Escándalo en Tribunales

El juez Gonzalo Guiñazú, la perspectiva de género y otros de sus antecedentes polémicos

El magistrado, que hace dos años pidió su jubilación, quedó en el ojo de la tormenta luego de una audiencia donde virtió frases como "en las parejas los tratos son internos, sino, cualquier cosa es violencia de género"

El juez Gonzalo Guiñazú lleva 37 años trabajando en la Justicia. Está caminando sus últimos pasos en los Tribunales provinciales ya que se avecina su retiro. Así y todo, protagonizó un escándalo esta semana tras un cruce con una fiscal. Pero no es la primera vez que queda envuelto en una polémica.

El miércoles pasado, el juez penal colegiado mantuvo una tensa discusión con la fiscal Mariana Pedot en una audiencia de prisión preventiva contra un acusado de violencia de género.

En esa cumbre judicial, Guinazú lanzó frases como "lo que para algunos es violencia de género, para otros es habitual" y "en las parejas los tratos son internos. Si no, cualquier cosa es violencia de género".

Su resolución: le terminó dando prisión domiciliaria al hombre que tiene antecedentes violentos y está imputado por ingresar a la casa de su pareja, golpearla hasta dejarla inconsciente y empuñar un arma de fuego.

El escándalo fue el runrun judicial de la semana y los frecuentes de Tribunales recordaron otras polémicas que ha protagonizado el juez Guiñazú.

Caso Al Sur

Leonardo Medina.jpg
Leonardo Medina, el barman condenado por violar a una joven en Al Sur.

Leonardo Medina, el barman condenado por violar a una joven en Al Sur.

El magistrado fue quien juzgó al barman Leonardo Medina (34) por abusar sexualmente a una joven de 21 años en el boliche Al Sur, ubicado en Chacras de Coria, en noviembre de 2017.

Guiñazú condenó al hombre a 4 años de prisión por tentativa de abuso sexual con acceso carnal. Fundamentó que las lesiones eran superficiales -pese a que el Cuerpo Médico Forense (CMF) determinó que la víctima fue penetrada- y que la joven no pudo haber prestado consentimiento de una relación sexual porque es "baja, delgada, introvertida y virgen". El juez consideró que el acceso carnal no se concretó por falta de "lubricación".

El fallo fue apelado por la defensa -reclamando que la relación fue consentida- y por la fiscal Laura Rouselle. La Suprema Corte de Justicia se inclinó por la última postura, consideró que el acceso carnal se concretó y terminó aumentando la pena a 7 años de prisión.

Cruce con el gobernador

Andrés Di Césare.jpg
Andrés Di Césare fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Julieta González.

Andrés Di Césare fue condenado a prisión perpetua por el femicidio de Julieta González.

Gonzalo Guiñazú era uno de los jueces designados en el juicio contra Andrés Di Césare (28), quien asesinó a su pareja Julieta González (21) el 21 de septiembre de 2016 y enterró su cadáver en Cacheuta. Se trataba de una causa picante ya que en esa semana ocurrieron otros dos femicidios en Mendoza que motivaron la realización de las primeras movilizaciones feministas masivas en Mendoza. De postre, el acusado es hijo de un importante empresario del transporte.

En esos momentos comenzaba a regir una ley impulsada por el entonces gobernador Alfredo Cornejo que reorganizó la disposición de los jueces provinciales. Guiñazú alegó que la causa debía seguir ante los magistrados naturales y declaró la incompetencia. Esto le valió críticas públicas de Cornejo, quien dijo que "hay jueces que funcionan mal. No quieren cumplir la ley de juzgados plurales y lo hacen de vagos. No quieren trabajar y se sacan de encima la competencia, como el juez Gonzalo Guiñazú".

Críticas de la Corte

Otro de los juicios que lideró Guiñazú fue el de una causa que aún está impune. Se trata de la muerte de Cristian Reyes (28), un joven baleado en un procedimiento policial que se realizó el 12 de abril de 2006 en Luján de Cuyo. El policía Mario Biasori ha sido juzgado tres veces por el mismo hecho, pero siempre ha logrado zafar pese a que la acusación sostiene que forcejó con la víctima que estaba esposada y se le terminó escapando un disparo que le quitó la vida.

El segundo debate fue realizado por Gonzalo Guiñazú, quien absolvió por la duda al efectivo policial pero al mismo tiempo ordenó al Estado a indemnizar civilmente a la familia de Reyes. El fallo fue apelado por la fiscal, que había pedido una pena de 4 años de cárcel por homicidio imprudente.

Los ministros de la Suprema Corte de Justicia José Valerio, Omar Palermo y Jorge Nanclares declararon nulo el debate a mediados de 2019 haciendo duras críticas a Guiñazú por "adoptar un rol protagónico". En los juicios, los jueces pueden hacer preguntas para aclarar y mejorar la comprensión pero no para indagar e investigar. Esto último fue lo que hizo Guiñazú. "Ha excedido el marco de las facultades conferidas al efectuarse el interrogatorio de testigos. Es una clara transgresión a su deber", analizó la Corte.

También tuvieron en cuenta que el magistrado muchas veces "contestó por los testigos" y que incluso buscó a otra persona en las redes sociales, la llamó por teléfono y la llevó a declarar al juicio, tomando una actitud investigativa impropia de un juez. El debate fue declarado nulo.