En menos de ocho meses la Justicia logró condenar a Leandro Llaver, el ex empleado judicial que abusó sexualmente a una menor de 12 años en San Martín. El hombre de 32 años admitió la agresión sexual y recibió una pena de 6 años de prisión.

Desde los últimos días de agosto que Llaver está privado de su libertad tras una denuncia impulsada por la propia víctima donde aseguró que el hombre la contactó por las redes sociales, se juntó y fue violada en un departamento. El caso fue resonante ya que el sospechoso es parte del Poder Judicial, es hijo de un reconocido político del Este provincial -ver más abajo- y además poco tiempo atrás había ocurrido otro hecho similar en la zona.

El lunes pasado estaba previsto que comience el debate en su contra pero no fue necesario. La defensa de Llaver llegó a un acuerdo con el fiscal de Violencia de Género y Delitos Sexuales German Hnatow. En un juicio abreviado los jueces María Victoria Franano, Eduardo Orozco y Viviana Morici lo condenaron a 6 años de prisión, la pena mínima que se estipula para un abuso sexual con acceso carnal.

► Te puede interesar: Casa del horror en Luján: tenían relaciones delante de sus 4 hijos, les mostraban porno y los abusaban

Fuentes judiciales analizaron que en un juicio común la acusación podría llegar a tambalear ya que si bien la víctima relató lo ocurrido en la cámara Gesell y hasta el propio sospechoso admitió haberse juntado con ella -aunque negó cualquier contacto sexual-, los informes médicos no encontraron rastros evidentes de lesiones en sus partes íntimas. La misma situación ocurrió años atrás con Lucas Fernández, otro empleado judicial del Este provincial condenado en una causa similar aunque en ese caso recibió 5 años de prisión ya que la calificación quedó en tentativa, es decir, para los jueces -fueron los mismos- no alcanzó a consumar la violación.

Llaver deberá cumplir la sentencia aunque desde el 13 de diciembre pasado se encuentra en prisión domiciliaria ya que padece una enfermedad renal por la que atraviesa un tratamiento. Incluso su labor judicial la venía haciendo en forma remota desde antes de la pandemia del coronavirus. De todas formas, se especula que cuando mejore su estado de salud será enviado a la penitenciaría.

Abuso sexual en San Martín

El 28 de agosto pasado en horas de la mañana una mujer llegó con una adolescente hasta la Comisaría 12 y explicó que la menor le había confesado que había sido abusada sexualmente. La víctima narró que había conocido a un hombre por Facebook, se había juntado con él y terminó siendo agredida en un departamento. Los investigadores le pidieron el teléfono celular a la chica y tras analizar sus conversaciones lograron identificar al sospechoso. Con esta prueba se solicitó una orden de allanamiento que se materializó en la casa del hombre de 32 años, donde fue detenido.

Leandro Llaver Adaro trabajaba en un centro de digitalización del Ministerio Público Fiscal y es hijo de Daniel Llaver, un médico que es presidente del Concejo Deliberante de San Martín y en ese entonces precandidato a diputado nacional por Cambia Mendoza. El progenitor emitió un comunicado en sus redes sociales donde aseguró que se enteró de la existencia de su hijo Leandro Llaver hace 12 años y que "nunca logré entablar un vínculo fluido personal, ni transmitirle los valores que me inculcó mi familia. Lamentablemente hoy en día, no tengo ningún tipo de relación con él, ni yo, ni el resto de mi familia".