Malestar en los empleados estatales

Para desactivar posibles reclamos de municipales, Suarez unificó estrategias con sus intendentes

Sin difundirlo el lunes pasado el gobernador Rodolfo Suarez citó a los jefes comunales radicales para acordar una estrategia de aumento a municipales: esperarán a que se defina un incremento con la federación que nuclea a los gremios municipales a fines de agosto, para dar las subas en sus comunas. Tres de los 6 peronistas ya adelantaron aumentos

Ese clima de reclamo, por los sueldos que todos los meses pierden la batalla con la inflación, repercutió puertas adentro de las comunas y urge definir un aumento a municipales para desactivar otros focos de conflicto.

Por eso y con el fin de unificar una estrategia que vaya a tono con los incrementos que les dio a los estatales provinciales, y para que nadie saque los pies del plato o quiera sacar tajada de la situación, el gobernador citó a los intendentes radicales para acordar que todos esperen a la reunión paritaria que tendrán el 24 de agosto con la federación que nuclea a los gremios municipales.

Según lo que trascendió, lo que se acuerde en esa paritaria se replicará en los aumentos a municipales que darán luego esos intendentes.

Por si hiciera falta refrescarle la memoria, el gobernador les mostró a los jefes comunales gráficos con la discriminación que sufre la provincia en el reparto de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y los retrasos que sufre en el pago de otros fondos nacionales.

Del relevamiento que hizo Diario UNO en 8 comunas de distintos colores políticos y zonas de la provincia, se pudo comprobar que al acuerdo radical se plegará también el aliado de Cambia Mendoza, el sancarlino Rolando Scanio, del Frente Renovador- Unión Popular. En tanto que tres de los 6 jefes comunales peronistas ya adelantaron aumentos en julio, y la misma postura adoptó el único intendente del PRO, el lujanino Sebastián Bragagnolo.

► TE PUEDE INTERESAR: Cada vez es más notorio que hay dos ciudades de Mendoza

Los que se adelantaron al conflicto y anticiparon aumentos

El mismo lunes 1 de agosto, en que se detuvo al secretario general de ATE, Roberto Macho, acusado de reiterancia en los cortes de calles y rutas en medio de los reclamos, el intendente de Maipú, Matías Stevanato, le anunciaba a sus empleados municipales que les elevaría el aumento anual a 70% para este 2022. Ese es hasta el momento el mayor aumentos a municipales de la provincia.

"Hoy tenemos un nuevo desafío que es atravesar esta crisis económica que tanto daño le está haciendo al bolsillo de la familia municipal", dijo Stevanato en un video que hizo correr entre los municipales y añadió empático: "Este 70% se lo damos porque conocemos su realidad y sus necesidades".

Embed

Previamente el intendente había acordado con el gremio municipal darles un aumento del 52% para todo el 2022, de lo cual hasta agosto se había pagado el 37%. Por tanto a ese porcentaje que ya pagó, ahora deberá sumar el pago del 33% para completar el 70% pactado. Según trascendió ese 33% se pagará efectivizando el 13% con el salario de agosto, el 10% con el septiembre y el 10% final con el de octubre.

Otro que tuvo la muñeca política de prever posibles reclamos fue el intendente de Luján de Cuyo, Sebastián Bragagnolo, quien en plena discusión paritaria de los estatales provinciales, a fines de julio decidió adelantar el aumento que tenía previsto darles a sus empleados municipales en agosto.

Así, los municipales lujaninos cobraron con el sueldo de julio un 12,5% de aumento. Con ese incremento al concluir julio el jefe comunal del Pro ya había liquidado a sus empleados un 50% de incremento: dio un 25% en marzo, otro 12.5% en mayo y el mismo porcentaje en julio. A eso se sumó un bono de $4.000 que se pagó en abril y junio y que se podría dar también en agosto, algo que se definirá el próximo 10 de agosto.

Aumento a empleados municipales que hizo el intendente de Luján de Cuyo.jpg

En tanto, en septiembre Bragagnolo y el gremio que representa a los municipales volverán a reunirse para definir futuros aumentos para el último trimestre del año.

El mismo adelanto decidió dar el intendente de La Paz, el peronista Fernando Ubieta, quien por decreto pagó en julio un incremento del 17% que tenía previsto dar en agosto. Justo el mismo 26 de julio, cuando decenas de miles de empleados que se habían adherido al paro del SUTE, ATE y Ampros marchaban a Casa de Gobierno reclamando un aumento, Ubieta firmaba ese instrumento y lo difundía en sus redes sociales.

Tuit Ubieta.JPG

El jefe comunal paceño contó en esa oportunidad que ese adelanto era la segunda de las 3 cuotas con las que iba a cumplir con el aumento del 53% previsto para este año. La primera la pagó en abril, la segunda, que estaba prevista para el agosto se efectivizó en julio y la última debería abonarse en octubre. Sin embargo, tras reunirse con el gremio de los empleados municipales quedó abierta la chance de volver a negociar aumentos en noviembre.

"Sabemos que la situación está difícil y vamos dando los aumentos que podemos. Nos encantaría que fueran aún mayores pero no podemos desfinanciar la comuna. La Paz recauda en impuestos el 1% del presupuesto, el resto es Coparticipación y acá tenemos 750 empleados en la planta estable, por lo que tenemos que ser conscientes de todo lo que implica un aumento mayor", admitió el intendente paceño Fernando Ubieta.

Otro de los intendentes que ya pagó un aumento del 50% es el peronista Emir Félix que comanda San Rafael.

emir-felix (1).jpg
Emir Félix, intendente de San Rafael, ya dio un 50% de aumento a municipales.

Emir Félix, intendente de San Rafael, ya dio un 50% de aumento a municipales.

Justo antes de enfermarse de la neumonía que lo tuvo más de 60 días internado, en marzo pasado Félix había acordado darles a sus empleados municipales un aumento anual de 50% para todo el 2022, dejando abierta la posibilidad de reabrir la paritaria si la inflación se disparaba, algo que finalmente ocurrió. Ya en enero les había dado un bono de Reyes de $12.000.

Previendo que la economía podía endurecerse, Félix dispuso luego que la mayoría de ese aumento se pagara antes julio para que los aumentos repercutieran en el aguinaldo. Así fue que se pagó un 35% en marzo, 5% en mayo, que repercturieron en el Sueldo Anual Complementario (SAC) y el 10% restante se pagó en mes pasado.

Así con ese último aumento, el salario de un municipal de clase A, que es la más baja del escalafón rondó en julio pasado entre los $45.000 y $50.000 dependiendo de la antigüedad que pudiera tener.

Ahora esos empleados, que en esa comuna son 2.100, aguardan una posible reapertura de paritarias en los próximos días, aunque esa reunión aún no tiene fecha. "Hubo reuniones informales entre el Ejecutivo y el gremio para sondear el humor de los municipales", admitieron desde la comuna.

Radicales de Guaymallén acusan de "demagogia y cinismo" al PJ

Apenas se divulgó el aumento del 70% que otorgó Stevanato a los municipales maipucinos, el primero en cuestionarlo fue el Secretario de Gobierno Guaymallén, Nicolás González Perejamo, quien usó su Twitter para marcar "la receta del PJ para afrontar la crisis que ellos generan era un cóctel de demagogia y cinismo".

Pero la afronta del funcionario de Marcelino Iglesias no terminó ahí, le advirtió a Stevanato que el último intendente peronista que había dado altos aumentos a los empleados en Guaymallén "se fue sin pagar y está preso", en referencia al ex intendente Luis Lobos quien está en el penal de San Felipe condenado por una causa de "fraude a la administración pública de Guaymallén".

Twit del Secretario de Gobierno de Guaymallén sobre los aumentos que dio Stevanato.JPG

En la comuna que comanda Iglesias se acordó con el Sindicato de Empleados y Obreros Municipales un aumento salarial que rondó el 45% contemplando los incrementos a la asignación de clase y los bonos no remunerativos que se pagaron a cuenta de la paritaria que reabriría la provincia el 26 de agosto con ese gremio.

Hasta julio esos 3073 empleados municipales de Guaymallén habían recibido un 10% en febrero, otro 10% en abril, el mismo porcentaje en junio y un 5% en julio. A ese 35% se le adosó un bono periódico que el mes de julio fue de $9.000.

"Participaremos de esa mesa paritaria para intentar seguir acordando una pauta salarial que sea posible, cumplible y que venga compensar la tremenda situación económica a la que con una inflación descontrolada, nos ha llevado el frente de Todos", advirtió el Secretario de Gobierno de Iglesias.

Fieles a la estrategia que se acordó con Suarez

asuncion ucr rivadavia tadeo garcia zalazar 1.jpg
Tadeo García Zalazar aguardará a la reunión que mantendrá el Gobierno con la Federación que nuclea a los gremios de empleados municipales para reabrir la paritaria y dar un nuevo aumento sus empleados.

Tadeo García Zalazar aguardará a la reunión que mantendrá el Gobierno con la Federación que nuclea a los gremios de empleados municipales para reabrir la paritaria y dar un nuevo aumento sus empleados.

En Godoy Cruz también respetarán lo acordado con Suarez y si bien podrían iniciar conversaciones con el gremio en las próximas semanas, nada se pactará antes de la paritaria provincial.

Tadeo García Zalazar acordó dar provisoriamente un aumento del 49,9% a los 1.880 empleados municipales que se conforma con un incremento en los sueldos básicos del 43% en 4 cuotas, más un bono no remunerativo de $4.000 que se paga desde marzo. Con ello cada agente municipal recibirá todos los meses, hasta terminar el año, un bono no remunerativo total de $ 10.000 (en ese monto se contempla el ítem Covid de $3.000 y el de emergencia sanitaria que también es del mismo monto).

Ese incremento ya se pagó completo a fines de junio, ya que se abonó el 15% en marzo y abril, el 6% en mayo y el 7% restante en junio.

"La próxima semana comenzarían las reuniones con el gremio, con el fin de ir perfilando un nuevo aumento que vaya acorde con lo que se acuerde con la federación que los nuclea. Los paritarios provinciales tienen prevista esa reunión para fin de mes", confiaron desde esa comuna, en donde el básico de un municipal de clase A que recién ingresa es hoy de $20787,36, a ese monto se deben sumar los ítem de antigüedad, título, presentismo, mayor dedicación y un porcentaje de producción del área a la que pertenece.

Aunque nadie se atrevería a confirmarlo por estas horas, es probable que el nuevo incremento se acerque a un 20% que se podría pagar en tramos. A ese incremento se le podría sumar en noviembre un bono no remunerativo, algo que ya se pagó el año pasado precisamente para el día del municipal, el 8 de noviembre.

Daniel Orozco.jpg
Daniel Orozco, intendente de Las Heras, evalúa sumar al aumento a municipales que ya otorgó, un bono más, pero no trascendió el monto del mismo.

Daniel Orozco, intendente de Las Heras, evalúa sumar al aumento a municipales que ya otorgó, un bono más, pero no trascendió el monto del mismo.

La misma respuesta dieron desde Las Heras, en donde previamente habían acordado para todo el 2022 una suba del 57%, porcentaje del cual hasta el momento se ha pagado un 40%, contemplando los aumentos remunerativos y bonificables y los bonos no remunerativos.

Si bien en el acuerdo paritario vigente Daniel Orozco había pactado otorgar otro aumento a sus empleados municipales en noviembre, ahora aguardará a lo que pueda pactar el Gobierno con la federación de gremios municipales para reabrir esa paritaria. Entre tanto evalúa otorgar un bono, aunque desde la comuna evitaron dar precisiones del monto que podría dar.

Rolando Scanio-San Carlos.jpg
El sancarlino Rolando Scanio ya otorgó un aumento a municipales del 42, que se conforma con un porcentaje del 32,5% al básico más un bono de $7.000.

El sancarlino Rolando Scanio ya otorgó un aumento a municipales del 42, que se conforma con un porcentaje del 32,5% al básico más un bono de $7.000.

Sin que haya participado de la reunión de los intendentes radicales, el sancarlino Rolando Scanio también se alineará con sus aliados de Cambia Mendoza.

"Hemos hablado con gremio esperar a esa reunión del 24 de agosto. Sabemos que los salarios son bajos y que necesitan actualizarse porque los aumentos están muy por debajo de la inflación, acá un empleado de la categoría A debe estar ganando de bolsillo no mucho más de $35.000", admitieron desde San Carlos.

Scanio pactó otorogar un aumento del 42%, que se conforma con un incremento sobre los básicos del 32,5% más un bono de $7.000, que es lo que ya cobraron los 806 municipales, entre los que pertenecen a planta permanente y los contratados.