Protagonistas

Un mendocino participó en la carrera "más alta" del mundo y quedó en el podio

Juan Pablo García ganó el segundo lugar luego de su gran desempeño en una carrera que reúne a muchos de los mejores ciclistas del mundo

Pocas son las personas que se preparan y se animan a poner al límite su cuerpo, para buscar obtener uno de esos logros que recordarás por el resto de tu vida. Y es que hay algunos que ante todo, tienen sus objetivos, como es el caso de un mendocino, que participó en una de las carreras más difíciles de ciclismo a nivel mundial y logró quedarse con el segundo puesto.

Juan Pablo García es profesor de Educación Física y licenciado en Kinesiología. En sus tiempos libres entrena para poder hacerle frente a distintos retos de mountain bike, como lo fue el Škoda Titan Desert Morocco, un difícil carrera en Marruecos que se llevó a cabo a principios de este año. En esta ocasión, el hombre que vive en Guaymallén viajó a Chile y participó en lo que es conocida como la carrera "más alta" del mundo.

►TE PUEDE INTERESAR: Cinco amigas reciclan neumáticos y crearon un emprendimiento de diseño de columpios tejidos

WhatsApp Image 2023-11-16 at 12.49.41.jpeg
Juan Pablo García es un mendocino que dio que hablar tras su gran desempeño en la desafiante carrera.

Juan Pablo García es un mendocino que dio que hablar tras su gran desempeño en la desafiante carrera.

Una carrera límite y malabares para entrenar

Buscando esos pequeños recobecos entre trabajo y su vida junto a su familia, el docente entrenó para ponerse a prueba en la carrera llevada a cabo en el país vecino, la cual de entrada sabía que lo llevaría al límite tras conocer que "no hay otra carrera en el mundo que tenga una finalización de etapa tan alta".

Desde el lunes 6 de noviembre hasta el domingo 12, el mendocino afrontó el difícil reto que lo llevaba a recorrer más de 600 kilómetros, iniciando en Los Andes y terminando en el Pacífico. A lo largo de esta carrera, compuesta por dos etapas, el hombre debió anteponerse a complicaciones como la temperatura, el desnivel y la intensidad.

En la competencia participaron más de 40 deportistas y muchos de ellos llegaron de Europa para poder afrontar este reto repleto de pruebas que los llevaron al límite.

►TE PUEDE INTERESAR: Son amigos y dueños de una empresa de enseñanza por realidad virtual y los destacó la ONU

"Fue una carrera muy intensa, con mucho desnivel, con mucha intensidad, con etapas muy ásperas, muy duras, y un nivel técnico que en algunas etapas fue muy alto. De igual manera lo viví realmente que con mucha pasión, muy feliz y muy contento por haber participado y haber llegado" contó el hombre con una alegría que lo desbordaba tras relatar su meta personal.

Para cualquiera que no sólo no está preparado, sino que tampoco forma parte del mundo del ciclismo, hablar de una carrera de más de 600 kilómetros es una verdadera pesadilla, salvo para Juan Pablo, a quien cada complicación lo motivaba aún más: "Hay momentos difíciles, como cuando las fuerzas empiezan a flaquear, ya sea por la distancia, por la temperatura, porque no podés contactar con algún pelotón o porque estuvimos a más de 5.000 metros de altura. Para que se den una idea, esta carrera es la que tiene la etapa con la llegada más alta del mundo, porque hay una etapa que termina en un volcán que es el Zaire Kaur".

Diseño sin título - 2023-11-18T203139.305.png
El mendocino se llevó el segundo puesto en una carrera con más de 40 participantes de todo el mundo.

El mendocino se llevó el segundo puesto en una carrera con más de 40 participantes de todo el mundo.

A pesar de que uno tiene la cabeza en el objetivo, parece impensado poder disfrutar en ese momento todo lo que ocurre alrededor, pero cuando todo terminó, al recordar el recorrido, todo toma un gusto totalmente diferente, y así lo reflejó Juan, asegurando que hay cosas que no se va a olvidar en su vida: " La subida del volcán que fue algo de lo que no me voy a olvidar nunca, porque más que el físico ahí se conjuga con lo espiritual, pude terminar la etapa que fue realmente algo muy muy emocionante para mí. Después ves cosas en el desierto, o en las llanuras, como la aparición de lagunas con flamencos, o llamas caminando. También tenés heizers, que pocos lugares en el mundo lo tienen. Se puede disfrutar un poco del entorno, y es relativo cuando uno va a rueda o cuando va en un pelotón, porque realmente tenés que estar muy concentrado en la bicicleta de adelante o cómo vas tirando, y por ahí no se aprecia mucho el paisaje pero los lugares son divinos, son realmente fabulosos".

El ciclismo y una confesión que delata fanatismo

"Dentro de mis actividades por el trabajo y la familia , la mayor cantidad de horas de entrenamientos las hago los fines de semana y entre semana cuando puedo y cuánto puedo. Hago trabajos de fondo, de fuerza y también soy parte de un grupo de entrenamiento de Julio Espósito y Marielena Martín, lo que me ayuda" reveló el hombre que prácticamente hace malabares con sus horas para poder dedicarle tiempo a este deporte.

Luego de un año verdaderamente cargado, no se pone objetivos más que seguir disfrutando de este deporte que lo apasiona, pero del cual también marcó una fuerte distancia: "Yo no me considero un un ciclista, soy un amante del ciclismo pero más allá de ser un ciclista amateur o un aficionado al ciclismo, me encanta la bicicleta".

WhatsApp Image 2023-11-16 at 12.43.39 (1).jpeg
Imponente imagen de Juan Pablo con la bici y un paisaje extraordinario.

Imponente imagen de Juan Pablo con la bici y un paisaje extraordinario.

Temas relacionados: