Fuerte discurso en el Senado

Sagasti pidió la reforma de la Corte y le reclamó "valentía" a Juntos por el Cambio

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti defendió al proyecto oficialista para reformar la Corte Suprema de Justicia de la Nación durante su intervención en la Cámara Alta. "Para dialogar en serio -señaló- hace falta perderle el miedo a lo que digan los diarios si uno conversa con los kirchneristas"

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti defendió enfáticamente el proyecto de ley para modificar la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Fue durante la sesión especial de este jueves en el Senado, donde la mendocina recalcó que "para dialogar en serio hay que perderle el miedo a lo que digan los diarios".

"Se pide consenso, pero el consenso que ustedes quieren es que directamente no hablemos nunca del Poder Judicial. Y lo concreto es que la Constitución nos dice que el Poder Judicial debe funcionar con leyes que emite el Congreso".

Sagasti les respondió a quienes dicen que la reforma de la Corte no está en la agenda de la gente. "Si fuera así no tendríamos al 80% de las personas con la idea de que la Justicia no funciona", destacó.

Anabel Fernández Sagasti 3.jpg

Críticas de Sagasti a la Corte: "Son 4 varones del centro del país"

"Por otra parte -añadió Anabel- la verdad fáctica es que la Corte no puede resolver la cantidad de causas que le llegan. De los 8 mil ciudadanos que van a ella en busca de Justicia, sólo el 2% obtiene una sentencia con fundamentos. Todos los demás expedientes son rechazados".

La legisladora también destacó que en junio "la Corte fijó como depósito para hacer un recurso de queja $300.000".

"Eso -aseveró- aleja a los ciudadanos del acceso a la Justicia, sin contar que no hay plazos para obtener respuestas: pueden pasar años para que el tribunal tome estos casos ¿Qué vamos a hacer, mirar para otro lado?".

Hecho ese diagnóstico, Fernández Sagasti denunció que Juntos por el Cambio critica la modificación al mismo tiempo que en provincias donde gobierna, como Jujuy y Mendoza, ha hecho intentos por modificar los máximos tribunales.

"Nosotros queremos que la Justicia funcione. Que tengamos jueces respetados y no a exabogados de grandes grupos económicos, como Carlos Rozenkrantz, que además demoran las sentencias de lesa humanidad cuando detrás hay tipos como Blaquier", fustigó la peronista.

La senadora criticó que hoy la Corte esté compuesta por "sólo 4 varones que son del centro de la Argentina, donde la cosmovisión es diferente de las otras regiones". "¿Está mal plantear que necesitamos pluralismo y perspectiva de género?", dijo.

Y cerró: "Necesitamos diálogo. Lo que pasa es que hay que ser valientes para ponerse de acuerdo, en vez de tenerles miedo a algunos diarios que los retan cuando ustedes hablan con el kirchnerismo y después los mandan al final de los programas de televisión".

Anabel Fernández Sagasti.jpg

►TE PUEDE INTERESAR: Mariana Juri, sobre el proyecto para reformar la Corte nacional: "Vamos a oponernos a esta locura"

Los detalles de la discusión

El debate en el Senado comenzó este jueves cerca de las 15. El eje pasó por el proyecto de ley que presentó el oficialismo nacional para ampliar la cantidad de integrantes de la Corte Suprema de Justicia y pasar de los actuales 5 miembros a 15.

En realidad, el proyecto original que presentaron los jefes de la bancada del Frente de Todos -Anabel Fernández Sagasti y José Mayans- sufrió modificaciones, ya que en un principio proponía que el máximo tribunal nacional tenga 25 miembros, uno por cada jurisdicción.

Se le añadió, por otra parte, la necesidad de que exista paridad de género entre quienes se postulan para formar parte de la Corte.

Juntos por el Cambio había anticipado que no daría cuórum, pero cuando sus integrantes vieron que el Frente de Todos había conseguido sumar aliados y contaba con los senadores necesarios para sesionar, sus miembros bajaron al recinto.

En rigor, la iniciativa no sacaría a los actuales miembros de la Corte -Carlos Rozenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti- sino que implica que la Cámara Alta debería acordar y presentar a otros 11 integrantes propuestos por el Ejecutivo. De esta forma se pasaría a 15 miembros.

Anabel Fernández Sagasti reforma corte suprema.jpg
Anabel Fernández Sagasti sentada junto a José Mayans.

Anabel Fernández Sagasti sentada junto a José Mayans.

¿Qué sentido tiene esto? Hay varias lecturas posibles. Por un lado, si se sumaran jueces al máximo tribunal se licuaría el poder que tienen los actuales integrantes, que en general se han puesto en la vereda de enfrente del kirchnerismo.

Por otra parte, con esos 15 miembros se intentaría "federalizar" la Corte, es decir darle mayor representación a las provincias. Ahora bien: si se tiene en cuenta cuántas provincias gobierna el peronismo y cuántas la oposición, se ve que la mayoría son del oficialismo, y en Juntos por el Cambio juran que se intentará meter a representantes peronistas con la excusa de esta "federalización".

Otra pregunta interesante es sobre el objetivo de votar este proyecto cuando ya se sabe que en Diputados la oposición se resistirá y, en principio, el oficialismo no tendría forma de lograr la aprobación en la Cámara Baja. Acaso se trate de ubicar el tema en la agenda pública o de hacer una declamación de principios.

Y lo entretenido es que mientras todo esto pasa, el oficialismo radical de Mendoza también envió un proyecto de ley para modificar la Suprema Corte de Mendoza.

Se ve que aunque mucha gente en la calle no se apasiona con estos temas, para la política y la gestión son fundamentales. Al final, es como dijo alguna vez el cantante italofrancés Yves Montand: "Aunque no te ocupes de la política, ella se ocupará de tí".

►TE PUEDE INTERESAR: Fernández Sagasti cruzó a Suarez por la reforma de la Suprema Corte: "Quiere mayoría automática"