Nueva acusación

El gremialista Gustavo Correa también fue imputado por amenazas contra una funcionaria de la DGE

El fiscal Gustavo Stroppiana notificó al secretario del SUTE acerca de los hechos y la nueva imputación que pesa sobre él y otros cuatro acusados. Se suma a la de abuso sexual simple y lesiones

En esta nueva imputación, de la que Correa fue notificado el miércoles y se anticipó en el programa Séptimo Día de Canal 7, las víctimas de las amenazas referidas son Mariana Caroglio, directora de Educación de Jóvenes y Adultos de la DGE, y la empleada de la empresa de seguridad privada que efectuó la denuncia por abuso sexual simple.

El acto procesal fue dispuesto por el fiscal de instrucción Nº14 Gustavo Stroppiana, de la Unidad Fiscal de Delitos contra la Integridad Sexual.

►TE PUEDE INTERESAR: El colectivo feminista Ni Una Menos pidió apartar a Gustavo Correa del SUTE por la denuncia de abuso sexual

Se suma a la imputación dictada el pasado viernes por el fiscal Darío Nora por el delito de "abuso sexual simple en concurso real con lesiones leves dolosas" que surgió a raiz de la denuncia de la empleada del servicio de seguridad privada del edificio donde se encuentran las sedes de Educación de Jóvenes y Adultos y la UCIM, al que miembros del SUTE ingresaron por a fuerza.

Mismo día, varios delitos

A la de la denuncia por abuso sexual simple y lesiones leves dolosas se sumó una nueva investigación en contra de Gustavo Correa. Todo días después de que el sindicalista cuestionara en Séptimo Día el salario del juez de la Suprema Corte Pedro Llorente.

La causa surge por un presunto daño ocasionado en la puerta de ingreso al edificio y amenazas vertidas contra dos mujeres, la empleada de seguridad privada del lugar y la funcionaria de la DGE Mariana Caroglio, que no se encontraba presente.

Los hechos se habrían producido el 25 de noviembre, día en el que manifestantes del SUTE ingresaron por la fuerza a la sede de Educación de Jóvenes y Adultos ubicada en la Ciudad de Mendoza.

Según figura en el acta de imputación, se le atribuye a Correa haber participado (además de en una situación de abuso y lesiones) en la comisión de dos delitos: "Se abalanzaron sobre la puerta de ingreso del lugar, ocasionando en la hoja lateral del lado norte de la misma, una grieta en la zona del pestillo de seguridad, logrando entrar a UCIM, por la fuerza".

Este hecho se habría dado "mientras gritaban a viva voz (contra la denunciante) 'no te conviene, tomátelas, agarrá tus cosas, tomátelas porque esto se va a poner feo, corréte, salí, andáte. Vos calláte y andáte, de acá nadie nos saca. El edificio es de nosotros, de acá nadie nos saca, hasta que Caroglio no cambie las decisiones, no se haga cargo y venga, nosotros no nos vamos". El reclamo del SUTE a la directora e Educación de Jóvenes y Adultos de la DGE era por el cierre de cursos y secciones en diferentes puntos de la Provincia.

La mujer aseguró que esas palabras le ocasionaron temor tanto a ella como a Caroglio, cuando tomó conocimiento de lo que estaba pasando.

El fiscal decidió tras ello imputar por "daño simple en concurso real con amenazas coactivas" a Correa, quien se presentó ante la Fiscalía para ser notificado pero prefirió no declarar.

30 mujeres del SUTE brindaron su apoyo a Gustavo Correa tras la denuncia por abuso

Antes de conocerse esta imputación, tal como había anticipado Carina Sedano en diálogo con Diario UNO, el secretariado provincial del SUTE decidió mantener en su cargo de secretario gremial a Gustavo Correa pese a la denuncia por abuso sexual simple en concurso real con lesiones leves dolosas que pesa sobre él.

Mediante un comunicado expresado en las redes sociales, indicaron que se resolvió "mantener en sus cargos a los compañeros hasta que se expida la Justicia, como corresponde en un estado constitucional, democrático y social".

Para sostener esta decisión se apoyan en pruebas como un video publicado por La Mosquitera, un medio local, y el testimonio de 30 mujeres, incluida Sedano, que estuvieron en el lugar en el momento en el que supuestamente se dio el hecho que se denuncia.

"Es determinación de esta mesa creer en estas mujeres y no subestimar su palabra", señalaron.

sute abuso sexual correa.jpg
El comunicado del SUTE bancando a Gustavo Correa tras la imputación por abuso sexual simple y lesiones.

El comunicado del SUTE bancando a Gustavo Correa tras la imputación por abuso sexual simple y lesiones.

El SUTE apoya su decisión en el Protocolo Interno

El fundamento reglamentario en el que se apoya el SUTE para mantener en sus cargos a los imputados por abuso simple y lesiones Gustaco Correa, Alexis Orlando Palacio Méndez y Marcos Daniel Doña es el Protocolo Interno que refiere que es necesario que la denuncia sea de una persona afiliada al sindicato.

También reza el documento que la inhabilitación total o parcial ante la comisión de delitos procederá solo si media condena judicial, que no es el caso.

Sedano ya había revelado que también analizaron la Ley de violencia de género 26.485, y que concluyeron que tanto Correa como los otros dos imputados cumplen con los requisitos legales e internos para continuar siendo parte del gremio. "Esto es que todos se pusieron a disposición de la Justicia y están comprometidos a no entorpecer la investigación judicial", remarcó.

La lectura política del SUTE

En el comunicado, el gremio docente advierte que la "discusión central es sin dudas seguir en las calles, en los actos públicos, en las Juntas, en las escuelas debatiendo las acciones que debemos llevar adelante para continuar ganando derechos".

Y dijo del Gobierno provincial que "pretende debilitar la organización sindical constantemente".

De hecho, afirma el SUTE que "cualquier lectura contraria corre peligro de ser funcional al plan sistemático del gobierno provincial".

El hecho, la denuncia y la imputación por abuso y lesiones

El viernes 25 de noviembre, un grupo de personas con chalecos identificatorios del SUTE, hicieron un reclamo por el cierre de cursos en la sede de la Dirección de Educación Permanente de Jóvenes y Adultos de Ciudad, dependiente de la Dirección General de Escuelas (DGE), que coincide en el edificio con la sede de la UCIM.

Tras ello, una empleada de la empresa de seguridad privada que presta funciones en el edificio denunció que el secretario gremial Gustavo Correa, Alexis Orlando Palacios Mendez, Marcos Daniel Doña y otro hombre que no fue identificado la golpearon en el pecho, cuello, espalda y piernas, le jalaron el cabello, le patearon la vagina, le tocaron los pechos e intentaron bajarle los pantalones y la apoyaron por atrás.

Esto se dio, según la denuncia, luego de que los manifestantes ingresaran por la fuerza a la sede de Patricias Mendocinas 1157 de Ciudad, a las 10.30 de la mañana.

La denuncia recayó en la Unidad Fiscal de Delitos Sexuales, a cargo del fiscal Darío Nora, quien notificó a los tres acusados de la imputación por abuso sexual simple en concurso real con lesiones leves dolosas el viernes pasado y les dictó una prohibición de acercamiento a la víctima. Además, fijó una caución de $100.000.

El ingreso de los manifestantes fue registrado por un video transmitido en vivo a través de la página de Facebook del sitio La Mosquitera. En el video se puede ver a miembros del SUTE ingresando por la fuerza por la puerta de ingreso al edificio, que pertenece a la UCIM (Unión Comercial e Industrial de Mendoza) entidad que le alquila alguna de sus oficinas al gobierno escolar.

Embed

En la grabación se ve a Gustavo Correa de remera blanca contra la pared de la derecha y luego sosteniendo la reja mientras ingresan sus compañeros y compañeras. También se ve a dos hombres forcejeando con una mujer de la vigilancia privada. Momentos después, y mientras terminaban de entrar los y las manifestantes, interviene la policía. No se advierten en las imágenes escenas de abuso sexual ni antes ni después de que llegara la policía.

Temas relacionados: