Tristeza

Murió Kirstie Alley, la actriz de Mira Quién Habla

La actriz de Mira Quién Habla y de Cheers falleció este lunes a la edad de 71 años

Por UNO

Murió Kirstie Alley, la actriz reconocida mundialmente por la saga de películas de Mira quién habla y por la serie Cheers. La noticia fue dada a conocer este lunes por la noche fueron sus hijos los que confirmaron el fallecimiento de la artista de 71 años.

En un comunicado publicado a través de redes sociales, True y Lillie Parker, los hijos de Kirstie Alley, informaron que su madre murió debido a un cáncer. En el texto que dieron a conocer, ambos detallan: “A todos nuestros amigos, que se encuentran alrededor del mundo, nos entristece informar que nuestra increíble, feroz y amada madre falleció luego de una batalla contra un cáncer, que fue descubierto recientemente. Ella se encontró rodeada de su familia más cercana, y peleó con gran entereza, dejándonos con la certeza de su alegría eterna de vivir, y de cualquier aventura que la aguardara. Igual de icónica que fue en pantalla, ella supo ser una madre y abuela aún más asombrosa. Estamos agradecidos al increíble equipo de doctores y enfermeras que la cuidaron”.

►TE PUEDE INTERESAR: Está en Netflix y es considerada una de las mejores películas de los últimos 20 años

Por último, el texto concluye: “El entusiasmo y pasión por la vida, por sus hijos, sus nietos, y sus muchas mascotas, y eso sin mencionar el eterno disfrute que sentía al crear, no tuvieron igual y nos dejan inspirados de vivir la vida a pleno, como ella supo hacer. Les agradecemos por su amor y plegarias y les solicitamos su respeto por nuestra privacidad, en este momento tan difícil. Con amor siempre, True y Lillie Parker”.

Kirstie Alley.jpg

La carrera de Kirstie Alley

Kirstie Alley nació el 12 de junio de 1951. La actuación le interesba pero su sueño era ser decoradora de interiores. Pero cuando se mudó a Los Ángeles comenzó a ir a castings para poder mantenerse económicamente.

Fue en 1979 cuando Kirstie Alley hizo su primera aparición en la pantalla chica en una serie llamada Quark, fue un simple cameo y ni siquiera apareció en los créditos. Tres años después apareció en Star Trek II: la ira de Khan. En esa película, uno de los mejores de la saga, interpretó a Saavik.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix tiene una joya con Ryan Gosling pero solo se puede ver hasta el 14 de diciembre

Poco a poco, Alley comenzó a tener una presencia sostenida en pantalla, y aunque los roles importantes aún no llegaban, el trabajo le aportaba un sueldo para vivir. Y así fue como participó de El crucero del amor, Champions y Runaway: brigada especial. Entre 1983 y 1984, Kirstie obtuvo su primer protagónico en la serie de acción Mascarada, que fue cancelada después de una temporada.

Kirstie Alley.jpg

Sin embargo, su gran oportundiad llegaría en 1987 con la serie Cheers. Su personaje, Rebecca Howe, la nueva mánager del bar en el que transcurría la historia, debutó en la sexta temporada de esa ficción y los fans de la tira respondieron inmediatamente a su carisma y sentido del humor.

►TE PUEDE INTERESAR: Netflix tiene una película que es furor y está en boca de todos

Gracias a su nueva fama, Kirstie Alley recibió varias ofertas de trabajo, pero se interesó por una en la que podía interpretar a una madre soltera. Así fue como se convirtió en Mollie, la madre de Mira quién habla, una comedia para la que compartió protagónico con John Travolta. La otra gran estrella del film, era Bruce Willis, que le ponía su voz al bebé.

Catálogo | Mira quién habla, también

Estrenada en 1989, este film dirigido por Amy Heckerling fue uno de los mayores sucesos de taquilla de ese año. Con una inversión de apenas ocho millones de dólares, Mira quién habla recaudó casi 300 millones.

►TE PUEDE INTERESAR: Está en Netflix y es considerado uno de los mejores thrillers de la historia

Mira quién habla tuvo dos secuelas, estrenadas en 1990 y 1993, aunque el impacto no fue el mismo que el de la primera parte. Por esos años, ella protagonizó otras películas que tuvieron mayor o menor éxito, como Madhouse y Hay un muerto en mi cama. En 1995 hizo la remake de El pueblo de los malditos, en donde compartió pantalla con Christopher Reeve y en 1997 trabajó para Woody Allen en el film Los secretos de Harry.

Temas relacionados: