Otra ex diputada fue nombrada en un cargo estatal

Este lunes se publicó el nombramiento de Beatriz Varela como directora de relaciones con la comunidad. Había dejado su banca a fines de abril

Felices los 15. Este lunes el gobierno oficializó el nombramiento de una ex diputada en un cargo estatal y se sumó al lote de los funcionarios o legisladores que dejaron su cargo para ocupar otro dentro de la esfera estatal.

En este caso, la afortunada fue la ex diputada Beatriz Varela. Según un decreto firmado el jueves de la semana pasada y publicado este lunes en el Boletín Oficial, la ex legisladora se convirtió formalmente en directora de Relaciones con la Comunidad.

Varela fue diputada provincial desde el 2014 hasta fines de abril de este año y pocas semanas después ya se sabía que su destino sería el mismo en el que fue confirmada este lunes.

No es la única

La actual funcionaria del ministerio de Seguridad no es la única que logró reciclarse dentro del Estado.

De la legislatura, y tras el recambio fueron varios los que se quedaron sin trabajo, aunque fue por poco tiempo. Los ex senadores radicales Armando Camerucci, Jorge Palero y Norma Corsino fueron a parar como gerente del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), directora de Educación de Gestión Social y Cooperativa de la Dirección General de Escuelas y como vicepresidente del directorio de la Sociedad de Transporte Mendoza, respectivamente.

Otros que tampoco deberán mirar los avisos clasificados son los ex diputados Omar Sorroche y Gustavo Villegas. En el caso del primero, fue a parar a la jefatura de Gabinete de la secretaría de Ambiente, mientras que el destino del segundo fue como consejero del Atuel en el Departamento General de Irrigación.

También el ex diputado Gabriel Balsells Miró consiguió un cargo, aunque en su caso fue el con el aval del Senado, ya que fue nombrado auditor general de la recientemente creada Oficina de Investigaciones Administrativas y Ética Pública.

El mismo respaldo legislativo consiguió Jimena Latorre, quien fuera coordinadora del gabinete de Servicios Públicos y se convirtió en directora del EPRE.

Por tres años más

El ex secretario privado del gobernador, Diego Costarelli, gracias al voto popular se convirtió en senador provincial.

El mismo camino hizo la ex subsecretaria de Desarrollo Social Marcela Fernández, quien desde el 1 de mayo y hasta el 30 de abril de 2022 será diputada por la tercera sección provincial.

Otros casos

A la multifacética Claudia Najul, que en el mismo 2017 dejó de ser senadora provincial para ocupar el cargo de ministra de Salud, tras la renuncia forzada de Rubén Giacchi, y luego se convirtió en diputada nacional, se suma ahora la salida en esa área del jefe de Gabinete, Rodolfo Montero, hermano de la vicegobernadora Laura Montero.

El gobernador lo postuló para integrar el directorio de la Fuesmen, cargo que se elige entre votantes del Estado mendocino, la UNCuyo y la Comisión de Energía Nuclear. Así, Montero llegó a ser gerente de esa entidad y su mandato es por 6 años.

Sergio Marinelli, en tanto, se convirtió en una pieza clave en la gestión de Cornejo. El ex secretario de Servicios Públicos que recaló en el Departamento General de Irrigación es hoy además el más férreo defensor del fracking para la extracción de hidrocarburos, una de las apuestas más decididas de esta gestión.

Gustavo Pinto fue desde el 2006 y tras ganar 3 elecciones seguidas intendente de La Paz por 12 años, hasta que aceptó sumarse a la lista de senadores provinciales que ganó en 2017. En mayo pasó a la Legislatura y dejó en su cargo a Diego Guzmán, quien fue director de Educación y Promoción Social y había asumido como edil apenas 2 días antes siendo elegido presidente del Concejo.

En esta nota: