Para que avance la causa por el femicidio de María Gisela Villafañe (25) hubo que esperar varios giros. Y este martes fue uno más. Uno de los detenidos por el crimen en Guaymallén ocurrido hace casi 2 años quedó totalmente desvinculado del expediente.

Humbertito y Andresito eran hasta esta mañana los dos sospechosos de violar y matar a la joven. Pero uno de ellos, Andrés Sosa Meza, quedó prácticamente desligado por pedido de propio fiscal que investiga el caso.

Te puede interesar...

La acusación estaba firme ya que se encontró semen del joven en la ropa íntima de la víctima fatal y además Gisela Villafañe era testigo clave en una causa por un asesinato del cual estaba detenido el hermano del Andresito.

Sin embargo, con el correr de los meses la hipótesis se fue desdibujando. Por un lado, un testigo de identidad reservada dijo haber visto solamente al Humbertito Navia salir corriendo del descampado donde ocurrió el crimen en Guaymallén.

En tanto que desde el propio entorno de la víctima fatal aseguraron que Gisela Villafañe y el Andresito tenían relaciones sexuales, lo que explicaría la presencia de su ADN. Esto mismo declaró Sosa Meza en la causa, quien aseguró que esa noche estuvo con la joven y luego ella se fue al ser invitada por Humbertito a tomar unas bebidas alcohólicas.

Por último, fueron claves unas escuchas telefónicas que se realizaron en el celular de Sosa Meza al estar vinculado a otras causas de robos. En esas conversaciones, el sospechoso aseguraba que en el penal estaba alojado en el sector de abusadores sexuales “por algo que no hice”.

Ante esta nueva versión, el fiscal Gustavo Pirrello pidió el cese de la prisión preventiva contra el Andresito, lo cual fue avalado por un juez. De todas formas quedará detenido porque tiene una condena a 6 años y 8 meses de prisión en otras causas por asaltos.

Ahora, el investigador judicial termina de delinear el expediente para solicitar que el otro sospechoso, Humbertito Navia, vaya a juicio por jurados bajo la imputación por femicidio.

Crimen en Guaymallén

El cadáver de Gisela Villafañe fue hallado el 8 de mayo de 2019 en un descampado ubicado en el barrio Sueños Cumplidos. Tenía golpes en distintas partes del cuerpo, pero un severo traumatismo de cráneo fue lo que le quitó la vida.

El primer detenido por el femicidio fue Guillermo Navia, un hombre de 57 años que era la pareja de la víctima fatal. Cayó ese mismo día. Existían antecedentes de violencia de género contra Gisela Villafañe.

Sin embargo, terminó desvinculado de la causa al girar la pesquisa hacia su hijo, el Humbertito, y el Andresito. Con este último desvinculado –a pasos de ser sobreseído-, los pesquisas creen que Humberto Navia mató a la joven porque decía que le sacaba la plata a su padre.