Traspasos municipales

Intendentes ponen primera en contextos dispares: de fricciones a padrinazgos en medio de la incertidumbre

Los intendentes electos comenzarán a ocupar sus lugares desde este miércoles. La preocupación por la estanflación y el achique del gasto anunciados por Javier Milei es la constante

Así como los intendentes salientes se toparon con una pandemia que el mundo no esperaba, los entrantes tendrán que gobernar en el durísimo contexto que promete Javier Milei, el presidente electo. Son conscientes de que los tiempos que se vienen serán difíciles. Lo que no saben es cuánto ni cómo se verán afectados sus municipios. Incertidumbre es la palabra que sobrevuela entre los jefes comuneros que asumirán desde esta semana para ser la cara política más cercana para sus vecinos.

Lo que los diferencia es su burbuja municipal. Tanto, que se les puede aplicar la frase popular “cada familia es un mundo”. En 5 de los 18 municipios mendocinos la transición será meramente una formalidad porque las cabezas seguirán siendo las mismas (Ulpiano Suarez en Ciudad, Flor Destéfanis en Santa Rosa, Raúl Rufeil en San Martín, Fernando Ubieta en La Paz y Matías Stevanato en Maipú). Es cierto, habrá retoques en algunos gabinetes y los propios intendentes deberán reinventarse en época de crisis (nueva) pero no empezarán de cero.

Ulpiano Suarez.jpg
Ulpiano Suarez, uno de los intendentes que renovó mandato para seguir al frente del municipio.

Ulpiano Suarez, uno de los intendentes que renovó mandato para seguir al frente del municipio.

Ese “no empezar de cero” tampoco se dará en municipios en los que el mando pasará a alguien del mismo equipo del intendente saliente. Los entrantes conocen la vida municipal desde adentro y, en la mayoría de los casos, se estuvieron preparando durante este año para que la transición prácticamente no se note.

Pero así como hay esos tipos de traspaso de mando, los hay más complicados. En Las Heras y en Malargüe la transición se enredó con denuncias y sospechas hacia los intendentes salientes y tan rota está la relación entre los que salen y los que llegan que Francisco Lo Presti asumirá cuando Daniel Orozco ya se haya ido y Jaque ni sabe cuándo lo hará.

Nada fácil está siendo la mudanza en Rivadavia. Los dardos entre los intendentes también se hicieron públicos y hay enojos mutuos que prometen perdurar en el tiempo.

Que pase el verano

Y si hay miseria que no se note… tanto. En parte esa será la premisa de muchos de los intendentes que asumen o renuevan desde esta semana. La mayoría prefiere levantar poco la cabeza, llamarse a silencio -al menos en on- y esperar para ver cómo se va acomodando la cosa nacional.

Las advertencias de Milei sobre el parate de la obra pública calaron hondo en algunos municipios que mucho dependieron -y avanzaron- de golpear puertas en la Nación. Puertas que, en principio, ahora estarán cerradas con llave. “En tiempos de crisis, la asistencia municipal es fundamental y la creatividad también”, dice a Diario UNO un intendente preocupado pero cauto.

Es que los cambios no solo serán en Nación, también lo serán en Mendoza, adonde asumirá un viejo conocido que también se maneja con el discurso de la austeridad y que ya en campaña advirtió que se vendrían tiempos difíciles.

Contener y buscar creativamente financiamiento serán las tareas principales de los municipios en los primeros meses de gobierno, y para ello, algunos cuentan con cajas mucho más holgadas que otros.

"No parecer lento"

La frase es de Diego Costarelli, intendente electo en Godoy Cruz. Y es clave. Porque le tocará asumir en un terreno aceitado, que viene de ocho años de la gestión de Tadeo García Zalazar y de otros cuatro de Alfredo Cornejo. Él creció políticamente con ellos y los vio llevar el mando del municipio pero ahora la responsabilidad será suya.

Tadeo García Zalazar con Diego Costarelli y Florencia Santoni 1.jpg
Florencia Santoni, pieza clave en el equipo de Tadeo García Zalazar, seguirá trabajando junto a Diego Costarelli. Conoce la realidad social de Godoy Cruz como pocos.

Florencia Santoni, pieza clave en el equipo de Tadeo García Zalazar, seguirá trabajando junto a Diego Costarelli. Conoce la realidad social de Godoy Cruz como pocos.

La misma frase podría aplicar a otros como Emir Andraos en Tunuyán, Esteban Allasino en Luján de Cuyo y ni hablar de Omar Félix en San Rafael y Mario Abed en Junín. También, aunque los últimos meses no fueron tan pacíficos, podría serle útil a Edgardo González en Lavalle; a Marcos Calvente en Guaymallén y a Gustavo Aguilera en Tupungato.

