Diario Uno Judiciales Gil Pereg
Hombre Gato

El condenado Gil Pereg sigue en el neuropsiquiátrico y no tiene fecha de traslado al penal

El israelí acusado de asesinar a su madre y su tía en enero de 2019, permanece internado en El Sauce y se desconoce cuándo será llevado a un penal

Nicolás Gil Pereg, de 41 años, condenado a prisión perpetua el 3 de noviembre de 2021, continúa internado en el neuropsiquiátrico El Sauce en lugar de haber sido trasladado a alguno de los penales de la provincia para cumplir su condena. Sus abogados aseguraron que no están dadas las garantías para que el israelí quede alojado en otro lugar.

Luego de sus últimas palabras ante el tribunal, el jurado popular encontró a Gil Pereg culpable por los asesinatos de su madre Phyria Saroussy y su tía Lily Pereg, en su casa de Guaymallén en enero de 2019.

gil pereg (3).jpg
En el debate, Gil Pereg aseguró que su madre y su tía siguen vivas y que están secuestradas.

En el debate, Gil Pereg aseguró que su madre y su tía siguen vivas y que están secuestradas.

Durante el juicio, el hombre gato estuvo alojado en una celda del penal Estrada, ubicado en el nuevo polo judicial ubicado en calle Plantamura, frente la cárcel San Felipe, en Ciudad.

En ese lapso de tiempo, la detención de Gil Pereg fue sin problemas, aunque estaba solo y sabía que era temporal. De todas formas, no dejó sus costumbres de orinar y defecar en el piso, ya que se niega a utilizar un inodoro porque él siente que es un gato.

nicolas gil pereg 2.jpg

Pero luego de ser condenado por los homicidios de su madre y su tía, regresó al Hospital El Sauce, donde había ingresado en el 2020 después de haber pasado un tiempo en el penal San Felipe, ya que logró adaptarse a las normas que debe cumplir todo interno.

Para los abogados de Gil Pereg, todavía no están dadas las condiciones y garantías para que sea ingresado nuevamente a algún penal, debido a que es un "psicótico".

Durante el 2020 y 2021 fue atendido por psicólogos y psiquiatras que lo trataron durante varios meses, hasta que una vez estable, y con la medicación correspondiente, estaba listo para regresar al penal, y le dieron el alta. Pero ante la posibilidad de regresar a San Felipe, Gil Pereg amenazó con quitarse la vida, por lo que permitieron que siguiera en el neuropsiquiátrico.

Gil Pereg el hombre Gato.jpg

Todo esto se conoció en el debate, en el cual declararon casi todas los profesionales que lo trataron. Varios aseguraron que siempre negocia para obtener beneficios, o realiza amenazas como éstas para conseguir lo que quiere.

Los abogados también señalaron que aún no tiene claro que fue condenado, y todavía deben despejar dudas que tiene el israelí sobre lo que pasó en el juicio.

Temas relacionados: