En su nuevo hogar

Las elefantas Pocha y Guillermina siguen a su nuevo cuidador mientras se adaptan al santuario

LLevan cinco días en su nuevo hogar en Brasil, y todavía no se animan a alejarse mucho del lugar que pisaron el primer día. El proceso de confianza en un espacio desconocido para Pocha y Guillermina les lleva más tiempo, pero nadie las apura. Aseguraron que están muy bien las dos

Las elefantas Pocha y Guillermina, madre e hija, recorren lentamente el nuevo espacio en el que vivirán el resto de sus vidas. Los cuidadores del Santuario de Elefantes de Brasil indicaron que están en perfecto estado, pero después de estar casi la vida entera en un pequeño recinto de cemento en el Ecoparque de Mendoza, les lleva su tiempo tomar confianza en el terreno. Ellas ya se habían despedido de su antiguo cuidador.

En la página de Facebook de Global Sanctuary for Elephants, cada día informan cómo se adaptan Pocha y Guillermina a su nuevo hogar. Lo llamativo fue que cuando Scott Blais, fundador del santuario, fue a abrirles un nuevo espacio, lo siguieron sin dudarlo.

pocha y guillermina.jpg
Pocha y Guillermina se animan lentamente a recorrer nuevos espacios en el Santuario de Elefantes de Brasil.

Pocha y Guillermina se animan lentamente a recorrer nuevos espacios en el Santuario de Elefantes de Brasil.

En el video se ve cuando Guillermina, de 23 años, prefirió regresar al primer recinto y no seguir los pasos de Scott. Pocha, su madre, dudó, pero al ver que su hija se alejaba decidió irse con ella.

Embed

Este episodio es algo muy positivo para los cuidadores de las elefantas mendocinas, ya que significa que toman de a poco más confianza en las personas y en el lugar.

Lo último sobre Pocha y Guillermina

El las redes sociales indicaron: "Como la mayoría de ustedes sabe a Pocha y Guillermina les está yendo bien, pero no se sienten cómodas deambulando lejos del granero. Después de toda una vida para Guille, y aproximadamente 50 años para Pocha, de vivir en un recinto recóndito, a nadie le sorprende que necesiten tomar confianza y tomar las cosas paso a paso. Es un proceso que apoyamos totalmente en el santuario, donde pueden elegir por sí mismas por primera vez en sus vidas".

pocha-y-guillermina-elefantas-mendoza.jpg
Madre e hija se mantienen todo el tiempo juntas, como siempre.

Madre e hija se mantienen todo el tiempo juntas, como siempre.

Respecto al video en el que siguen a Scott, señalaron que generalmente las elefantas entran y salen solas de las diferentes áreas que pueden recorrer, "pero esta vez estaban observando a Scott. Había dado la vuelta al granero para abrir una puerta y dar acceso a Pocha y Guillermina a ese patio también, y las niñas lo siguieron rápidamente, como si estuvieran listas para ver el nuevo lugar. Scott caminó con ellas a lo largo de la línea de la cerca, pero solo algo leve es suficiente para enviar a Guille de regreso al establo, que es un "lugar seguro" para ella, y le indica a su mamá que es hora de irse, a lo que Pocha accede".

►TE PUEDE INTERESAR: El Senado aprobó la ley que frena las renuncias de anestesiólogos y ya se debate en Diputados

"Estamos muy orgullosos del progreso que están logrando e increíblemente agradecidos de que no estén estresadas por el mundo exterior y exploren dentro y fuera todo el día por su cuenta. Aunque no se sienten completamente cómodas con aventurarse muy lejos en este punto, aún es notable lo lejos que han llegado en solo un par de días", señalaron desde el santuario.

pocha y guillermina en el ecoparque de mendoza elefantes.jpg
Una imagen rescatada del ex Zoológico de Mendoza cuando Guillermina era bebé.

Una imagen rescatada del ex Zoológico de Mendoza cuando Guillermina era bebé.

►TE PUEDE INTERESAR: Las fotos de los prontuarios carcelarios de Luis Lobos y Claudia Sgró salieron a la luz

Temas relacionados: