Megajuicio federal

Juicio a Walter Bento: mostraron un video de dos acusados armando un negocio para "meter al Toben"

En las imágenes se puede ver a Diego Aliaga, quien luego fue asesinado, y al abogado Jaime Alba manteniendo el diálogo en relación a Walter Bento

Este viernes finalizó la triple jornada semanal del megajuicio federal contra el ex juez federal Walter Bento y otra treintena de procesados por el presunto cobro de coimas en Mendoza. La Fiscalía Federal exhibió un video donde se ve a dos de los supuestos integrantes de la banda hablando sobre un negociado donde iban a involucrar al ex magistrado.

Varios testigos desfilaron durante la mañana y la tarde de este viernes en el debate oral y público. Al igual que el jueves, varios de ellos se refirieron a la situación de Sebastián Palumbo, un hombre condenado por contrabando que aseguró haberse negado en reiteradas ocasiones a pagar sobornos de hasta 500 mil dólares a cambio de su libertad.

Pero también se presentaron varios efectivos policiales que estuvieron a cargo de informes tecnológicos en la pesquisa. Y lo más trascendente del día fue que uno de ellos estuvo a cargo de desgrabar un video donde se puede observar un diálogo entre dos de los implicados en el expediente.

Jaime Alba Walter Bento.jpeg
Jaime Alba, uno de los abogados imputados como parte de la banda que lideraría Walter Bento.

Jaime Alba, uno de los abogados imputados como parte de la banda que lideraría Walter Bento.

La grabación fue recuperada de un disco duro externo que fue secuestrado en un domicilio del barrio Dalvian donde vivían los hijos y la expareja de Diego Aliaga, el aduanero e informante policial que fue asesinado en 2020 y que para la Fiscalía era una de las manos derechas de Walter Bento al momento de gestionar las coimas para favorecer a presos.

El video tiene una duración de 15 minutos y se trata de una conversación entre el propio Aliaga y Jaime Alba, un abogado que también sería uno de los pesos pesados en la asociación ilícita. En el fragmento se los puede ver hablando de varias cuestiones pero particularmente de una finca que iban a ir a ver con intenciones de comprarla en una suma millonaria.

► TE PUEDE INTERESAR: Caso Walter Bento: un testigo dijo que le ofrecieron "arreglar" la causa del Chino por 1,5 millones de dólares

En un momento, Jaime Alba le dice a su interlocutor que "vamos a ver la finca primero, creo yo que es mas redituable si vas a hacer una inversión que vengas a ver la finca. Después de ver la finca yo te voy a hacer un planteo de un negocio pero primero vamos a verla y te voy a decir cómo lo podemos encarar al Toben para meterlo en el negocio, pero o sea, primero vamos a ver la finca". Para la Fiscalía, Toben es una eufemismo para referirse justamente al entonces juez federal.

En el video también el abogado habla "el desgaste que hicimos. Muchos días, mucho tiempo, muchas perpetración dolosa". Según la versión de los fiscales es una expresión en referencia a uno de los modus operandi que tenía la banda para hacer caer las causas judiciales que era dejar que pase el tiempo para diluir la imputación de un sospechoso.

Diego Aliaga.jpg
Diego Aliaga fue asesinado a mediados de 2020.

Diego Aliaga fue asesinado a mediados de 2020.

Coimas en Mendoza y su vínculo con Walter Bento

A mediados de 2020 el supuesto empresario Diego Aliaga estuvo desaparecido y luego fue encontrado asesinado. Más allá de la conmoción por su crimen, comenzó a levantarse el rumor de que el hombre tenía contactos para sacar a presos de contrabando y narcotráfico en la Justicia Federal. A fines de ese año, un sospechoso de financiar una narcobanda -Walter Bardinella Donoso- fue detenido y en su teléfono celular se encontraron conversaciones que alimentaron esa hipótesis.

El fiscal federal Dante Vega estuvo siguiendo la pista hasta que decidió ordenar allanamientos, detenciones e imputaciones que se concretaron el 5 de mayo de 2021. Entre los sospechosos se encontraban el juez federal Walter Bento -actualmente destituido y detenido-, su esposa Marta Boiza y un puñado de abogados. La investigación no cesó allí ya que hubo otros avances e imputaciones a medida que pasaban los meses.

► TE PUEDE INTERESAR: Caso Walter Bento: dos testigos y un audio sobre pedidos de coimas de hasta 500.000 dólares

En líneas generales, la pesquisa sostiene que Walter Bento lideraba una organización ilícita dedicaba a gestionar coimas para darles beneficios a presos, tales como arrestos domiciliarias o la libertad. Aliaga habría sido la mano derecha del magistrado y su trabajo era contactar a las personas que caían presas por causas de contrabando o narcotráfico.

El hombre les ofrecía los beneficios a cambio de jugosas coimas que eran pagadas en dólares y hasta en inmuebles. Luego comenzaban a ser representados por alguno de los abogados acusados que presentaban escritos para que el magistrado dictaminara la salida de la cárcel.

El fiscal Vega cuenta con un centenar de testigos para sostener su acusación, además de mensajes y llamadas -generalmente mediante la aplicación Telegram- donde los sospechosos hacían referencia a los sobornos y al juez Bento con algunos eufemismos. Del otro lado, los abogados defensores sostienen que es una causa que fue armada contra el magistrado por cuestiones políticas.

Por otro lado, la acusación consideró que Walter Bento y su clan familiar se enriquecieron y lavaron el dinero que provenía de las coimas. Prueba de ello, según la Fiscalía Federal, son los centenares de viajes que realizó el matrimonio durante los últimos años, las propiedades y vehículos que adquirió y los fondos de comercios en que invirtió.

► TE PUEDE INTERESAR: Las cuatro claves para entender el megajuicio contra el juez federal Walter Bento

Temas relacionados: