Ciclo lectivo 2025

La rectora de la UNCuyo anunció que se tomará un examen de ingreso para entrar a los colegios secundarios

El sistema incluirá una capacitación niveladora, que ampliará las posibilidades para que chicos que no tienen un promedio de diez puedan acceder a una vacante

La rectora de la UNCuyo, Esther Sánchez, anunció que a partir del 2025, los chicos que quieran ingresar a las escuelas de la UNCuyo van a tener que rendir un examen de ingreso.

La disposición ya fue aprobada por el Consejo Superior, e incluye una capacitación previa de los alumnos y alumnas interesados en entrar a colegios de la UNCuyo, pero a la que también podrán acceder todos los estudiantes que finalicen la escuela primaria, ya el material será encontrará en una plataforma web.

La rectora destacó que para implementar este nuevo sistema contarán con la colaboración de la DGE.

Estos cambios debieron implementarse tras el récord de ingresantes que hubo en el 2023, y la polémica se que generó por ello, ya que la cantidad de chicos con promedio de 10 superó el número de vacantes disponibles.

Motivos de la UNCuyo para cambiar el ingreso a las secundarias

En el 2023 no sólo hubo un récord de inscriptos a los colegios secundarios de la UNCuyo -se postularon 3.100 alumnos, 1.000 más que en 2022- sino que, además, 1.047 de ellos tenían promedio de diez.

El problema surgió porque la UNCuyo disponía de 887 vacantes y sólo con los chicos con promedio de diez, ya quedaban 160 afuera.

Colegio Martín Zapata, una de las alternativas de la UNCuyo
Los adolescentes que se inscribieron para ingresar al ciclo lectivo 2024 y que tenían 10 de promedio, resultaron más que la cantidad de vacantes disponibles en los colegios de la UNCuyo.

Los adolescentes que se inscribieron para ingresar al ciclo lectivo 2024 y que tenían 10 de promedio, resultaron más que la cantidad de vacantes disponibles en los colegios de la UNCuyo.

►TE PUEDE INTERESAR: Polémica por el ingreso a colegios de la UNCuyo: explicaron cómo es el sistema que se usó

En su momento, la directora de Educación Secundaria de la UNCuyo, María Ana Barrozo explicó con qué sistema se determinó quiénes serían los poseedores de las vacantes, aunque todos tuvieran promedio de diez. Esto se hizo a través de un sistema informático.

Esta herramienta efectuó una selección aleatoria de los chicos con promedio de diez, distribuyendo las vacantes disponibles entre los colegios de la UNCuyo.

El conflicto de 2023 fue que muchos de estos chicos (incluso abanderados de la primaria), no consiguieron banco en primera instancia y la protesta de los padres se hizo sentir.

Cómo se resolvió el conflicto el año pasado

Tras los reclamos de las familias, la rectora de la UNCuyo y la directora de Educación Secundaria anunciaron que estos estudiantes iban a ser distribuidos de a 2, y en algunos casos de a 3, en las 31 divisiones que actualmente poseen en total en cuatro colegios dependientes de la UNCuyo: Colegio Universitario Central (CUC), el Departamento de Aplicación Docente (DAD), el Martín Zapata y el Magisterio.

La rectora explicó que se barajaron varias alternativas, entre ellas abrir una nueva división pero esto importaba no sólo un alto costo para la construcción del aula, sino también para la contratación de docentes.

Finalmente, la solución a la que se llegó dejó conformes a los padres de los alumnos con promedio 10 que esperaban poder cursar primer año en una de estas instituciones.

►TE PUEDE INTERESAR: La rectora garantizó que los aspirantes con promedio 10 tendrán banco en los colegios de la UNCuyo

Repensar el sistema de ingreso, asignatura pendiente de 2023

Si bien la polémica con los ingresantes y sus familias se resolvió en 2023, el compromiso de la UNCuyo fue repensar el ingreso para 2024, y evitar así una situación conflictiva.

Lo que declaró en esa oportunidad la directora de Educación Secundaria fue que se iba a repensar el formato de ingreso, a fin de tener en cuenta otras variables y no ólo la nota que los chicos obtienen en 5º y 6º grado. Sin embargo, hasta este jueves, no hubo noticias todavía respecto de ningún cambio en el sistema que rige desde el 2012.