Cuestionaron el salario del magistrado

"El juez de la Suprema Corte Pedro Llorente cobra lo mismo que veinte maestros"

Gustavo Correa, secretario general de la CTA Mendoza y miembro de la cúpula del SUTE, criticó que el magistrado de la Suprema Corte cobre 1.694.000 pesos, mientras un docente no llega a los cien mil.

El secretario general de la CTA mendocina y uno de los hombres más fuertes del SUTE, Gustavo Correa, criticó duramente al juez de la Suprema Corte Pedro Llorente, de 80 años de edad. Dijo que ya debería jubilarse y que, según atribuyó a comentarios hechos en el propio Poder Judicial "sólo acude a trabajar cuatro días a la semana". Manifestó no poder entender que un sólo magistrado perciba lo mismo que veinte docentes que están en actividad; lo cual es el caso puntual del supremo, quien cobra $1.694.000 de salario de bolsillo ($2.230.000 brutos). "Es lo mismo que se destina a la planta de una escuela rural que educa a 230 chicos, pero concentrado en una sola persona. Una injusticia", resumió Correa, invitado al programa Séptimo Día, de Canal Siete.

El sindicalista reabrió así el largo debate por las remuneraciones de los magistrados, y lo comparó con lo que ocurre a los afiliados de su gremio: “Hay que mejorar la distribución de la riqueza, porque en esta provincia deja bastante que desear. Es precisamente lo que buscamos hacer desde el sindicato, proponer esta discusión. Es imposible pensar que un juez de la Suprema Corte de Mendoza, como Pedro Llorente, cobre 1.300.000 pesos sólo de antigüedad (en bruto), mientras un profesor o maestro de escuela reciba lo que todos sabemos que recibe a fin de mes, que es muy bajo”, argumentó Correa.

“Si ustedes tienen chicos y los llevan mañana a la escuela, hagan el ejercicio: cuenten veinte docentes uno por uno. Cuando lleguen a veinte, bueno: eso se lleva un solo juez de la provincia de Mendoza. La verdad es que es muy injusto que tengamos las remuneraciones que tenemos y que, a su vez, en el mismo lugar, tengamos jueces que atacan a los trabajadores, que los persiguen, y que persiguen también a dirigentes gremiales, al mismo tiempo que ganan cifras astronómicas. Entonces nuestro rol es, definitivamente, achicar esa brecha y buscar que la sociedad se haga estas preguntas”, explicó.

PEDRO LLORENTE RECIBO 2.jpeg
El recibo de sueldo a nombre de Llorente marca casi 1.700.000 pesos de salario neto.

El recibo de sueldo a nombre de Llorente marca casi 1.700.000 pesos de salario neto.

►TE PUEDE INTERESAR: La Suprema Corte fijó para el martes 6 los alegatos del conflicto por la Reina de Guaymallén

Además, el sindicalista apuntó a los 35 años que lleva el juez como miembro del máximo tribunal y opinó que ya debería jubilarse: “A nosotros (docentes y demás trabajadores) nos intiman para que nos jubilemos. Y está bien que así sea. Corresponde cuando llegamos a la edad de hacerlo, cuando tenemos los años de servicio y cuando cumplimos con la antigüedad correspondiente. ¿Por qué tiene que haber excepciones? Estas cosas son las que nos movilizan a plantearles a los mendocinos la necesidad de acabar con la injusticia”, apuntó.

“Para visibilizarlo, para tener más claro la total desigualdad en la que estamos, hay que analizar qué le pasa a un juez cuando no va a trabajar un día y qué le pasa a un trabajador cuando no va a trabajar ese mismo día. Cuáles son las consecuencias para su salario y en su trabajo”, siguió el líder sindical. “No es lo mismo. De Llorente se dice, en los mismos pasillos del Poder Judicial, que sólo se presenta a su trabajo cuatro días a la semana; que va de lunes a jueves. Lo dicen los mismos empleados del Poder Judicial, no lo digo yo. Claramente no es parejo para el resto de los mendocinos. Son estas cosas las que generan inequidades adentro del mismo Estado”.

Correa fue más allá y relacionó la remuneración del colegiado con lo que invierte la provincia en algunas instituciones alejadas de la Ciudad: “Si querés otra comparación que también es válida, agarrá una escuela rural de San Carlos, por ejemplo. Una escuela que enseña a 230 pibes. Todo lo que ves ahí es el sueldo de Llorente. Es el equivalente a lo que gana ese juez; de quien, con todo respeto, tengo que insistir en que ya debería estar jubilado. Si en el oficialismo tienen la mayoría para hacerlo, ¿por qué no lo intiman a jubilarse? Sé que no se puede, pero que por lo menos movilicen a que se le pida eso”, siguió.

“Yo entiendo que hoy los jueces tienen facultades especiales: la intangibilidad de los sueldos y el hecho y jubilarse cuando ellos lo deseen. Pero eso también se podría resolver con más decisión política, en todo caso”, opinó el secretario gremial del SUTE. “Estamos hablando de alguien que cobra tres veces más de lo que cobra el mismísimo gobernador. Entonces, simbólicamente, también eso dice mucho”, estimó.

Sindicalistas en política, paritarias y cómo romper las inequidades

Correa se refirió al lugar que los referentes gremiales ocupan o buscan ocupar en el ámbito político partidario, y dijo que es una discusión supeditada a lo que hagan para favorecer a los afiliados: “Lo que teníamos que hacer este año, y creemos que lo hemos logrado, fue, primero, perder el miedo de volver a juntarnos, de hacer fuerza saliendo a las calles y ganando en ese terreno. Y segundo, no perder contra la inflación de 2022, que, como digo, sentimos que es una batalla ganada desde el debate paritario. Después se verá que pasa en los procesos de participación política de cada uno”, sentenció.

GUSTAVO CORREA SUTE Y CTA.jpg
El titular de la CTA Mendoza, Gustavo Correa, visitó 7D.

El titular de la CTA Mendoza, Gustavo Correa, visitó 7D.

También le apuntó a la cúpula de Cambia Mendoza: “Estamos en un problema, porque no vemos a Suarez y Cornejo dando una política para resolver estas cuestiones, como la que marco del salario del juez. Y sí los vemos trabajando con el ítem aula, por ejemplo. Y hay que decir que la Legislatura es hoy por hoy una escribanía. Pasa lo que quiere el oficialismo, no hay un debate franco ni hay participación. Thomas, el director de Escuelas, por ejemplo, habla de una política de Estado para los próximos 30 años, con su plan de alfabetización, pero no convoca a los trabajadores para discutir la Educación de hoy, la del presente”, criticó.

Por último, a propósito de la Casa de las Leyes, habló de representatividad en el Poder Legislativo: “Si tuviéramos a un sindicalista en la Legislatura, es probable que pudiésemos revertirlo a esto”. Su respuesta fue a una consulta puntual: si las inequidades señaladas cambiarían con una banca ocupada por dirigentes afiliados a los gremios. “Claro que es posible, por eso lo que intentamos hacer, al menos por ahora, es empujar desde el lugar de los trabajadores, y junto al acompañamiento de ellos. Para que esto se sepa y para que la sociedad comience a preguntárselo”, completó.

► TE PUEDE INTERESAR: Dalmiro Garay cuestionó los requisitos para ser juez de la Corte que propuso el PRO: "Son un exceso"