Escasez mundial

Más de 50 pymes se asociaron para conseguir vidrio: "Ya compramos más de un millón de envases"

Los problemas para conseguir botellas y frascos golpean fuerte a las industrias regionales. En Mendoza, una red que incluye a decenas de coooperativas, pequeñas y medianas empresas decidió gestionar compras de forma coordinada

Hace más de un año que la industria del vidrio viene con problemas. A los inconvenientes asociados con la pandemia se sumó luego el aumento de los precios que trajo la guerra en Ucrania. Y ante la desesperación, decenas de pymes y cooperativas mendocinas -aseguran que son al menos 70- se asociaron para conseguir frascos y botellas.

Romina Giménez es la presidenta de la Cooperativa Consumen, que funcionó como "enlace" entre las pymes locales y los grandes cristaleros. "En 2020 ya había faltante y en 2021 el panorama se complicó más. Entonces nos organizamos junto con bodegas, olivícolas, conserveras, etc.; todos productores de Mendoza", repasa.

compra-vidrio-pymes-7.png

La idea era llegar colectivamente a las negociaciones con los fabricantes, ya que ante la baja en la oferta los "peces gordos" se estaban quedando con la mayor parte de los envíos de vidrio.

Giménez continúa: "nos sentamos a charlar con las empresas Cattorini y Rigolleau, dos de las más importantes del mercado. Y ellos buscaban canalizar las compras de envases por un solo camino".

Paralelamente se tejió una estrategia política. Los productores se pusieron en contacto, entre otros referentes, con la senadora Anabel Fernández Sagasti y el diputado provincial Bruno Ceschin, además de funcionarios de la Nación que también afinaron sintonía con los cristaleros.

Por un lado, pues, estaban las pocas compañías que fabrican los envases. Por otro, las pymes; y -cuenta Romina- el eslabón de enlace era la cooperativa Consumen.

"Nosotros hicimos la facturación y las compras. El primer camión descargó a fines de diciembre de 2021 y los últimos han llegado en abril. En total, fueron más de 40 cargamentos que trajeron más de 1.200.000 envases", apunta la entrevistada.

Y destaca que -a partir de haberse asociado- las pymes consiguieron que les vendieran a precio mayorista y/o con mejores condiciones de pago.

►TE PUEDE INTERESAR: Censistas ya hicieron el relevamiento en zonas rurales y barrios conflictivos de Mendoza

"Conseguir botellas nos permitió pensar con un poco más de tranquilidad"

Joaquín Vallé es uno de los propietarios de Finca El Nevado, una empresa que a su vez posee las bodegas Santa Silvia y La Correína, en San Rafael. Trabajan allí unas 20 personas, aunque la entidad sostiene a otros 50 puestos de trabajo indirectos.

"La experiencia de asociarnos con otras empresas para conseguir botellas fue positiva, sobre todo cuando el faltante era más notorio, es decir en 2021", cuenta.

Finca el nevado.png

Aclara, asimismo, que a su criterio la carestía no tuvo que ver con la mala voluntad de las cristaleras.

"Es que durante la pandemia -señala Vallé- la gente duplicó o triplicó su consumo de vinos. Entonces las tres principales fábricas tuvieron problemas para responder a esa alza abrupta en la demanda. Y lógicamente, priorizaron a sus clientes más grandes o con mayor historial de compras".

A eso se le sumaron ciertas características del mercado del vidrio. Vallé considera: "Vos pensá que para subir la producción, esas fábricas tenían que hacer grandes inversiones en nuevos hornos. La verdad es que con la inestabilidad que hay en el país lo veían como un riesgo. Y todo lo que te describo generó la tormenta perfecta".

Vallé dice que a partir de la asociación con otras pymes su firma recibió alrededor de 100.000 botellas. "Eso nos permitió cubrir unos dos meses de producción. Parece poco, pero fue fundamental porque durante ese tiempo pudimos pensar con un poco más de tranquilidad y continuar nuestras propias gestiones", recuerda.

►TE PUEDE INTERESAR: El Azufre fue habilitado por Malargüe y comenzará a funcionar en junio, aseguró Alejandro Spinello

"Me decían 'si te compro los tomates, no tengo dónde meterlos'"

Marcelo Serrano es presidente de la Cooperativa La Línea, que agrupa a más de 100 productores del sur provicial.

"El invierno pasado fue duro, porque nosotros vendemos frutas y verduras: la gente que envasa nos decía 'te compraría el tomate, pero no tengo dónde meterlo'. Faltaban frascos. Entonces empezamos a armar esta movida", evoca.

Serrano pone como ejemplo la cosecha del tomate: el plantado se realiza en octubre. Pero sin frascos, la línea de producción quedaba comprometida desde ese punto en adelante.

"Hicimos varias reuniones por Zoom y personales, se armó una estrategia político-empresarial-cooperativa y así logramos ir a las cristaleras con pedidos de mayor volumen", sintetiza.

botellasjpg.jpg
Sigue la crisis por la falta de botellas de vidrio.

Sigue la crisis por la falta de botellas de vidrio.

►TE PUEDE INTERESAR: Promineros se reunieron en un foro para buscar el desarrollo y la capacitación del sector

Para las pymes más chicas el acceso al vidrio marca la diferencia

Míkel Tena es apoderado en Mendoza de Olivas del Sur, una sociedad anónima que elabora productos gourmet desde sus instalaciones en Godoy Cruz. En esa pyme trabajan siete personas que se las veían difíciles a la hora de gestionar la llegada de envases.

"Pasaron dos años en los que no se conseguían recipientes para aceite de oliva, y de hecho la botella de 250 ml transparente todavía es una rareza", recapitula.

Tena jura que salió a buscar vendedores en Mar del Plata y Jujuy: "Pero pagábamos 100 mangos por botellas que a lo mejor valían 20".

En febrero, tras la gestión colectiva, arribaron las primeras botellas. Seis pallets que para una firma grande son una cantidad minúscula; pero para una pyme representan casi maná del cielo.

"Dos años sin envases implican, para cualquier compañía, un montón de tiempo. Y pasar al plástico trae varios problemas, desde no poder vender al mismo precio hasta los inconvenientes ecológicos", ilustra Míkel.

Antes de terminar, se enorgullece de estar trabajando en una línea "exclusiva" de aceites de oliva saborizados. "Mandamos a todo el país, así que estamos entusiasmados", cierra.

►TE PUEDE INTERESAR: Las elefantas Pocha y Guillermina siguen a su nuevo cuidador mientras se adaptan al santuario

Temas relacionados: