Declaración contundente

Juicio contra Gil Pereg: "Creo que estaba en pleno uso de sus facultades"

Lo aseguró una perito psicóloga que entrevistó varias veces al israelí, y con quien Gil Pereg realizó una fuerte alianza, a tal punto que le pidió ir a su casa

En una clara declaración del trastorno de personalidad que tiene Gil Pereg, acusado de matar a su madre y su tía, la perito psicóloga Gema Lara, detalló todos los rasgos que componen la personalidad del israelí. Aseguró que no padece de delirio ni está alienado. Luego de este contundente testimonio, la fiscalía de Homicidios desistió de cuatro testigos que estaban previstos para las próximas jornadas.

"Desde el primer día de las entrevistas, en marzo de 2019, yo no observé ni se detectó ningún tipo de alteración que implicara que no pudiera entender lo bueno de lo malo, su juicio crítico en todas las entrevistas estuvo conservado, prestó colaboración, conmigo fue muy colaborador no tuve problemas. Un vez dijo que no quería ir a la entrevista, fui a su celda le expliqué la importancia que tenía que la hiciera y accedió a hacerla", comenzó la especialista en psicología y criminología.

Detalló que Gil Pereg no estaba con esposas y que ninguno de sus comportamientos refería que fuese un peligro para los especialistas psicólogos y psiquiatras que estaban en la entrevista.

"Las conclusiones a las que llegamos es que Gil Pereg tiene un trastorno de personalidad, es un modo permanente de ser, de coexistir y de mirar el mundo que se conforma desde que es pequeño, según educación y cultura. Tiene, según lo que describimos, un trastorno esquizotípico, que significa que está alejado de las personas, con conductas extrañas, extravagantes y rareza en su forma de manifestarse, pero puede funcionar como una persona común", explicó Lara al jurado encargado de decidir si el israelí es culpable o no.

Gil Pereg (23).jpg
Juicio contra Gil Pereg: una perito psicóloga que entrevistó varias veces al israelí testificó que estaba en pleno uso de sus facultades.

Juicio contra Gil Pereg: una perito psicóloga que entrevistó varias veces al israelí testificó que estaba en pleno uso de sus facultades.

La especialista sostuvo que este tipo de personalidades tiene alterada la conducta y la efectividad, no hay compromiso con el otro, hay una desconexión moral con la sociedad. No tiene empatía.

Te puede interesar: Gil Pereg decidió no estar en la sala de debate en el tercer día de su juicio

Además, Lara dijo que tiene rasgos egocéntricos, narcisistas y antisocial. "Jamás vi una actitud de autocrítica y compasión. En la primera entrevista, cuando nos vio dijo: "¿Tan grave soy que vienen cuatro a verme?".

Aseguró que "nunca habló como gato, ni hablaba raro, mantuvo entrevistas en inglés perfectamente. Conmigo estableció una alianza mayor que con los otros peritos, me decía que el modo de mis ojos se parecían al de los gatos y me preguntaba si podía ir a mi casa a ayudarme a limpiar".

Ante esta situación, Lara manifestó: "Fue algo interesante a nivel psicopatológico el manejo cognitivo, es muy inteligente para moverse en la entrevista y con qué entrevistador enfrentarse".

"Conmigo la alianza fue fuerte, de tratar de agradar y de convencerme. Me dijo 'hagamos un tato, si me llevás a tu casa yo te contesto todo lo que querés que te conteste' y eso no era con todos los peritos", agregó Lara.

Y siguió: "En ningún momento se comportó como gato en las entrevistas. No caminaba en cuatro patas, tomaba agua y no lo hacía como un gato. Lo que él decía no era correlacionado con cómo actuaba. Dista mucho de un gato".

Lara explicó ante el tribunal: "Cuando hace como gato tiene que ver con su trastorno antisocial, donde hace una manipulación y está convencido que el entorno le va a creer. Es la desconexión moral, no es amoral, sino que tiene una versión hacia el humano y no le importa. Son reacciones desde lo simbólico de antisocial, de manipulación del ambiente para conseguir lo que quiere. Conmigo no lo hizo nunca y no lo hace en los contextos que tiene algo, un interés".

"Tiene omnipotencia y no sé si se siente superior, él cree que se siente superior. Muestra que es superior porque hace todos estos manejos", agregó.

El defensor Maximiliano Legrand le preguntó a la licenciada si Gil Pereg tenía algún problema en el contexto sexual, y Lara respondió: "Tiene un síndrome parafílico, que es una desviación en la esfera de la sexualidad cuando en edades tempranas se le enseña qué es el incesto, no toques a otros, no podés tener relaciones con tu madre, los límites en el cuerpo. En el caso de dicotomía de relación amor-odio hacia la madre, y claramente manifestó que quería tener hijos con la madre, y esto no es delirio místico sexual. Lo mismo que puede amar es con la intensidad que puede odiar".

Además, reveló que Gil Pereg confesó que penetraba a las gatas a pesar de saber que no iba a tener hijos con las gatas.

Que su madre Phyria Saroussy y su tía Lily Pereg hayan sido atravesadas con fierros luego de matarlas, también tiene que ver con la desviación sexual.

"Posterior a todo proceso, creo que estaba en pleno uso de sus facultades", aseguró la perito psicóloga Gema Lara.

Dejá tu comentario