Cambios en el máximo tribunal

Para reformar la Suprema Corte, a Suarez le urgirá contar con los 9 votos del PRO y aún hay dudas

Con el proyecto de reforma del funcionamiento de la Corte ya en Diputados, el oficialismo necesitará contar con todos los votos de sus socios del PRO para que esa iniciativa no fracase. En las filas de De Marchi marcaron que no se los consultó y aún hay dudas sobre su respaldo

A escasos días de haberse conocido la letra chica del proyecto que cambiaría radicalmente el proceso por el cual el máximo tribunal dirime las causas que le llegan, puertas adentro de Cambia Mendoza se encendieron algunas luces de alerta que le pondrían freno a la ansiedad oficialista.

El primero en levantar la mano fue el diputado nacional Omar De Marchi, que ostenta 9 bancas en la Casa de las Leyes: 5 en Senadores y 4 en Diputados.

"A un tema así hay que darle el suficiente debate. Definir el proceso por el cual la Corte resolverá las causas que lleguen al máximo tribunal no se puede definir entre gallos y medianoche. No hay que apurarse, sino caeríamos en lo mismo que le criticamos al kirchnerismo a nivel nacional", adelantó De Marchi marcándole a sus socios del radicalismo sus propios tiempos de debate.

►TE PUEDE INTERESAR: El gremio judicial reavivó la polémica por los sueldos de los jueces de la Suprema Corte

No lo dicen abiertamente, pero en el interior del PRO se quejan de que el Gobierno nunca consensuó con ellos el proyecto y que lo conocieron cabalmente cuando el gobernador lo envió a la Legislatura y ya enviaron señales de su descontento con ese ninguneo.

Del lado del radicalismo parecen haber acusado recibo porque este lunes, fue la misma Presidenta Provisional del Senado, Natacha Eisenchlas, quien usó su Twitter para admitir que el proyecto había generado "diversas opiniones que enriquecen el debate" y acotó que en la Legislatura "se respetará la diversidad de ideas".

Twit de Natacha Eisenchlas por la reforma de la Suprema Corte.JPG

Pero además de cuestionar "los tiempos y las formas" en que se conoció el proyecto de la UCR, en el PRO también criticaron que el cambio en el funcionamiento de la Suprema Corte para eliminar el actual sistema de salas "busca terminar con la mayoría que tiene el PJ en la sala 2 que reúne la mayoría de las causas. Pretenden terminar con esa mayoría e imponen mayoría radical en los plenarios. Acá se naturaliza abiertamente que el máximo tribunal funcione como una cámara legislativa. Tenemos que discutir entonces cómo llegan los jueces a la Corte, no es posible que cualquier ministro de Gobierno termine siendo juez", dispararon en alusión a Mario Adaro (ex ministro de Jaque) y a Dalmiro Garay (ex ministro de Cornejo).

Las discusiones internas podrían frenar el despacho de comisión

Comisión de LAC de la Legislatura provincial.jpg
De los 13 integrantes de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, 6 son de la UCR, 4 del PJ, uno del PRO, otro del PD, y el restante presidente de Unión Popular.

De los 13 integrantes de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales, 6 son de la UCR, 4 del PJ, uno del PRO, otro del PD, y el restante presidente de Unión Popular.

Para poder discutirse en el recinto, el proyecto de reforma de la Suprema Corte necesita de un despacho de comisión, que es lo que se comenzará a discutir en la reunión de Legislación y Asuntos Constitucionales desde este martes a las 10.30.

Por esa comisión pasarían desde el próximo jueves distintas figuras representativas que aportaron tanto desde el oficialismo como desde el Partido Jusiticialista, entre ellos el subsecretario de Justicia, Marcelo D´Agostino, ex jueces de la Corte, como Aída Kemelmajer y Alejandro Pérez Hualde, referentes del Colegio de Abogados y varios referentes más.

►TE PUEDE INTERESAR: La reforma de la Suprema Corte de Justicia ensanchó aun más la grieta entre peronistas y radicales

"Lo que buscaremos es fortalecer la discusión porque no podemos permitir que esto se convierta en una puja entre bandos opuestos, porque estamos hablando de un poder que necesariamente debe ser independiente", marcó el presidente de esa comisión, el diputado Jorge Difonso, de Unión Popular.

Para lograr ese despacho al oficialismo le urgirá contar con el aval del PRO, pero también con el voto de ese diputado sancarlino, que es parte de Cambia Mendoza.

Es que esa comisión está integrada por 13 miembros, de los cuales 4 son del PJ, 6 son de la UCR, y la lista se completa con la diputada Mercedes Llano, del PD, Gustavo Cairo del PRO y Jorge Difonso de Unión Popular.

Si Llano se opusiera a respaldar el proyecto oficial, como ha hecho en varias de las últimas discusiones legislativas, si las dudas del PRO se impusieran y Difonso no avalara la iniciativa del oficialismo, la votación interna en esa comisión terminarían dándole un cachetazo al radicalismo, ya que los opositores juntarían 7 votos contra los 6 radicales.