Violencia de género

Dijo que su esposa se suicidó, pero irá a juicio acusado de un femicidio en San Martín

Un juez confirmó la detención y elevación a juicio del caso que investigó el presunto asesinato de Rosa Alfaro (53), cuyo único imputado es su esposo Gustavo Repetto (51)

La muerte de Rosa Isabel Alfaro (53), ocurrida hace más de un año, terminará de esclarecerse ante un jurado popular. Su esposo, Gustavo Ceferino Repetto (51), será juzgado como el autor del presunto femicidio en San Martín, pese a que la defensa sostiene que la mujer se quitó la vida y no fue asesinada.

Este martes se realizó una audiencia ya que el fiscal del caso, Gustavo Jadur, consideró que la investigación está lista para ir a juicio oral y público. Por el lado contrario, el abogado defensor Pedro Sosa solicitó el sobreseimiento de su cliente apuntando a que la víctima fatal en realidad se suicidó.

Sin embargo, el juez Ricardo Schulz se inclinó por la teoría de la Fiscalía. De esta forma, Gustavo Repetto deberá sentarse ante un jurado popular ya que está imputado por homicidio agravado por el vínculo, por mediar violencia de género y por el uso de arma de fuego. Bajo esta calificación arriesga una pena de prisión perpetua.

Rosa Alfaro y Gustavo Repetto.jpg
La víctima y el acusado.

La víctima y el acusado.

¿Femicidio en San Martín?

Rosa Alfaro y Gustavo Repetto eran una pareja que vivía en una finca ubicada en la localidad de Montecaseros, donde mayormente se dedicaban a la venta de animales. El 26 de mayo de 2023 por la mañana recibieron la visita de un cliente que se retiró del lugar, pero minutos después recibió un llamado del hombre que le pidió ayuda para trasladar a su esposa hasta el hospital ya que se había descompensado.

► TE PUEDE INTERESAR: Una condena y sobreseimientos por la estafa y crimen del jubilado cordobés en San Rafael

Rosa Alfaro ingresó al Hospital Perrupato en delicado estado de salud y murió a los pocos minutos. Cuando los médicos detectaron que tenía una herida de arma de fuego en el pecho, notificaron a las autoridades y se aplicó el protocolo de femicidios. Repetto quedó detenido y se realizó un allanamiento en la finca donde hallaron el arma homicida, un rifle calibre 22.

Días después se incorporó una prueba de barrido microscópico que encontró partículas de pólvora en las manos y la prendas de ropa del esposo de la víctima fatal. También se encontraron rastros en el cuerpo de la víctima, aunque en menor cantidad que el presunto agresor y particularmente en la palma de sus manos, por lo que podría haber estado en una posición defensiva al momento del ataque.

► TE PUEDE INTERESAR: El conductor que mató a dos uniformados busca alivianar su situación con el caso Montaruli como antecedente