La estrategia “para no parecer lento” fue, en el caso de Costarelli -que es diputado provincial- insertarse en la municipalidad fuertemente antes de asumir para que la gestión no pase de cuarta a primera en un instante. Y esa es una ventaja que deberá valorar porque otros intendentes electos no tuvieron la posibilidad de una transición tan amena.

El actual diputado provincial sabe, como todos los demás, que el ajuste que vendrá será “feroz” y que la asistencia de los municipios será trascendental, al menos durante el 2024. Mientras tanto, todo lo que se pueda ir licitando, se hará para que la recesión no se traspase al 2025, año en el que muchos de los intendentes confían en que comenzará a verse cierta recuperación. Sí, la mira de la mayoría de los jefes comuneros está puesta en ese año. Otros se estiran hasta el 2026, debido a la cantidad de incendios que creen que tendrán que apagar en los próximos meses.

En Lavalle, Edgardo González es otro de los que no oculta su preocupación por el contexto nacional que le tocará transitar como intendente pero también es de los que, como ex funcionario municipal, conoce el funcionamiento de la comuna y ya empezó a trabajar junto a su equipo en lo que vendrá.

Aún en medio de la incertidumbre, los primeros planes se mantienen intactos. "Hay problemáticas estructurales arraigadas desde hace muchos años en las que estaremos abocados: suministro de agua potable, riego, salud, transporte, educación y los caminos". Saben desde Lavalle que para encontrar solución a esas temáticas deberán trabajar codo a codo, al menos con la Provincia, y es lo que intentarán.

"Nos vamos a adaptar a la situación y le vamos a dar un poco más de austeridad", dijo a su vez Marcos Calvente sobre la Vendimia de Guaymallén en lo que será un reflejo de la gestión en tiempos de turbulencias. El secretario de Obras de Marcelino Iglesias buscará continuar con lo que ellos llaman la reconstrucción del municipio, aunque claro, el panorama que viene estará en cierta manera condicionado por la macroeconomía.

Marcos Calvente y Marcelino Iglesias.jpg
Marcos Calvente sucederá a Marcelino Iglesias en Guaymallén.

Marcos Calvente sucederá a Marcelino Iglesias en Guaymallén.

Calvente se apoya en la "hoja de ruta" que se definió con la llegada de Marcelino y que implica la resolución de problemas históricos y el desarrollo de infraestructura. En ese punto él como secretario de Obras y Servicios Públicos actual plantea que Javier Milei se equivoca al pretender paralizar el financiamiento de obra pública. "Hay obras que sólo se pueden hacer gracias al dinero de la Nación o de créditos internacionales", dice.

Gustavo Aguilera es otro de los intendentes electos que salió del riñón del equipo municipal que ahora le tocará comandar. El director de Servicios de Tupungato se maneja en la transición entre el destacar lo hecho por Gustavo Soto e intentar innovar para la etapa que viene. Plantea que una de las claves estará en la colaboración entre lo público y lo privado y en la necesidad de trabajar en conjunto, para fortalecerse como región, con los otros intendentes del Valle de Uco: Emir Andraos y Alejandro Morillas, dos que no son de Cambia Mendoza.

"Condicionados" es otra de las palabras que los intendentes electos repitieron en cada charla con Diario UNO. En ese mismo sentido se expresó Andraos, de Tunuyán, hace unos días en Séptimo Día. El sucesor de Martín Aveiro reconoció que el municipio "recibió muchísima obra pública de la Nación para asfalto, ciclovías, redes de agua y de cloacas y casas" y que "es inviable culminar con el músculo municipal una obra pendiente que hoy ronda los $3.000 millones". "Estamos totalmente condicionados", dijo.

Gabriela Lizana Emir Andraos Matías Stevanato Flor Destefanis.jpg
Tres de los intendentes peronistas: Emir Andraos, Matías Stevanato y Flor Destéfanis; junto a la diputada provincial Gabriela Lizana que formó su propio monobloque en la Legislatura.

Tres de los intendentes peronistas: Emir Andraos, Matías Stevanato y Flor Destéfanis; junto a la diputada provincial Gabriela Lizana que formó su propio monobloque en la Legislatura.

Achique del gasto político, traspasos sin foto y denuncias

Alejandro Molero anunció esta semana su política de fuerte achique al gasto político en General Alvear. El Jany, hoy presidente de Iscamen, disparó -aunque sin nombrarlo- contra la gestión de Walther Marcolini, quien estuvo ocho años al frente del municipio.

Políticamente llevan años enfrentados y eso quedó más claro cuando Molero reveló que bajará a 22 funcionarios del gabinete y que con ello le ahorrará a Alvear más de $150 millones anuales.

Eliminará 7 direcciones y más de 15 asesorías con las que Marcolini venía trabajando y él entiende que no serán necesarias.

Donde también habrá una fuerte reducción de funcionarios será en Las Heras. Ha sido prácticamente una bandera de campaña de Francisco Lo Presti atacar el gran (por la cantidad) plantel político con el que termina la gestión de Daniel Orozco. Tanto que aseguró que lo reducirá en un 70%.

Para Lo Presti, que fue funcionario de Orozco, Las Heras necesitará una terapia de shock y el encargado de llevarla a cabo será Alejandro Gallego, que fue subsecretario de Hacienda en la dura crisis del 2001.

Además de las acusaciones por administración fraudulenta contra Orozco y la secretaria de Gobierno Janina Ortiz, hoy diputada provincial, que llegaron a la Justicia, desde el equipo de Lo Presti aseguran que la deuda en elmMunicipio supera los $5.000 millones mientras que en la caja de la comuna sólo quedan $1.000 millones.

A Lo Presti le preocupa el contexto nacional pero su foco hoy por hoy está puesto en que Las Heras deje atrás el nivel de endeudamiento que cree que heredará para volver a prestar al menos los servicios básicos que los vecinos denuncian que no se están brindando.

La relación entre el intendente electo y el saliente está completamente rota. De ser puntales de una gestión, los Lo Presti y los Tello pasaron a ser enemigos para el orozquismo que dejará la comuna el 10 de diciembre. La asunción del nuevo intendente será un día después, sin Daniel Orozco presente.

Pero las denuncias no son propiedad exclusiva de Las Heras. Bien al Sur, en Malargüe, las chispas son intensas.

Celso Jaque 2023 c.jpg
El ex gobernador Celso Jaque fue dos veces intendente de Malargüe.

El ex gobernador Celso Jaque fue dos veces intendente de Malargüe.

Son 11 las acusaciones contra el intendente Juan Manuel Ojeda y funcionarios de su gabinete. Entre ellas hay denuncias por fraude, irregularidades en la entrega de un terreno, sobreprecios en la obra pública y alteración de documentos.

Desde el peronismo, aseguraron que en la justicia malargüina las causas no avanzaron y es por eso que fueron mudadas a San Rafael. Hasta el procurador de la Suprema Corte Alejandro Gullé recibió a concejales opositores que impulsan las investigaciones para intervenir.

Planteada así la transición, claramente el diálogo no es el mejor entre el equipo que sale y el que ingresará en los próximos días. De hecho, ni en la fecha de la asunción se pusieron de acuerdo Ojeda y Jaque. El primero de ellos dejaría el mando el viernes 8 a la mañana; pero el ex gobernador Jaque no se dio por aludido. Su intención es que en su acto de asunción esté presente Alfredo Cornejo, pero ya en su cargo de gobernador por lo que desde su entorno dudan que la jura se dé antes del lunes 11.

¿Se darán la mano? Los dardos viajan también de uno a otro en Rivadavia. Miguel Ronco, el intendente que ya juró como diputado provincial, trató de mentiroso a su sucesor, Ricardo Mansur, quien ya fue intendente por el radicalismo y ahora lo hará por su propio partido, Sembrar.

“Para ganar elecciones se dice cualquier barbaridad. Él ha venido mintiendo desde la campaña hasta que consiguió el sillón de la comuna. Ya basta de mentiras”, dijo enojado una vez que conoció que Mansur había suspendido el Festival Rivadavia Canta al País por falta de fondos.

"Yo no dejo un departamento fundido. Soy el intendente que más obra pública realizó en la historia de Rivadavia. Le dejamos sueldos, aguinaldo, bonos y gastos menores. Después tiene enero para recuperar la quincena y a fin de mes recaudar $400 millones. Voy a estar atento y cada vez que invoque mi nombre le voy a saltar a la yugular", advirtió Ronco.

Las cuentas que sacó Mansur no son las mismas. El intendente electo, que asumirá el 10 de diciembre por la noche, afirmó que sólo le quedarán en caja “$290 millones” y que tendrá pendientes compromisos de obras muy importantes, además del bono de Reyes y la escuela de verano.

No sabemos qué va a pasar en enero y en febrero y vamos a priorizar servicios, salarios y obras”, dijo Mansur ya sobre la decisión tomada de dejar atrás en este 2024 el festival.

Más allá del dime y direte puntual, lo cierto es que el intendente electo, preocupado por la situación nacional de ajuste, apostará por la austeridad hasta que pase el temblor.

Temas relacionados: