Una pintada en la Iglesia San José, de la villa cabecera del departamento de La Paz, generó polémica y algunos debates en ese lugar pacífico del este mendocino.

Te puede interesarCómo funciona la nueva estafa que está circulando por WhatsApp

La diversidad de género, su aceptación y la utilización del lenguaje inclusivo, no es algo que todavía haya llegado con fuerza a los pueblos y zonas rurales del país y, por ende, de Mendoza.

Entonces, que la pintada en la iglesia principal advirtiendo que “Ante los ojos de Dios somos todes iguales”, generó una mezcla de sensaciones, que van desde la adhesión a la indignación, pero especialmente generando sorpresa entre los vecinos.

Ese debate se dio en la calle pero, especialmente, en las redes sociales.

Te puede interesar: Contagios en Las Heras: aislaron a empleados de un hipermercado

Tanta fue la repercusión del caso que el intendente local, Fernando Ubieta, decidió reunirse con el padre Ausberto Beto Chauque, párroco de la Iglesia San José.

“Nos pusimos a disposición para solucionar el acto de vandalismo ocurrido en la parroquia”, indicaron desde la comuna, sosteniendo que personal municipal repintará el frente de la iglesia.

Ubieta, después de la reunión, declaró que “respeto las diferentes ideas y luchas, pero eso no avala este tipo de conductas ya que, lejos de lograr dejar un mensaje o una protesta genuina, divide a la sociedad sin sentido alguno".

Luego indicó que "los diferentes puntos de vista sobre un tema se deben dirimir en los lugares adecuados sin violentar la creencias de los demás” y acotó que “debemos tener en cuenta que los derechos de una persona terminan dónde empiezan los derechos de los demás".

Te puede interesar: Quiénes cobrarán primero el bono de 10000 en junio

Te puede interesar...