendoza", advirtió. Ese mismo pensamiento es compartido por otros legisladores del PRO que seguirá analizando el proyecto en una mesa de trabajo interna.

¿Estará dispuesto el oficialismo a abrirse al debate interno así como se lo pide a la oposición?

"Primero quiero ver ese espíritu de debate interno en Cambia Mendoza. Y recién después debatir con otras fuerzas políticas", reclamó Thomas en diálogo con Diario UNO tras la Asamblea Legislativa.

"Vamos a pedir ese debate interno para poder hacer aportes que no han sido contemplados", agregó dejando en claro que el primer escollo para que se debata la Reforma Constitucional en la Legislatura será dentro de Cambia Mendoza.

La posición de la tercera fuerza

La conformación tanto el Senado como Diputados ha quedado polarizada. Cambia Mendoza y el PJ tienen la gran mayoría y el aporte de las terceras fuerzas se verá notablemente disminuido a partir de hoy, que se abrieron las sesiones ordinarias con la nueva composición.

En Diputados, por fuera de Cambia Mendoza y del Frente de Todos quedaron solo dos diputados, Emanuel Fugazzotto y Mercedes Llano. El primero del Partido Verde y la segunda del Partido Demócrata.

En el Senado, las bancas quedaron repartidas entre las dos fuerzas mayoritarias.

"Queremos darle a la sociedad la oportunidad de debatir si cree en la necesidad de bajar el costo de la política terminando, por ejemplo, con la elección de medio término o reduciendo la cantidad de legisladores y mejorando la representación en una sola cámara donde todos los departamentos tendrán su voz, también como gesto de empatía de la política con los ciudadanos que son quienes financian al Estado con sus impuestos", dijo el gobernador en su discurso.

Pero la respuesta del Partido Verde llegó de manera inmediata: "Solo le importa la reforma de la Constitución y la sostiene en argumentos de reducir la representación política", advirtió el diputado provincial Fugazzotto.

RAMON LLANO FUGAZZOTTO.jpg

"Pensar una Reforma Constitucional solo para eso es perder una oportunidad enorme de incluir derechos de relacionados a la preservación de la naturaleza, usuarios y consumidores, entre otros", agregó y destacó que el argumento de bajar el costo no tiene sentido: "Mendoza tiene una de las Legislaturas más baratas del país y representa un costo muy poco significativo en relación al presupuesto provincial".

La mayoría que se necesita para la Reforma Constitucional

De acuerdo a lo establecido en la Constitución provincial, ambas Cámaras deben tratar el proyecto (que ya está en el Senado), y para su aprobación se requieren las dos terceras partes de los votos de los miembros totales de ambos recintos.

Con esos famosos 2/3 lo que se declara es la necesidad de la reforma y se habilitan los temas sobre los que debatirá una futura convención constituyente que, por los tiempos que restan para la terminación del mandato de Suarez, extenderían a este Gobierno.

Con la ley por aprobación de las dos terceras partes de los votos se declara la necesidad de la reforma y se habilitan los temas que la futura Convención Constituyente podrá discutir y debatir.

Y ya después, en la inmediata posterior elección legislativa, se debería someter a referéndum constitucional para que el pueblo vote por sí o por no.

Si se alcanzara la mayoría, se convocaría a elecciones de convencionales constituyentes, momento en que las fuerzas políticas tendrán que hacer sus propuestas de reforma pero solo en cuanto a los puntos abiertos a la discusión.

Una vez cerrada esa etapa, la Convención Constituyente debería reunierse para redactar el nuevo texto constitucional.

La mayoría que tiene Suarez en ambas Cámaras

Suponiendo que Cambia Mendoza votara en conjunto por la necesidad de la reforma, en Diputados el oficialismo estaría a tres votos de lograr los dos tercios, y en el Senado a dos votos, por lo que necesitaría sí o sí "convencer" a legisladores opositores.

De todas maneras, como dijimos más arriba, con los primeros con los que el radicalismo deberá sentarse a dialogar será con los aliados para tener aunque sea una mínima chance de ir por la reforma esperada.

Con la nueva composición, en Diputados el interbloque Cambia Mendoza quedó con 29 legisladores; el del Frente de Todos con 17; más uno por el Partido Verde y uno por el Partido Demócrata.

En el Senado, Cambia Mendoza se quedó con 24; mientras que para el FdT serán 14.