La osteoporosis es la disminución de la densidad ósea, generada por la incapacidad del cuerpo para compensar esa pérdida. Afortunadamente, esta enfermedad puede prevenirse llevando a cabo un plan de alimentación saludable y de actividad física regular.

Diversos estudios han demostrado que los ejercicios de alto impacto pueden mejorar la salud de los huesos, debido a que se los somete a un cierto estrés que puede fortalecer los mismos y prevenir la osteoporosis. ¿De qué se trata?

►TE PUEDE INTERESAR: Toma asiento antes de saber qué significa dormir con medias

osteoporosis huesos dolor.jpg
La actividad física de impacto fortalece los huesos y previene la osteoporosis.

La actividad física de impacto fortalece los huesos y previene la osteoporosis.

Qué es la osteoporosis

Los huesos sufren continuamente un proceso de renovación y destrucción. Es en ese sistema donde se reemplaza el tejido más viejo por uno más nuevo, fortaleciendo los mismos y manteniendo la densidad ósea.

Sin embargo, con el paso del tiempo el proceso de destrucción de hueso supera el de renovación, de manera que esta densidad disminuye. De esa forma, el cuerpo es incapaz de compensar esa pérdida, volviendo a los huesos más frágiles, lo que conduce a la osteoporosis.

Cómo prevenir la osteoporosis con ejercicios de alto impacto

osteoporosis huesos.png

La actividad física de alto impacto incluye ejercicios que implican algún tipo de despegue del suelo, como saltar, correr, subir y bajar escaleras, levantar pesas o bailar. Estos ocasionan que debamos realizar más fuerza, ya que el movimiento triplica el de nuestro cuerpo.

¿Pero por qué la actividad física de alto impacto puede prevenir la osteoporosis? Un estudio de la Universidad de Jyvaskyla en Finlandia demostró al someter los huesos a un estrés controlado y de forma continua favorece a la fijación del calcio.

►TE PUEDE INTERESAR: Esto es lo primero que olvida una persona con Alzheimer

Por lo tanto, los ejercicios de impacto favorecen el aumento de la masa ósea y contribuyen a preservar la densidad mineral de los huesos. Sin embargo, es importante consultar con un especialista antes de comenzar a realizar una nueva actividad física.