Paquete fiscal

Así quedó el reparto de coparticipación tras la presión de los intendentes y una eliminación clave

En la media sanción no se tuvo en cuenta la modificación al artículo de Coparticipación Financiamiento Educativo que pretendiá el Ejecutivo

Uno de los que no se tuvo en cuenta fue el artículo 21 del texto original que preveía cambios en la Coparticipación del Financiamiento Educativo a Municipios.

Después de haberlo dejado de lado en los presupuestos 2023 y 2024, en este proyecto el Poder Ejecutivo insistía con poner por ley que podría retener las transferencias de los fondos que le corresponden a un municipio por el porcentaje de Financiamiento Educativo que llega desde Nación si no suscribe y cumple convenios con la DGE para la inversión de esos recursos en educación, ciencia y tecnología.

►TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno de Mendoza estudia cobrar peajes: en otras provincias las tarifas varían entre $600 y $7.600

infraestructura escolar obras dge (11).JPG

Ya durante la gestión de Suarez, la inclusión de un artículo de similares características en la ley de presupuesto había generado muchas rispideces con intendentes. Lo primero que hicieron los legisladores opositores ante este nuevo intento del oficialismo fue frenarlo y lograr su eliminación del articulado.

Cómo quedó la participación de las municipalidades en los recursos provinciales

El capítulo III, ya sin las modificaciones en la coparticipación de los fondos para infraestructura escolar, quedó con dos artículos exclusivamente referidos al Coeficiente de Equilibrio de Desarrollo Municipal, uno de los componentes de la coparticipación de recursos provinciales.

Ese coeficiente, que responde al 10% del total de los recursos a repartir, plantea diferentes porcentajes para equilibrar entre los departamentos que perciben más o menos fondos por la cantidad de población que tienen.

El Ejecutivo metió mano en esos porcentajes a raiz de las diferencias que se marcaron después del último censo, que determinó que unos departamentos crecieron mucho y otros no tanto.

Si bien la mayoría de los intendentes -y también el Ejecutivo- entienden que la discusión sobre cambios profundos y en el criterio de reparto de la Ley de Coparticipación debe darse más pronto que tarde, en este proyecto solo se debatieron los porcentajes del Coeficiente de Equilibrio teniendo en cuenta el mayor o menor crecimiento poblacional.

Natalio Mema, ministro de Gobierno, explicó que solo se decidió tocar un tercio hacia arriba o hacia abajo esos porcentajes tomando como referencia el último censo.

Dentro de esos márgenes es que los intendentes, a través suyo y de los legisladores de sus departamentos, metieron presión para lograr un porcentaje más acomodado.

La principal crítica se la llevó el alto porcentaje de Godoy Cruz, que finalmente fue bajado un poco. Lo mismo pasó con el de Las Heras y el Guaymallén, entre otros.

En contrapartida, Esteban Allasino peleó por una considerable mejora en el bajo porcentaje de Luján de Cuyo. Maipú también consiguió mejorar su monto -poco- aunque no aflojaron los cuestionamientos y los legisladores maipucinos Juan Pablo Gulino (PJ) y Cinthia Gómez votaron en contra.

Además, votaron en negativo este capítulo el diputado Gustavo Cairo, la malargüina Jimena Cogo y los dos de Rivadavia, Miguel Ronco (UCR, ex intendente de Rivadavia) y Mauricio Di Césare (UCR); y la también rivadaviense Gabriela Lizana se abstuvo.

De aprobarse en el Senado, el reparto del coeficiente de equilibrio de la coparticipación quedará de la siguiente manera:

coparticipacion coeficiente de equilibrio cambios.jpg

El proyecto pasó al Senado, que aún no define si lo tratará la semana que viene.

Temas relacionados: