Que Pablo Arancibia (33) está muy complicado en la causa por el femicidio de Florencia Romano no es novedad. Pero en la tarde de este martes se realiza la audiencia de prisión preventiva donde se conocen mayores detalles de la investigación por el femicidio de la menor de 14 años.

En el comienzo de la audiencia, Pablo Arancibia se identificó como un carnicero sin antecedentes penales y que padece ansiedad y depresión, para lo cual está medicado por un psiquiatra.

Te puede interesar...

Los fiscales de Homicidios Claudia Ríos y Fernando Guzzo tomaron la palabra, horas después del mediodía. Le pidieron al juez que mantenga la detención de Pablo Arancibia y a su vez que termine de desvincular a su pareja, Micaela Méndez, quien ya había recuperado la libertad la semana pasada.

Para esto, los investigadores enumeraron las pruebas que comprometen al hombre en el femicidio:

  • La necropsia determinó que la adolescente de 14 años fue asesinada a través de un traumatismo encefalocraneano y asfixia mecánica, es decir, fue brutalmente golpeada -tenía fracturas en el cráneo, la nariz, maxilar y tibia- y ahorcada. No murió por el corte en el cuello, que fue producido post morten.
  • Una cámara de seguridad del Metrotranvía captó a Pablo Arancibia reunirse con Florencia Romano a las 12:51 del sábado en las inmediaciones de las vías.
  • A las 18, Florencia Romano le envió a una amiga por Whatsapp la ubicación del domicilio donde ocurrió el hecho diciendo que estaba allí y que a la noche se iba a hacer un baile.
  • Además del vecino que realizó el llamado al 911 alertando sobre violencia de género, otro declaró que sintió "olor fuerte como que se estaba quemando alquitrán" y salía de la casa de Pablo Arancibia.
  • Aproximadamente a las 20, un vecino llevó en la caja de su camioneta al sospechoso hasta una estación YPF ubicada a pocas cuadras. Luego fue filmado comprando nafta y regresando caminando con el bidón.
  • La declaración del primo de Pablo Arancibia, quien lo ayudó a trasladar el cadáver de la menor de edad hasta calle Alsina creyendo que se trataba de un perro muerto.
  • El imputado por femicidio tenía rasguños y lesiones en los nudillos al momento de ser detenido.
  • En el domicilio del callejón Berra se encontraron cenizas en una cámara séptica y una mancha de sangre en el living que, según el ADN, era de Florencia Romano.

Lógicamente los abogados de los padres de la víctima fatal -Agustín Magdalena y Cristian Vaira Leyton- adhirieron a los pedidos de la Unidad Fiscal de Homicidios.

florencia romano.jpg

El defensor oficial, Rafael Manzur, estuvo de acuerdo con el sobreseimiento de Micaela Méndez y sobre Pablo Arancibia admitió que "no tengo herramientas para poder cuestionar esta teoría del caso y las evidencias que las respaldan".

El propio Pablo Arancibia dijo unas breves palabras pidiendo más seguridad en la cárcel "porque acá todo el mundo quiere matarme".

Sin mediar sorpresas, el juez Federico Martínez desligó a Micaela Méndez del expediente y dictó la prisión preventiva contra el sospechoso, quien seguirá alojado en el penal mientras avanza la causa por el femicidio por la cual arriesga una pena de prisión perpetua.