Unión Europea

Fuerte crecimiento de las derechas en las elecciones europeas pone en jaque el gobierno de Macron

Partidos nacionalistas euroescépticos de la Unión Europea avanzaban en detrimento de socialdemócratas y liberales. Ganan en Francia y son segundos en Alemania

Por UNO

Los nacionalistas euroescépticos eran los que más crecían en las elecciones al Parlamento Europeo celebradas el domingo, lo que llevó a un debilitado presidente francés Emmanuel Macron a convocar unas elecciones anticipadas, produciendo gran incertidumbre sobre la futura dirección política de Europa.

Aunque los partidos de centro, liberales y verdes mantendrán el equilibrio de poder en el Parlamento de 720 escaños, las elecciones asestaron un duro golpe interno a los líderes de Francia y Alemania, planteando interrogantes sobre cómo las principales potencias de la Unión Europea pueden dirigir la política del bloque.

Macron respondió convocando elecciones parlamentarias, cuya primera vuelta se celebrará el 30 de junio, una arriesgada apuesta por restablecer su autoridad.

Elecciones en la Unión Europea: Emmanuel Macró convocó a parlamentarias anticipadas

Al igual que Macron, el canciller alemán, Olaf Scholz, también vivió una noche dolorosa en la que sus socialdemócratas obtuvieron el peor resultado de su historia, a manos de los conservadores democristianos y del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (AfD).

rusia - ucrania emmanuel macron.jpg

►►TE PUEDE INTERESAR: Macri cargó contra el presidente de España y lo acusó de "arrastrar" la amistad con Argentina

Sin embargo, el peso de los partidos nacionalistas euroescépticos dependerá de su capacidad para superar sus diferencias y trabajar juntos. Actualmente están divididos en dos familias diferentes, a lo que hay que añadir que algunos partidos y eurodiputados se sitúan por ahora fuera de estas agrupaciones, en el grupo de no inscritos.

“Ancla de estabilidad” e la Unión Europea

El sondeo centralizado a pie de urna mostraba que el Partido Popular Europeo (PPE), de centro-derecha, sería la familia política más numerosa de la nueva legislatura, con cinco escaños más y 181 diputados.

El resultado del PPE es una buena noticia para Ursula von der Leyen, que aspira a un segundo mandato de cinco años al frente del poderoso brazo ejecutivo de la UE. Von der Leyen necesitará el respaldo tanto de los líderes de la UE como del Parlamento.

►►TE PUEDE INTERESAR: La científica y ecologista Claudia Sheinbaum ganó las elecciones en México por amplia mayoría

"Somos el ancla de la estabilidad", dijo Von der Leyen a sus seguidores en el acto electoral del PPE en Bruselas.

"No se puede formar una mayoría sin el PPE y juntos... Construiremos un bastión contra los extremos de la izquierda y de la derecha".

Sin embargo, Von der Leyen podría necesitar también el apoyo de algunos partidos de extrema derecha, como los Hermanos de Italia de la primera ministra italiana, Giorgia Meloni, para asegurarse la mayoría parlamentaria, lo que daría a Meloni y a sus aliados del grupo Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) más influencia, aunque podría molestar a otros posibles aliados.

Preocupación de los votantes

Los socialistas y demócratas de centro-izquierda estarían a punto de convertirse en la segunda familia política más numerosa, a pesar de haber perdido cuatro eurodiputados para acabar con 135, según los sondeos a pie de urna.

Los observadores políticos atribuyen el giro a la derecha al aumento del coste de la vida, la preocupación por la inmigración y el coste de la transición ecológica, así como a la guerra en Ucrania, preocupaciones que han aprovechado los partidos nacionalistas y populistas.

"Creo que mucha gente siente que Europa no está haciendo las cosas con la gente, sino que las está haciendo por encima de la gente", indicó a Reuters en una entrevista el candidato principal de los Verdes, Bas Eickhout, al ser preguntado por los buenos resultados de la extrema derecha.

"Y creo que aquí tenemos que dar una respuesta creíble, de lo contrario, solo estamos yendo más hacia la extrema derecha", agregó, después de que los Verdes y los liberales perdieran terreno en las elecciones.

Los grupos nacionalistas euroescépticos Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) e Identidad y Democracia (ID) y los candidatos de extrema derecha de la AfD de Alemania —no afiliados aún a una familia política de la UE— obtuvieron juntos 149 escaños, lo que supone un aumento de 22, según un primer sondeo a pie de urna centralizado.

El sondeo a pie de urna preveía que los partidos proeuropeos de centro-derecha, centro-izquierda, liberales y verdes mantendrían una mayoría de 451 escaños, pero significativamente reducida en comparación con los 488 de la cámara saliente.

Los Verdes europeos, en particular, han sufrido fuertes pérdidas, reduciéndose a 53 diputados frente a los 71 del anterior Parlamento.

El sondeo a pie de urna otorgaba a ECR dos diputados más que en la última legislatura, con un total de 71, y al grupo de extrema derecha ID 13 escaños más, con un total de 62.

El número de diputados no afiliados que podrían optar por unirse a otros grupos, incluidos los euroescépticos, aumentaría en 40 hasta 102, según el sondeo a pie de urna.