Escuchas telefónicas

En nuevos audios, Marcos Herrero involucraba a Tinelli y al padre Grassi como miembros de una red de trata

Mientras intenta hacer efectiva la prisión domiciliaria, trascendieron nuevos audios de las conversaciones que tenía el adiestrador de perros días después de realizar el rastrillaje en Potrerillos

Marcos Herrero continúa alojado en la penitenciaría pese a que hace semanas que un juez le otorgó el arresto domiciliario. Mientras busca una alternativa para hacer efectivo el domicilio, siguen trascendiendo las escuchas telefónicas que el adiestrador de perros mantuvo con distintas personas luego de realizar el rastrillaje en Potrerillos buscando restos de Viviana Luna y donde se cree que plantó huesos y cartas apócrifas.

Los audios son elementos importantes en la causa que lleva adelante el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello porque ayudan a demostrar que el rionegrino le mentía hasta a su propio entorno respecto a las evidencias que había "encontrado" en el hotel abandonado.

Embed

En una de las conversaciones que mantiene un efectivo policial de Viedma, Marcos Herrero hace referencias a las cartas donde se hablaba de un gran red de trata de personas vinculada a nombres de jueces, empresarios y políticos mendocinos. Pero en ese diálogo aseguró que "acá sale hasta Tinelli y el padre Grassi por una fundación de Santiago del Estero que trae nenes". Sin embargo, esas personalidades no están en los escritos incorporados a la causa penal.

Embed

En otra escucha telefónica mantiene una charla con Laura Ballester del Kunti K-9, una organización mendocina que también tiene perros adiestrados pero que no están avalados por las autoridades provinciales. Marcos Herrero refiere que habló con la reconocida monja Martha Pelloni quien le dijo que "estoy marcado para hacerme desaparecer" y hasta mencion a policías "checos rusas" que investigaban la muerte del fiscal Alberto Nisman y terminaron desaparecidos. "Lo que encontramos es una trata de persona a nivel prostitución de niños, mujeres y hombres a nivel Argentina. Nadie ha hecho esto", le dice Herrero a su colega.

Embed
style>.embed-container { position: relative; padding-bottom: 56.25%; height: 0; overflow: hidden; max-width: 100%; } .embed-container iframe, .embed-container object, .embed-container embed { position: absolute; top: 0; left: 0; width: 100%; height: 100%; }

Sigue detenido

Marcos Herrero continúa alojado en la penitenciaría pese a que un juez le otorgó el arresto domiciliario. Es que el adiestrador de perros ofreció la casa de Matías Luna, hijo de la desaparecida Viviana Luna y víctima de sus presuntas estafas, pero en ese inmueble de Los Corralitos no funcionaba la señal de la pulsera de rastreo satelital.

Ante la imposibilidad de conseguir otra casa -la familia de Herrero vive en Río Negro-, su abogado defensor Mauricio Cardello presentó un escrito solicitando que el control de fuga se haga mediante videollamadas de Whatsapp en lugar de una tobillera electrónica. Hasta el momento, no ha obtenido respuesta.

Mauricio Cardello 2.jpg
Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

Mauricio Cardello, el abogado defensor de Marcos Herrero.

Pruebas falsas

El 29 de septiembre pasado, Marcos Herrero llegó a Mendoza para buscar a Viviana Luna, una mujer que está desaparecida desde 2016 en la zona de Potrerillos. El hombre fue contratado en forma privada por los hijos de la víctima ya que la Fiscalía no lo aceptó como perito oficial porque no está avalado por el Ministerio de Seguridad de la Nación. Herrero se presentó en un hotel abandonado de Potrerillos que ya había sido inspeccionado por la Justicia local y en menos de media hora encontró partes de un cráneo y de un maxilar y una nota en un hotel que hacía referencia a Viviana Luna, a una red de trata de personas.

La sospecha sobre el accionar del perito privado comenzó a crecer cuando el Laboratorio de Huellas Genéticas determinó que el cráneo y el maxilar hallados en Potrerillos pertenecían a un varón. Ese mismo martes, el fiscal Pirrello se comunicó con personal de un juzgado ubicado en Río Gallegos, donde se investiga la desaparición de Marcela López (61). En esa causa Marcos Herrero encontró restos óseos con características muy similares a lo ocurrido en Mendoza: también estaban quemados, también eran partes de un cráneo y de un maxilar y no pertenecían a la mujer buscada. Finalmente una pericia determinó que pertenecían al mismo cadáver.

Marcos Herrero fue detenido el 3 de diciembre en su casa de Viedma, Río Negro. Un vecino declaró que durante el allanamiento arrojó un bolso por la medianera que también tenía varios restos óseos. Por otro lado, en un video del rastrillaje en Potrerillos se observó que el adiestrador de perros tenía un bulto en su chaleco que luego desapareció, por lo que se sospecha que allí ocultaba las pruebas que plantó.