Juicio por jurados

Caso Gisela Gutiérrez: "Tengo mucha bronca, me cagaron la vida", expresó el acusado del crimen

Héctor Negrucho Días, imputado por el crimen de Gisela Gutiérrez, interrumpió el relato de un testigo clave que lo acusó de matar a la joven de 24 años en julio de 2015. El acusado debió salir de la sala por unos minutos hasta que se retomó el debate

"Mi defendido se descompuso", dijo Diego Henríquez, defensor de Héctor Negrucho Días, acusado de matar a Gisela Gutiérrez (24), en medio de la primera ronda de testigos en el juicio por jurados que se inició este martes. Sigue este miércoles a las 8.30.

El juez técnico Aníbal Crivelli le ofreció unos minutos para reponerse, pero Días, le respondió que no, y mientras lloraba, exclamó: "Tengo mucha bronca. Me cagaron la vida".

Ocurrió este martes en medio de la declaración de Matías Arias, quien alquiló durante unos meses la casa del Negrucho luego de separarse de su pareja en el 2020. Este testimonio fue clave en la investigación, ya que fue el que rompió el fuerte pacto de silencio y se pudo conocer dónde estuvo Gisela Gutiérrez en la noche del 19 de julio y madrugada del 20 de julio de 2015, y qué pasó con ella.

gisela gutierrez polo judicial.jpg
Afuera del Polo Judicial, familiares y amigos de Gisela Gutierrez esperaban novedades de cómo avanza el debate.

Afuera del Polo Judicial, familiares y amigos de Gisela Gutierrez esperaban novedades de cómo avanza el debate.

El 9 de noviembre del 2020, Arias fue a una comisaría donde sostuvo que no podía vivir con su consciencia tranquila desde que supo lo que ocurrió con Gisela Gutiérrez en la casa de Héctor Negrucho Días, donde él vivió durante unos meses. Dijo que entendió por qué una pared estaba revocada y parte del techo estaba arreglado. "Fue donde impactó la bala", expresó el testigo que declaró por videoconferencia porque vive en Neuquén.

►TE PUEDE INTERESAR: Comenzó el juicio por el crimen de la joven madre cuyo cuerpo jamás fue encontrado

Declaración clave en el caso Gisela Gutiérrez

Matías Arias indicó que solía juntarse con Daniel Quiroga, conocido también como Peluca, quien está imputado en la misma causa por encubrimiento agravado. Se conocían porque es primo de su ex esposa. "Una noche fumaba y fumaba, estaba nervioso, hasta que me dijo que me tenía que contar algo pero que si abría la boca nos iban a matar a todos. Me dijo: 'El Negrucho mató a una piba acá. Andate de esta casa lo antes posible'".

gisela gutierrez hector negrucho días.jpg
Héctor Días, alias Negrucho o Tuerto, está imputado por haber asesinado a Gisela Gutiérrez en julio del 2015 en el barrio La Favorita, en Capital.

Héctor Días, alias Negrucho o Tuerto, está imputado por haber asesinado a Gisela Gutiérrez en julio del 2015 en el barrio La Favorita, en Capital.

"Quiroga me detalló lo que pasó esa noche. Me dijo que estaba con Héctor y con la chica adentro de la casa. Estaban tomando cocaína, estaban de gira y hubo una discusión. El Negrucho le había dicho a la chica que quería tener sexo y ella le dijo algo así como: 'Qué me voy a acostar con vos Tuerto'. Héctor agarró un arma que tenía arriba de la mesa y parece que no lo hizo queriendo, pero le dio un tiro en la cabeza. Fue porque ella no se quería acostar con él", explicó Arias.

Según lo que le contó Daniel Quiroga, él se quedó en shock porque no podía creer lo que había pasado y salió de la casa. "Mientras Héctor Días llamó a Marcos Quiroga, hermano de Daniel, para decirle que se había mandado una cagada, que la subieron a un Renault 12, y Héctor y Marcos se fueron, Daniel no".

Aseguró que Quiroga nunca le dijo la fecha en que ocurrió el crimen, pero sí que había pasado unos 4 o 5 años antes. Que por eso había revoque en la pared "para tapar la mancha de sangre y la mitad del techo con machimbre por el impacto de la bala".

Buscada. Gisela Gutiérrez (24) desapareció el 19 de julio de 2015.
Gisela Gutiérrez tenía 24 años, era mamá de tres hijos y esperaba el cuarto después de un abuso sexual.

Gisela Gutiérrez tenía 24 años, era mamá de tres hijos y esperaba el cuarto después de un abuso sexual.

En ese momento fue cuando Héctor Negrucho Días comenzó a tiritar y a llorar, por lo que debieron interrumpir la declaración. Si bien no quiso tomar un descanso o no estar presente en la sala de debate mientras seguía el juicio, expresó: "Tengo mucha bronca. Me cagaron la vida".

El juez Aníbal Crivelli le explicó que para permanecer en la sala debía hacer silencio, le dio 5 minutos para que se reponerse y luego continuó el debate.

►TE PUEDE INTERESAR: El caso Gisela Gutiérrez será el primero en enfrentar un jurado popular con la nueva Ley

Otros testimonios

Una mujer, que fue pareja de Días desde el 2014 y fines del 2015, poco después del crimen de Gisela Gutiérrez. Antes de entrar a la sala de debates, pidió que Héctor no estuviese presente, ya que no quería declarar ante la mirada de él.

"Siempre me decía cosas como: 'Vos no sabés de lo que soy capaz', 'Si lo hice una vez lo puedo hacer de nuevo', 'El crimen perfecto sí existe'", todas cosas que la mujer no sabía a qué hacía referencia.

Detalló que "en el invierno del 2015, un día vi que él estaba revocando una pared de su casa, pero para mi era normal porque habíamos hablado de hacer unos arreglos"

Estuvieron separados un año y cuando regresaron, en el 2016, indicó que el Negrucho jugaba con "te lo digo o no te lo digo", hasta que le expresó: "'Si te digo la verdad, vos vas a dejar a mis hijos sin padre porque me vas a mandar preso".

Agregó que "siempre tuvo un temperamento muy fuerte, y siempre decía: 'Nadie se mete con los Días'".

Sin noticias. Gisela Gutiérrez tiene 24 años.
Sus familiares aseguraron que Gisela Gutiérrez era buena madre y que no abandonaría a sus hijos. Cuando no regresó, sabían que algo malo le había pasado.

Sus familiares aseguraron que Gisela Gutiérrez era buena madre y que no abandonaría a sus hijos. Cuando no regresó, sabían que algo malo le había pasado.

La otra declaración fue de la ex esposa de Matías Arias, quien también supo sobre el crimen de Gisela. Sostuvo: "Silvana Castillo, esposa de Daniel Quiroga, me empezó a decir que Matías no alquilara la casa del Negrucho, pero no me decía por qué, hasta que me contó que hubo un homicidio. Me dijo que la habían enterrado en el dique Frías, pero le decía que no quería saber más sobre el tema".

La mujer relató que hacía muy poco tiempo que había vuelto a Mendoza, en el 2020, y que no sabía nada de la desaparición de Gisela Gutiérrez.

También declararon los padres de Gisela Gutiérrez, quienes indicaron que la última vez que la vieron fue aquella noche cuando la esperaban en la puerta de su casa, en el barrio La Favorita. Estaba a pocos metros de llegar, cuando les hizo una seña que ya regresaba, se dio la vuelta, caminó hasta la esquina, dobló y no volvieron a saber de ella.

Su hermana Mariela del Carmen Alcaya explicó que Gisela tenía mucho amor por sus hermanas, por sus hijos y sus sobrinos, pero especialmente por su mamá, con quien siempre sentía la necesidad de estar cerca. "Siempre alguien la veía, siempre sabíamos dónde estaba. Ella salía y regresaba al otro día, pero nunca pasaron más de dos días sin que nadie supiera dónde estaba".

A raíz de una abuso sexual en manada que sufrió unos meses antes de su desaparición, dijo que Gisela estaba deprimida y estaba con tratamiento psquiátrico con medicación, pero que también tomaba alcohol y "en esos momentos ella no era dueña de su persona. Podían manipularla y hacer lo que quisieran con ella".

► TE PUEDE INTERESAR: Los testigos A, D y F: las claves para pedir la elevación a juicio por el asesinato de Gisela Gutiérrez