Debate en el Senado

Cornejo arremetió contra la reforma de la Corte Suprema: "Los ciudadanos precisan otras cosas"

El ex gobernador Alfredo Cornejo participó de una sesión caliente en el Congreso Nacional. Tuvo a su cargo el cierre de las intervenciones de Juntos por el Cambio y aprovechó para tirarle con todo al proyecto oficialista para reformar la Corte Suprema de Justicia. Detalles

El presidente del interbloque de senadores de Juntos por el Cambio destacó que su fuerza política "no defiende a los miembros de la Corte, sino al sistema republicano".

"Ningún miembro de nuestra bancada defiende al tribunal por sí, sino a la división de poderes", añadió. Se guardaba para más adelante muchas otras reflexiones.

►TE PUEDE INTERESAR: Cornejo volvió a mostrarse junto a Bullrich y se expresó en contra de la eliminación de las PASO

"Si creen que en la Corte hay mafiosos, usen mecanismos constitucionales para removerlos"

Cornejo advirtió que intentaría no destinar los 20 minutos que tenía en responder las acusaciones que había recibido JxC en el recinto.

Optó, en contraste, por admitir que la Justicia argentina precisa reformas, pero aclarando que a su juicio esas reformas no son las que propone el peronismo.

"Si el FdT considera que uno de los jueces es corporativo porque ha vertido algunas opiniones, yo me pregunto desde cuándo es un delito que Carlos Rozenkrantz opine de la forma en que lo hace. Que no coincida con el peronismo no puede ser algo que lo inhiba de estar en la Corte", retrucó.

Y continuó: "Por otro lado, si consideran que los otros tres magistrados son mafiosos, hay mecanismos institucionales: deberían proponer un juicio político. La solución no debe ser necesariamente aumentar la cantidad de miembros del tribunal".

►TE PUEDE INTERESAR: Daniel Orozco y Facundo Manes se encontraron en su visión "antigrieta" y su profesión de médicos

Los ciudadanos y el funcionamiento de la Corte Suprema

Otra crítica de Cornejo contra el oficialismo nacional tuvo que ver con lo que él definió como "los intereses del ciudadano de a pie".

Para el ex gobernador, la gente común no está interesada en las intrigas alrededor de la Corte Suprema.

"La mejor forma de empatizar con el ciudadano -subrayó Cornejo- es revisar lo que piensa sobre el funcionamiento de la Justicia. Frecuentemente su descontento no se relaciona con la Corte Suprema, sino con las demoras concretas en la gestión".

La postura del senador es relevante porque durante su gobierno, Cornejo impulsó una serie de reformas en la Justicia de Mendoza -de hecho acordó, junto con Anabel Fernández Sagasti (PJ), avanzar en la implementación de los juicios por jurados-. Eso le da una perspectiva muy particular.

"En Mendoza sí encaramos reformas necesarias y hoy contamos con procesos que se finalizan en menos de 30 días. El 50% de las audiencias por prisión preventiva terminan con juicios abreviados y mientras en 2016 el 70% de los privados de la libertad eran procesados, hoy ese porcentaje de ha reducido al 30%", reseñó el senador.

Para Cornejo, esos avances tuvieron efecto en la vida cotidiana. Al respecto, aseguró que en Mendoza había hasta no hace mucho 9 homicidios cada 100.000 habitantes, mientras ahora hay 4.

"Al mismo tiempo, se están resolviendo causas atrasadas y hoy las causas civiles tienen un promedio de resolución de 5 meses", expuso.

Alfredo Cornejo y su visión del diálogo

Desde la perspectiva del radical, si esas modificaciones se abordaran a nivel nacional ayudarían mucho más a mejorar la imagen de la Justicia que un cambio en la cantidad de miembros de tal o cual sala.

Cornejo sintetizó: "Si lo que pretendemos es ponernos de acuerdo en cosas trascendentales, entendamos qué está demandando nuestra ciudadanía. El pacto democrático de los argentinos hoy es por ordenar macroeconómicamente a nuestro país. Pero para acordar eso necesitamos hablar de frente. Y la verdad es que no nos tenemos la más mínima confianza entre las partes. Por eso el pacto democrático debería recrearse en empezar a ganar confianza entre nosotros".

"La ciudadanía de carne y hueso, de a pie, nos demanda que baje la inflación, mejore la inversión y aumente el empleo. Pero esos temas están muy lejos de lo que se está planteando en este proyecto", finalizó.

alfredo cornejo reforma corte suprema.jpg
Cornejo criticó duramente al proyecto oficialista para hacer que los miembros de la Corte pasen de 5 a 15.

Cornejo criticó duramente al proyecto oficialista para hacer que los miembros de la Corte pasen de 5 a 15.

►TE PUEDE INTERESAR: Sagasti pidió la reforma de la Corte y le reclamó "valentía" a Juntos por el Cambio

Los detalles de la discusión

El debate en el Senado comenzó este jueves cerca de las 15. El eje pasó por el proyecto de ley que presentó el oficialismo nacional para ampliar la cantidad de integrantes de la Corte Suprema de Justicia y pasar de los actuales 5 miembros a 15.

En realidad, el proyecto original que presentaron los jefes de la bancada del Frente de Todos -Anabel Fernández Sagasti y José Mayans- sufrió modificaciones, ya que en un principio proponía que el máximo tribunal nacional tenga 25 miembros, uno por cada jurisdicción.

Se le añadió, por otra parte, la necesidad de que exista paridad de género entre quienes se postulan para formar parte de la Corte.

Juntos por el Cambio había anticipado que no daría cuórum, pero cuando sus integrantes vieron que el Frente de Todos había conseguido sumar aliados y contaba con los senadores necesarios para sesionar, sus miembros bajaron al recinto.

Anabel Fernández Sagasti senado de la nación.jpg
Al principio no se sabía si el oficialismo conseguiría quórum, pero lo logró sumando a algunos aliados.

Al principio no se sabía si el oficialismo conseguiría quórum, pero lo logró sumando a algunos aliados.

En rigor, la iniciativa no sacaría a los actuales miembros de la Corte -Carlos Rozenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti- sino que implica que la Cámara Alta debería acordar y presentar a otros 11 integrantes propuestos por el Ejecutivo. De esta forma se pasaría a 15 miembros.

¿Qué sentido tiene esto? Hay varias lecturas posibles. Por un lado, si se sumaran jueces al máximo tribunal se licuaría el poder que tienen los actuales integrantes, que en general se han puesto en la vereda de enfrente del kirchnerismo.

Por otra parte, con esos 15 miembros se intentaría "federalizar" la Corte, es decir darle mayor representación a las provincias. Ahora bien: si se tiene en cuenta cuántas provincias gobierna el peronismo y cuántas la oposición, se ve que la mayoría son del oficialismo, y en Juntos por el Cambio juran que se intentará meter a representantes peronistas con la excusa de esta "federalización".

Otra pregunta interesante es sobre el objetivo de votar este proyecto cuando ya se sabe que en Diputados la oposición se resistirá y, en principio, el oficialismo no tendría forma de lograr la aprobación en la Cámara Baja. Acaso se trate de ubicar el tema en la agenda pública o de hacer una declamación de principios.

Y lo entretenido es que mientras todo esto pasa, el oficialismo radical de Mendoza también envió un proyecto de ley para modificar el funcionamiento de la Suprema Corte de Mendoza.

Se ve que aunque mucha gente en la calle no se apasiona con estos temas, para la política y la gestión son fundamentales. Al final, es como dijo alguna vez el cantante italofrancés Yves Montand: "Aunque no te ocupes de la política, ella se ocupará de tí".

►TE PUEDE INTERESAR: Alfredo Cornejo: "No hay un estallido como en 2001, porque también hay grieta en el que se vayan todos"