Un procesado

Comienza el juicio por jurado por el femicidio en Guaymallén que tuvo tres hipótesis distintas

A 3 años del crimen del femicidio de María Gisela Villafañe (25), el hijo de su pareja se sentará en el banquillo de los acusados y arriesgará una potencial condena a prisión perpetua

Desde el asesinato de María Gisela Villafañe (25), ocurrido hace 3 años, la causa judicial acumuló varias hipótesis. Primero se apuntó contra su pareja como autor del femicidio, luego fueron detenidos dos jóvenes sospechados de cometer el crimen en Guaymallén en venganza por otro homicidio pero finalmente sólo uno de ellos quedó vinculado a la causa. Desde este lunes, un jurado popular tendrá la última palabra.

El cadáver de Gisela Villafañe fue hallado el 8 de mayo de 2019 en un descampado ubicado en el barrio Sueños Cumplidos. Tenía golpes en distintas partes del cuerpo y un severo traumatismo de cráneo provocado por un piedrazo que le quitó la vida.

El primer detenido por el femicidio fue Guillermo Navia, un hombre de 57 años que era la pareja de la víctima fatal. Cayó ese mismo día. Existían antecedentes de violencia de género contra Villafañe, ergo, la primera hipótesis apuntó a un femicidio.

Sin embargo, a los pocos días terminó desvinculado de la causa al girar la pesquisa hacia el hijo del sospechoso, El Humbertito Navia, y un amigo, conocido como Andrés Sosa Meza. Es que Gisela Villafañe era una testigo clave en la investigación por el crimen de su expareja Diego Quispe (34) ocurrido en noviembre de 2017. La mujer presenció el ataque armado y señaló como uno de los autores a Eduardo Sosa Meza.

María Gisela Villafañe 2.jpg
María Gisela Villafañe fue víctima del crimen en Guaymallén.

María Gisela Villafañe fue víctima del crimen en Guaymallén.

Te puede interesar: Entrevista a la pareja que tendrá un hijo de vientre subrogado: "Ojalá otras familias se animen"

Hipótesis del femicidio

La nueva teoría apuntó a que Andrés Sosa Meza junto a su amigo Humbertito Navia mataron a la mujer de un piedrazo en la cabeza para evitar que declare en el juicio por ese expediente. Y de hecho surgió la versión de que aprovecharon para abusar sexualmente a la mujer, ya que se hallaron rastros de semen del Andresito en el cadáver.

Sin embargo, no sería el punto final. Una serie de escuchas telefónicas hizo caer esta hipótesis. El fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello detectó que Villafañe había tenido una relación sexual consentida con Sosa Meza -no había lesiones en las partes íntimas de la mujer- y el joven terminó sobreseído.

Quien no sufrió la misma suerte fue Humbertito Navia. La tercera y última versión sostiene que este sospechoso mató a Gisela Villafañe porque le sacaba la plata a su padre. Quedó imputado por homicidio agravado por mediar violencia de género.

A partir del lunes 13, doce ciudadanos comenzarán a escuchar las pruebas para definir su suerte. Si el jurado se inclina por la hipótesis fiscal, el juez Diego Lusverti lo terminará condenando a prisión perpetua. En tanto que la defensa buscará probar su inocencia y apuntar a Sosa Meza como el autor del femicidio, según trascendió.

Te puede interesar: La monja Kumiko Kosaka quedó libre y seguirá siendo juzgada por el caso Próvolo 2