Se resistió a políticas inclusivas

El intendente Ojeda destituyó a un funcionario que se negó a incorporar personas con discapacidad

Carlos Segovia era el presidente de la fundación para el Desarrollo Económico y la Promoción Empresarial de Malargüe. Se lo echó por su "arbitraria y abusiva" negativa a tomar discapacitados

El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, destituyó a un funcionario que se negó a "recepcionar a personas con discapacidad" en la fundación que presidía. El jefe comunal no le perdonó que no se alineara a su política de inclusión y tildó su actitud como "arbitaria y abusiva".

Se trata de Carlos Segovia, que era el presidente de la Fundación para el Desarrollo Económico y la Promoción Empresarial de Malargüe (F.U.D.E.P.E.M). Según se destacó en el decreto municipal 1758 publicado en el Boletín Oficial, Segovia se resistió a implementar programas que había impulsado el Ejecutivo malargüino para "brindar herramientas genuinas de desarrollo para nuestros jóvenes con capacidades diferentes".

"Su negativa expresa a fin de recepcionar personas con discapacidad en la F.U.D.E.P.E.M, resulta infundada, arbitraria y abusiva, no existiendo de forma alguna, obstáculos estatutarios que lo impidan", se puede leer en el decreto que lleva la firma del intendente Ojeda.

Según ratificaron desde la comuna, al funcionario se lo instó en reiteradas oportunidades a que recepcionara a esas personas con distintas discapacidades, y ante su expresa negativa se le pidió la renuncia, pero como tampoco accedió finalmente se lo destituyó.

Para hacerlo sólo bastó con ese decreto ya que al cargo de presidente y consejero de esa fundación se llega por designación del Poder Ejecutivo.

TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno buscará que la Legislatura apruebe el proyecto minero de Cerro Amarillo

Sin inclusión no hay trabajo para las personas con discapacidad

En el decreto con el que se lo echó de su cargo, se resalta que es "una política indiscutible del Poder Ejecutivo que el ámbito denominado F.U.D.E.P.E.M, debe ser propicio para la generación de proyectos incubados con caracteres inclusivos para la comunidad", y se remarca el impacto que tienen esos proyectos en la generación de empleo para esas personas discapacitadas: "la admisión y/o rechazo de nuevos proyectos, significa para muchos malargüinos el faltante o la incorporación de un plato de comida a su mesa".

Sucede que la fundación que presidía tenía como objetivo incentivar el proyecto de formación para personas con discapacidad.

"El proyecto de este Gobierno es incentivar esa capacitación para personas con discapacidad porque cuando ellos terminan su formación formal en el colegio y no tienen obra social no tienen luego donde capacitarse y por ende se acotan sus chances de tener un empelo. Por eso el intendente tomó un proyecto privado y lo fortaleció con distintos talleres de carpintería, herrería, cocina y otras temáticas y allí acudían más de 40 personas", aportó Paola Paleico, secretaria de Gobierno de Malargüe.

De hecho en el texto del decreto se remarca la actitud del ex presidente de la fundación como "inconciliable, entendiendo que este Intendente no cerrara las puertas de las instituciones dispuestas para el crecimiento de todos los malargüinos, en razón de decisiones infundadas y con tintes arbitrarios".

En el lugar de Segovia el Ejecutivo Municipal designó a Franco Cara, un joven de Malargüe que ahora es presidente de la Fundación para el Desarrollo Económico y la Promoción Empresarial de Malargüe.

TE PUEDE INTERESAR: Juan Manuel Ojeda afirmó que casi 1.000 municipales fueron recategorizados y otros 300 pasaron a planta