El megapolo comercial La Salada, de Santa Rosa, reabrió sus portones este sábado. Allí la actividad comercial había quedado suspendida por la pandemia a mediados de marzo por una medida preventiva de la municipalidad local, que fue adoptada unos días antes del primer decreto nacional que resolvió la cuarentena y el aislamiento social obligatorio.

"El martes 1 de diciembre presenté el protocolo sanitario de la empresa en la Municipalidad de Santa Rosa para que la comuna lo apruebe", informó Fernando Solorza, representante en Mendoza de La Salada, el emprendimiento comercial de Jorge Castillo. "Funcionaremos los sábados, de 5.30 hasta las 19, y el domingo, desde las 7 hasta las 17", indicó.

Te puede interesar...

La reapertura se producirá casi 9 meses después de que se resolviera su cierre preventivo por la pandemia.

"Las autoridades municipales quedaron muy conformes con el protocolo y pudimos coordinar rápido las medidas", dijo Solorza, y acotó que "ya noté mucha expectativa en Santa Rosa y recibí muchos llamados". Además agregó que "Jorge (Castillo) está manejando todo desde Buenos Aires y allí también hay muchísima expectativa por la reapertura".

A pesar de que se esperaba la organización de algún show artístico, el abogado dijo que "esto lo descartamos, porque el contexto sanitario no lo permite".

Con respeto al protocolo para la reapertura, Solorza dijo que "se han tenido en cuenta todas las normativa nacionales y provinciales y algunas sugerencias que nos ha hecho desde el departamento sanitario del municipio y que hemos tomado de muy buen grado" y acotó que estas medidas serán "como las de cualquiera de los centros comerciales y shoppings de la provincia" y enumeró: "distanciamiento, control de temperatura, ingreso único, salida única y, dado el tamaño de los puestos, quedará uno vacío entre medio de dos puestos ocupados". Además los pasillos tendrán un único sentido de circulación "para que la gente no se cruce de frente".

Pero, para Solorza, La Salada santarrosina tiene una ventaja extra: "El predio es de un tamaño grande, esta techado pero tiene la gran ventaja que todo el perímetro de la nave está abierto, lo que permite una excelente ventilación".

Por esto y por la expectativa generado, Solorza estimó que "va a ser una buena reapertura".