El misterio terminó. Gil Pereg fue declarado culpable del doble crimen de las israelíes Phyria Sarussi y Lily Pereg. Recibió la máxima pena que contempla la legislación nacional: prisión perpetua.

Los 12 integrantes del jurado, en forma unánime, declararon culpable a Gil Pereg por los delitos de homicidio agravado por el vínculo -en perjuicio de su madre- y homicidio agravado por el uso de arma de fuego -en perjuicio de su tía-.

Gil Pereg, juicio, crimen de las israelies.jpg

De esta forma, tras una deliberación que había arrancado cerca de las 14 de este miércoles, los ciudadanos consideraron que el israelí comprendía la criminalidad del hecho al momento de cometerlo. Así lo habían solicitado en sus alegatos los fiscales Fernando Guzzo y Claudia Ríos, además de la querellante Claudia Vélez -representa a un hermano de Gil Pereg-.

En tanto que los defensores Maximiliano Legrand y Lautaro Brachetta le habían pedido al jurado que declare inimputable a su cliente o, como segunda opción, que sea culpable pero con una circunstancia extraordinaria de atenuación: que en su delirio no sabía que Phyria Sarussi era su madre al momento de matarla -en ese caso hubiera recibido una condena de entre 8 y 25 años de cárcel-.

Embed

Tras la decisión del jurado popular, en cuestión de minutos la jueza técnica Laura Guajardo condenó al israelí a la pena de prisión perpetua.

Moshe Pereg, hermano de las víctimas fatales y quien viajó a Mendoza cuando las turistas israelíes estaban aún desaparecidas, tuvo una comunicación con Radio Nihuil donde manifestó que estaba conforme con la sentencia y agradeció el trabajo de la Policía, de la fiscal Ríos y del Tribunal.

Gil Pereg (13).jpg
Los fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo y Claudia Ríos, y la querellante, Claudia Vélez.

Los fiscales de Homicidios, Fernando Guzzo y Claudia Ríos, y la querellante, Claudia Vélez.

Juicio contra Gil Pereg

Phyria Sarussi y Lily Pereg llegaron a Mendoza el 11 de enero de 2019 para visitar al hijo de Sarussi, Nicolás Gil Pereg -así se hacía llamar-, quien vive en la provincia desde hace diez años aproximadamente. Al día siguiente se reunieron con el hombre y los tres fueron juntos hasta el lugar donde vivía en condiciones de poca higiene: un predio ubicado en las inmediaciones del cementerio de Guaymallén. Desde ese momento, no fueron vistas nunca más.

Pyrhia Sarusi y Lily Pereg.jpg

Gil Pereg fue sospechoso por su extraño modo de vida -vivía como un marginal pero tenía 3 millones de pesos en su domicilio-, aunque nunca se pudo encontrar pruebas para vincularlo. La Justicia investigó el caso como una averiguación de paradero hasta el 25 de enero cuando un cotejo con una mancha hallada en su domicilio determinó que era sangre de su tía. Esa misma jornada fue detenido y al día siguiente se encontraron los cuerpos.

Lily Pereg, quien era docente de microbiología en Australia, fue ultimada de tres disparos. En tanto que la madre del acusado fue estrangulada. Ambas fueron empaladas con un hierro de construcción cuando ya estaban sin vida.