Crimen en Ciudad

La Corte nacional puso punto final al crimen de Sebastián Prado y dejó firme la condena

Jonathan Morales (37) agotó todas las instancias judiciales y no logró revertir la condena a prisión perpetua que le dictaron por el asesinato del médico Sebastián Prado en 2013

Punto final para la investigación por el crimen de Sebastián Prado (36). Así de importante fue la decisión que tomó este jueves la Corte Suprema de Justicia de la Nación tras resolver no revisar la pena contra el único condenado por el recordado asesinato del médico del Hospital Central, hecho del cual ya han pasado más de 10 años pero sin lugar a dudas fue uno de los sucesos de inseguridad que más conmocionó a la provincia.

Jonathan Morales Nievas (37) agotó todas las instancias de revisión de la pena a prisión perpetua que le dictaron en un juicio por jurados que se realizó a mediados de 2021. No logró revertir su situación ante la Suprema Corte de Justicia provincial y ahora tampoco lo concretó ante la Corte Nacional.

En un fallo que salió publicado el 13 de junio, los ministros de máximo Tribunal de Justicia del país declararon inadmisible un recurso de queja que había presentado el defensor oficial que representa legalmente a Jhonny Morales, quien entonces continuará alojado en el penal de Almafuerte cumpliendo la máxima pena.

Jonathan Morales y su defensor oficial, Víctor Banco.
Jonathan Morales fue condenado a prisión perpetua en 2019.

Jonathan Morales fue condenado a prisión perpetua en 2019.

Crimen en Ciudad

El 6 de septiembre de 2013 no fue un día más para las autoridades provinciales. La sociedad se encontró con uno de los hechos de inseguridad más conmocionantes en los últimos años. La víctima fue Sebastián Prado, un traumatólogo de 36 años que era jefe de esa especialidad en el Hospital Central.

El profesional de la Salud se encontraba sacando un auto de su domicilio ubicado en el callejón Gomara, en la Sexta Sección. Fue abordado por dos delincuentes que quisieron asaltarlo. El hombre se resistió porque arriba del vehículo estaban su esposa y sus hijos. Terminó con tres disparos que terminaron con su vida.

►TE PUEDE INTERESAR: Caso Sebastián Prado: las pruebas y los puntos oscuros del esperado juicio

Con el aporte de un testigo, Johnny Morales e Ismael Pipi Merlo (37) fueron detenidos tres semanas después. Sin embargo, el primero de ellos aportó una firme coartada: el día del hecho se encontraba trabajando en un bar. Esa versión fue avalada por el dueño del comercio. Ambos quedaron libres y la causa entró en un pantano hasta 2018.

En 2018, cuando Morales participó de otro asesinato en un asalto, su cómplice declaró que le había confesado haber participado en el crimen de Sebastián Prado y la causa se reactivó. Un año después, Ismael Pipi Merlo y Jhonny Morales se sentaron esposados en el banquillo de acusados.

►TE PUEDE INTERESAR: Pipi Merlo, que zafó del crimen del médico Sebastián Prado, recibió 12 años por otro asesinato

Un jurado popular condenó al último de ellos, pero Merlo terminó zafando. Fue la primera vez en la provincia que doce ciudadanos declararon no culpable a un sospechoso en un juicio por jurado. Merlo recuperó nuevamente su libertad en forma inmediata -dos años después fue condenado por haber cometido otro asesinato-.

Temas relacionados: