Conflicto entre Gobierno y estatales

Escenas de un momento bisagra

Cronología de la detención de Macho y de lo que pasó en el Gobierno durante esas 24 horas de tensión. Parte de la Justicia quería que el sindicalista siguiera preso hasta el juicio, pero sienten que lograron un avance decisivo. Ganadores y perdedores en la víspera de otra semana intensa

La situación entre el Gobierno y los gremios está en su punto más tenso. No hay antecedentes de un cuadro así en los años de Rodolfo Suarez y para encontrarlo entre los de Alfredo Cornejo hay que remontarse a la gestación del ítem aula. En las dos veredas creen que la encarcelación y liberación de Roberto Macho fue una jugada que los empoderó.

Sin embargo, y aunque haya desviado enormemente la atención, el tema de fondo sigue irresuelto: estatales que no aceptan sus salarios. Y que esta semana vuelven al paro.

Macho terminó su asamblea en la explanada del hospital Humberto Notti cerca del mediodía, se subió a su camioneta y encaró por Bandera de los Andes hacia el oeste, pero no alcanzó a hacer dos cuadras.

Cerca de la intersección con calle Cañadita Alegre, a metros de la estación de servicio, policías de civil le cerraron el paso en dos vehículos y le comunicaron que estaba detenido.

"La verdad es que me trataron hiperbien. Tanto ahí como en la celda", contó después a sus más cercanos. El líder sindical desconocía que, antes de que él acudiera a esa asamblea, ya había todo un mecanismo disparado contra suyo en la Justicia: "La próxima que haga, se va adentro", resonó por una fiscalía días antes. Ya estaba librada la orden. La única premisa era que no hubiese mucha gente al momento de detenerlo, para que no se rebelaran y el conflicto escalase. Y así se hizo.

Cómo detuvieron a Macho

También lo tenían ubicado. Hay un grupo de whatsapp en el que están el jefe de la Policía; el de Infantería; miembros del Ministerio Público Fiscal; los fiscales, y gente del ETI (Equipo Técnico Interdisciplinario) -clave en el abordaje, porque en muchas manifestaciones hay madres con menores-. En ese concilio virtual sonó una de las primeras alarmas. Con la intención de captura emitida desde la noche anterior, no hacía falta más que salir a buscarlo por Guaymallén.

Cárcel Roberto Macho.jpg
El momento en que trasladaban al sindicalista de ATE, ya esposado.

El momento en que trasladaban al sindicalista de ATE, ya esposado.

El gobernador Suarez se enteró recién cuando la orden llegó a la Dirección General de Policía; al menos es lo que dicen tanto desde el Gobierno como en la Justicia. Lo cierto es que Macho ya aguardaba su imputación en la Comisaría Tercera.

► TE PUEDE INTERESAR: El análisis de Manuel De Paz: Cada vez es más notorio que hay dos ciudades de Mendoza

Un día en la cárcel

"Reiterancia", es la respuesta que dan en los pasillos del MPF. "Un sujeto con cuentas pendientes en la Justicia y que, sin embargo, continúa rompiendo la ley". Pero no es sólo eso: para uno de los miembros que intervino, Macho rompió un pacto tácito que se tenía con él: es que la norma no habla de cortar media calzada o la calzada entera. Está prohibido de las dos formas; pero ellos le "permitían" manifestarse si dejaba un espacio. Está claro que en ocasiones eso no se respetó, y esa falta al contrato de caballeros se la cobraron.

Ya detenido en calle Rioja, a Macho lo recibió un subcomisario, mientras pedía constantemente hablar con el fiscal Fernando Giunta -cosa que no ocurrió-. Alrededor de las 20 lo llevaron a San Felipe y, previo chequeo en el Cuerpo Médico Forense, lo dejaron solo en una celda del pabellón número 1. "Bien la comida y hasta vino un oficial a traerme una manta para que me abrigue", narró a los suyos.

Afuera ya se estaba armando un revuelo que tocaría cierto alcance nacional. En calle Peltier cuentan que dirigentes de la CGT llamaron desde Buenos Aires a miembros del Gobierno local; al menos para interiorizarse y preguntar "si no se trataba de una exageración". Macho logró capitalizar lo ocurrido realzando su propia imagen. "Quiere quedar como un mártir ahora", lanzaron a regañadientes en el Barrio Cívico.

image.png
La guardia que se montó el martes por la tarde frente a la comisaría donde estaban Macho, Iranzo y otras dos dirigentes. En primer plano, la camioneta de ATE estacionada en la puerta.

La guardia que se montó el martes por la tarde frente a la comisaría donde estaban Macho, Iranzo y otras dos dirigentes. En primer plano, la camioneta de ATE estacionada en la puerta.

Ya en horas de la mañana, Macho perdió su carácter de incomunicado y le acercaron el celular. Entre otras cosas, pensó en llamar a su madre de 75 años o a otros familiares. Pero optó por grabar el video de casi 20 minutos que momentos después ya estaba en todos los medios de Mendoza. "Yo no sabía que no se podía usar redes sociales", se excusó después, cuando se lo recriminaron. "Sí sabía; se hizo el boludo", retrucan los otros.

Se especuló mucho con que la Justicia sólo quería dejarlo una o dos noches en el penal. Casi como una advertencia. Pero altas fuentes del Poder Judicial contaron a UNO otra realidad: pretendían que Macho siguiera preso hasta el juicio. Difícil estimar cómo hubiera calado eso en el ámbito político y más en negociaciones con los sindicatos que ya estaban lo suficientemente espesas. No hizo falta pensarlo demasiado, porque un día después Macho ya estaba libre.

Internas de la Justicia

La verdadera batalla se libraba en la lapicera del juez Juan Manuel Pina. Muy cerca de los fiscales comentaron que el interés no era tanto meterlo preso a Macho, sino que la Justicia tuviera que decidir sobre el famoso artículo 194: si era delito o no. Como se sabe, un fallo dividido de la Suprema Corte ya revocó una condena contra él y Raquel Blas por hechos similares. "Que lo hubiera liberado no importaba, importaba que dijera que, para él, sí se rompió la ley. Ése es el antecedente que necesita Mendoza", dicen. O sea que pasó lo que querían.

Ahora el sindicalista, en teoría, no puede volver a cortar una calle sin volver a quedar encerrado automáticamente. Aunque en su círculo dicen que no es tan así, y que puede seguir protestando tanto como antes, haciendo uso de su derecho a manifestarse. Lo cierto es que cada quince días debe demostrar que no se ha movido del país. De hecho debutó este viernes a las once de la mañana, cuando compareció en Agustín Álvarez al 65, donde funciona el Organismo Técnico Criminológico.

Corte de calles de ATE.jpg
ATE prometió otras 72 horas de paro a partir de este lunes. Lo mismo hará el Sindicato de Trabajadores de la Educación.

ATE prometió otras 72 horas de paro a partir de este lunes. Lo mismo hará el Sindicato de Trabajadores de la Educación.

Tanto desde el peronismo como desde los gremios se dijo que la detención fue totalmente política. En primer lugar, el gremialista dice que las denuncias son incorrectas. Que no estaba donde dicen que estaba, sino reunido - ni más ni menos- con los ministros Ibañez y Fayad. Pero más allá de eso, señalan un argumento que el propio Macho también esgrime: que apenas horas antes de que se lanzara el pedido de captura, desde el Ministerio Público decidieron cambiar al fiscal, dejando a Giunta a cargo. Ese sólo movimiento, leído como totalmente inusual, ya es suficiente para desconfiar de lo que hizo la Justicia, según exponen.

Consultados, los blancos de esa acusación respondieron que Giunta no sólo es fiscal de tránsito, sino también en lo correccional y que esa flexibilidad es común en el MPF. Según averiguó UNO, está como adjunto al menos desde principios de año por algunas complicaciones de quienes cumplían esa misma función. No ven, dicen en la Justicia, ningún aspecto cuestionable en cómo accionaron.

A la fianza de Macho la pagaron sus abogados. Un equipo que a la cabeza tiene, entre otros, a un letrado joven: Marcelo López Romera. Hecha la transacción, el secretario de ATE quedó a la espera del juicio en libertad. Un proceso que, según anticipan en el Palacio Judicial, será apelado ante la Corte si sale favorable al dirigente. El fallo vigente es de la Sala Segunda, y lo que buscarán será una decisión plenaria. Es decir, de todo el tribunal.

Antes de irse, Macho les preguntó a los oficiales penitenciarios si les estaban pagando el adicional por psicofísico.

► TE PUEDE INTERESAR: Las figuras políticas coparon el palco de Los Pumas-Australia en el Malvinas Argentinas

Ganadores, perdedores y políticos

¿Quién ganó y quién perdió con todo esto? La pregunta sobrevoló cafés; canales de televisión; pasillos judiciales y, por supuesto, redacciones de diarios. En los gremios dicen que ellos, y en la política también. Ambos se ven fortalecidos, tras dos semanas en las que necesitaban sí o sí anotarse una victoria.

sesion diputados legislatura.jpg
El debate por la detención de Macho y el conflicto gremial se colaron en la sesión de Diputados este miércoles.

El debate por la detención de Macho y el conflicto gremial se colaron en la sesión de Diputados este miércoles.

Los primeros lo dicen porque el polo sindical estaba (o sigue estando) completamente desunido. Se había observado en la gran marcha del martes 26 y en concentraciones anteriores que ciertas columnas iban cada una por su cuenta, emancipadas entre sí. "Veníamos dispersos, sí. Pero esto nos va a unir. Ahora peleamos todos juntos", marcan; quizás con un dejo de voluntarismo.

Los segundos -el oficialismo- también creen que pudo ser positivo. Marcan que no sólo hicieron lo que debían hacer, porque así lo pide la ley; sino que creen haber accionado lo que les pedía la gente. "Es lo que el mendocino exige que hagamos; si no les frenamos el carro a estos tipos, nos van a seguir llevando puestos; creyendo que nuestro derecho a ir a laburar es menor que el de ellos a reclamar. Es algo bueno. Primero, para la 'marca' Cambia Mendoza; y después, como gesto de autoridad del Estado", señaló una alta fuente legislativa. Del oficialismo, claro.

Pero en la propia coalición dieron señales contrapuestas. Como contó el periodista de UNO Facundo García, tanto Omar De Marchi (PRO), como Ernesto Mancinelli (Libres del Sur) ya habían manifestado su apoyo al reclamo sindical. A eso se sumó el diputado Jorge Difonso (Frente Renovador), que este viernes recibió a los líderes del SUTE y la CTA Carina Sedano y Gustavo Correa.

Marcha SUTE y AMPROS1.jpg

"El polo sindical venía disperso, pero esto que pasa nos va a hacer pelear juntos", se entusiasman en ATE.

Aunque el legislador suele aprovechar sus chances para desmarcarse del Gobierno, y su relación con Suarez es casi nula, fueron los gremialistas quienes le pidieron reunirse hace varios días. Por eso el encuentro terminó haciéndose el viernes por la mañana, en las oficinas que tiene la coalición dentro de la Legislatura.

Qué pasará esta semana

Los docentes nucleados en SUTE y Sadop (Privados) anunciaron un paro por 72 horas y una movilización que casi con seguridad terminará a los pies de la Casa de Gobierno. El problema va a estar en los descuentos. Es casi imposible que el paro tenga las dimensiones del que se vivió dos semanas atrás, porque muchos docentes no pueden afrontar tales quitas. Se habla de hasta 24 mil pesos por los cinco días sin ir a trabajar, según simulaciones que filtraron organismos oficiales.

En el SUTE algunos especulaban con un fondo de huelga: juntar dinero para dar a los docentes y amortizar la pérdida. Desde la cúpula dicen que es inalcanzable. Ni hace falta hacer la cuenta para saber que tendrían que vender hasta los inmuebles del sindicato. Y sólo estarían pagando cinco días. En cambio, la propuesta que analizan es ofrecer ayudas económicas a casos muy particulares, como docentes que sean madres solteras y cuyo ingreso sea único en el hogar, según supo este diario.

José Thomas.jpg
Thomas dijo que Mendoza tiene un sindicato kichnerista y que no le quiso bajar la propuesta a las bases. Desde el SUTE lo desmienten.

Thomas dijo que Mendoza tiene un sindicato kichnerista y que no le quiso bajar la propuesta a las bases. Desde el SUTE lo desmienten.

A la tensión por las medidas de fuerza sólo la equilibra el encauzado diálogo con los médicos. AMPROS, que el año pasado fue un hueso muy duro de roer en la paritaria, ahora encontró un punto de encuentro con el Gobierno. Los aumentos para especialidad llegarían al 75% promedio en diciembre; y el martes harán el plebiscito, pero se descuenta que será aprobado. Los negociadores tendrán al menos un único apretón de manos con uno de los gremios más fuertes. En este contexto, suma mucho.

Pero resta ver cuánta muñeca tiene el Gobierno para sortear los tiempos que vienen. Dice no tener capital para afrontar más aumentos que los ofrecidos, pero la inercia inflacionaria está disparada. Y según las lecturas del nuevo gabinete económico, julio y agosto van a ser los peores meses en la derrota contra los precios.

De la habilidad que exhiban en el cuarto piso depende el futuro inmediato de Mendoza. Por eso es un momento bisagra.

► TE PUEDE INTERESAR: Cada vez es más notorio que hay dos ciudades de Mendoza

Temas relacionados: